"El billete de $100.000 no es necesario ahora": Santiago Castro, presidente Asobancaria

"El billete de $100.000 no es necesario ahora": Santiago Castro, presidente Asobancaria

Febrero 25, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Santiago Castro Gómez, presidente de Asobancaria.

El presidente de la Asobancaria, dice que lo que se necesita es que los usuarios usen medios electrónicos.

Aunque apenas lleva dos meses como presidente de la Asobancaria, gremio que agrupa a los bancos del país, el caleño Santiago Castro ha tomado las banderas del sector con nuevas propuestas para mantener la sostenibilidad y el crecimiento del sistema financiero.Aseguró que la banca no le teme a la competencia, en referencia al surgimiento de las Sociedades Especializadas en Depósitos y Pagos Electrónicos, entidades que nacieron con la Ley de Inclusión Financiera aprobada en diciembre pasado y que se dedicarán a recibir depósitos de los colombianos para hacer pagos electrónicos a costos más económicos. Castro también expuso las razones por las que los bancos rechazan la inminente emisión del billete de $100.000, pues consideran que fomentaría la ilegalidad. Además propone que el Gobierno Nacional prohiba, en todos los niveles nacional y departamental, hacer transacciones que no sean por medios electrónicos para disminuir el uso del efectivo. ¿Por qué la banca quiere que los colombianos usen menos efectivo?El tema de la reducción en el uso del manejo de dinero en efectivo nada tiene que ver con buscar que haya más clientes o más ingresos para los bancos, es más hoy existen muchos productos como Daviplata, el Monedero Digital, entre otros, que tienen en este momento costo cero para el cliente.El objetivo de disminuir el uso del efectivo tiene que ver con tener unas transacciones más seguras, una menor informalidad atada a menos ilegalidad y menos evasión, para el Gobierno sería un gana gana.Pero la gente en general piensa que la banca cobra por todo...Hay un tema cultural que surgió en Colombia después de que nació el impuesto a las transacciones financieras (4x1000), que lo cobran los bancos pero es para plata del Estado. Los colombianos tienen que saber que usar una tarjeta débito para una compra no tiene costo, el que paga una comisión es el comercio que vende el producto o el servicio. Lo que vemos es que hay barreras culturales que incentivan el uso del efectivo, cuando no es necesario cargar la plata en el bolsillo, además con un manejo electrónico las personas pueden tener un mayor control sobre sus gastos.¿Qué tanto hemos avanzado en Colombia en ese punto?El Gobierno no tiene un plan claro en este tema, por ejemplo, se hubiera podido aprovechar el Plan Nacional de Desarrollo para fijarse metas como en 10 años tener una sociedad sin efectivo o por lo menos que la preferencia por el uso del efectivo llegue al 30% o 20% (se estima que hoy está en el 48%). La bancarización en Colombia está en el 72 % de la población, lo cual es un nivel aceptable para el desarrollo del país, pero una buena parte son personas que tienen un solo producto.¿Cómo se podría fomentar el mayor uso de los medios electrónicos?La inclusión financiera requiere un liderazgo por parte del Gobierno y reglamentaciones específicas que sean detonantes, por ejemplo, la prohibición en todos los niveles del Gobierno, nacional, departamental y municipal de hacer transacciones que no sea por medios electrónicos ayudaría mucho. En diciembre se aprobó la Ley de Inclusión Financiera que busca que las personas hagan pagos, giros por medios electrónicos y a bajos costos, ¿la banca cómo enfrentará esta competencia? La banca no le tiene miedo a la competencia, la Ley lo que hizo fue crear nuevos instrumentos masivos para el uso de medios electrónicos en servicios de pagos o ahorro, y que estos lleguen a la base de la pirámide, es decir, a la mayoría de la población.Pero mientras esa Ley estaba siendo aprobada, la banca ya tenía instrumentos para llegar a más gente, como los cientos de corresponsables bancarios que hoy existen. Podemos decir que nos adelantamos a esas normas y que en este momento con la tecnología y las capacidades que existen podemos disponer de un cubrimiento de todos los municipios del país.Pero la ley dice que hay que crear entidades especializadas que presten estos servicios...Los bancos pueden crearlas, pero también terceros. Bienvenida esa competencia y si eso nos ayuda a avanzar en bancarización y reducir el uso de efectivo, pues es un plus adicional. Lo único que advertimos es que se haga la más estricta vigilancia y que tengan los mismos controles que hoy se tienen de instrumentos financieros tradicionales por parte de la Superintendencia Financiera porque si no estaríamos creando dos mundos financieros diferentes con un gran riesgo sistémico. El sector bancario no puede dejar que se creen factores que minen la confianza, porque si una entidad entra en problemas se puede contagiar todo el sistema.¿Por qué el sector financiero no quiere un billete $100.000? Hemos expresado que entendemos las razones técnicas que llevan al Banco de la República a emitir este billete, pero hay inconvenientes, si vamos a luchar contra el uso de efectivo, si vamos a luchar contra la corrupción pues con un billete de esa denominación le estamos facilitando el trabajo a los ilegales y contribuyendo a la informalidad.Hace 15 años cuando salió el billete de $50.000 no había banca digital, ni medios electrónicos de pago, ahora sí los hay y tenemos mecanismos para prescindir de ese billete. No creemos necesario un billete de tan alta denominación y no es bueno para la seguridad de los colombianos.¿El sector financiero tiene afectación por el tema petrolero?Hay efecto colateral, en el país el sector minero ha estado apalancado por inversión extranjera directa, por lo que no vemos una afectación por ese frente. El crédito de consumo se está comportando bien y el de vivienda continuará con un crecimiento igual al del año pasado que fue del 5 %.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad