El billete de $ 100 mil, ¿una solución o un problema?

El billete de $ 100 mil, ¿una solución o un problema?

Septiembre 29, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El billete de $ 100 mil, ¿una solución o un problema?

Estos personajes colombianos serán la nueva imagen de los billetes de $100.000, $50.000, $20.000, $10.000, $5000 y $2000.

Si con uno de $50.000 aún hay problemas para hacer pagos pequeños, cómo será con el de mayor denominación que circulará en 2016. Voces sobre el tema.

Desde ya los usuarios ven la llegada del billete de $100.000 como un lío. Los comerciantes opinan que podrá ser así en una  primera instancia y los banqueros dicen que aumentará el uso del dinero plástico.

Lea también: Billete de $100 mil empezará a circular en el 2016

Los  primeros dicen que será un lío porque si  hoy lo es para cambiar un billete de $50.000, ¿cómo será con uno de $100.000?

 Los comerciantes les dan la razón hasta cierta parte. El nuevo  billete podrá generar malestar e  impacto en el comercio, pero en el mediano plazo será favorable. 

Yoiner Peláez, presidente de Grecocentro, gremio que agrupa a centros comerciales del centro de Cali, dice que  los billetes de alta denominación tienen  generalmente dos efectos en el consumo.

“En primera lugar  un golpe sicológico y genera contrariedad porque se vuelve engorroso cambiar un billete tan alto y en algunos casos el comprador se siente obligado a adquirir más productos, pero  con el tiempo creo que eso favorecerá al comercio e incentivará el consumo”, dijo.

Por otro lado, afirmó que en materia de seguridad es mejor tener billetes de alta denominación para no dar la sensación a la delincuencia de que se maneja mucho dinero y evitar ambientes propicios para el hurto. 

 Guillermo Botero, presidente de  Fenalco, sostuvo  que el billete de $100.000 es necesario para la economía, pues aunque la inflación no se ha desbordado, el país sí ameritaba un cambio que haga más fácil algunas transacciones.

“Cuando se emitió el billete de $50.000 se argumentaron muchas cosas, que cómo se iba a pagar una menta con esta denominación, pero todos se acostumbraron”, dijo.

Agregó que países como Estados Unidos han tenido casi por un siglo el billete de US$100 y todos lo manejan sin problema.  “No vamos a esperar a vivir lo que pasa en Venezuela que tiene un billete de máxima denominación de 100 bolívares y para comprar una computadora tienen que llevar una caja de estos”. 

Pero otra cosa piensan los ciudadanos. Jessica Lorena Agudelo tiene una miscelánea en Cali y  considera que  un billete de $100.000 evidencia la pérdida del poder adquisitivo. “Una quincena de una persona que gane el mínimo se puede pagar con tres billetes, eso nos muestra que el dinero ha perdido mucho valor”, dice.

Pero también  le preocupaque la puesta en marcha del nuevo billete genere problemas con los consumidores a la hora de hacer compras, pues “ahora será  complicado que  alguien venga a comprar   un producto barato con ese billete”.

Menos efectivo 

Santiago Castro, presidente de la Asobancaria,  considera que el Emisor con la emisión de nuevos billetes responde a una necesidad del mercado, pero  aseguró que una de las batallas que el gremio libra es tratar de reducir el uso del efectivo en Colombia “y dentro  de esa meta se busca que Colombia tenga  la menor cantidad de billetes de alta denominación. 

Sin embargo, la preocupación   no es en sí el billete, sino la lucha contra uso excesivo del efectivo para buscar una mayor bancarización”, destacó. 

Agregó que debido a gravámenes como el de las transacciones financieras, a la informalidad y hasta la criminalidad, el país tiene altas tasas de uso del efectivo, lo cual impide avanzar en el proceso de bancarización.

El Banco de la República argumentó que la decisión de emitir un billete de alta denominación se toma teniendo en cuenta  el  ingreso per cápita y el monto del salario mínimo en el país, pues  a medida que crecen estas variables, aumenta el valor de las transacciones y el uso de los billetes de mayor denominación.  

“Desde el año 2000, cuando se emitió el billete de $50 000, el PIB per cápita  se triplicó y el salario mínimo se duplicó. Sin embargo, las denominaciones de billetes se han mantenido inalteradas, por lo cual en Colombia el equivalente en dólares del billete de $50.000 es de US$17, inferior al de otros países de la región y de la gran mayoría de países desarrollados”, justificó el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad