El ‘boom’ petrolero de Colombia, entre dos fuegos

Marzo 11, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El ‘boom’ petrolero de Colombia, entre dos fuegos

En febrero la producción de crudo cayó a los niveles de septiembre de 2011 y fue menor en 4,8% a la de enero.

Pese a la frenéticas labores de exploración y explotación, aún es esquiva la meta del millón de barriles-día. Atentados y bloqueos en zonas petroleras se han incrementado este año.

Luego de varias décadas, Colombia logró llevar su sector petrolero a las grandes ligas por cuenta de las reformas a sus políticas en materia de hidrocarburos, pero ese ‘boom’ está hoy entre dos fuegos.El creciente número de ataques terroristas a la infraestructura —en especial contra los oleoductos Caño Limón-Coveñas y del Sur— y las protestas de comunidades en campos y pozos, tienen en vilo al sector. Tales hechos han convertido en esquiva la meta de producción de un millón de barriles diarios de crudo, que permitiría al país ubicarse en el selecto club de naciones con el mayor potencial petrolero del planeta.Ese ‘boom’ llevó a que de los US$13.500 millones de inversión extranjera que atrajo el país en 2011, US$8.800 millones se dirigieran sólo a la actividad petrolera.Colombia ya es el cuarto productor de crudo de Latinoamérica, tras haber cerrado el 2011 con 914.000 barriles-diarios. Pero en febrero de este año, hubo un retroceso al desplomarse la producción a 896.000 barriles por cuenta de situaciones ajenas a la industria.Un ejemplo de esa problemática es que en lo corrido del 2012 suman 22 los ataques contra la infraestructura petrolera. El oleoducto Caño Limón-Coveñas, que transporta el crudo desde Arauca, fue dinamitado 13 veces, y de 60 días ha operado sólo 21. El incremento en los ataques a Caño Limón en el 2011 fue del 41% con respecto al 2010, pasando de 13 a 32. En tanto que en los sistemas de oleoductos del sur, se incrementó en 63% al saltar de 32 a 51 ataques, señala un reporte entregado por Ecopetrol. El ministro de Minas y Energía, Mauricio Cárdenas Santamaría, confía en que la meta del millón de barriles se logrará, pero se abstiene de asegurar cuándo. “Queremos retomar la senda del crecimiento”, dice.La quema de carrotanques y las protestas por parte de algunas comunidades para llamar la atención del Gobierno por la nueva redistribución de las regalías, han obstaculizado la producción en algunos campos del Meta, Arauca y Casanare. Preocupan, asimismo, los bloqueos —que ya suman alrededor de 60— en este año, cifra superior a la del 2011. El año pasado, el conflicto se concentró en campo Rubiales en el Meta, al igual que en Quifa, Corcel y Guatiquía, tanto que la producción debió suspenderse durante varios días.Expansión y conflictoCamilo González Posso, director de la Fundación Indepaz, explica que “gran parte de lo que está sucediendo obedece a que la búsqueda de petróleo —que cubre unas 20 millones de hectáreas— se ha extendido a territorios o zonas de conflicto”. Ello, enfatiza, “ha generado fricciones y hostilidades protagonizadas por grupos guerrilleros como las Farc y el ELN que buscan ganar protagonismo al intensificar los atentados contra la infraestructura petrolera”.En ello coincide León Valencia, director de la Fundación Nuevo Arco Iris, al señalar que “es evidente que hay un gran auge minero-petrolero en las regiones y eso suscita controversias con las comunidades a las cuales la subversión busca sacarles provecho”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad