El atraso en las obras del túnel de La Línea afectará al Valle del Cauca

El atraso en las obras del túnel de La Línea afectará al Valle del Cauca

Febrero 05, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
El atraso en las obras del túnel de La Línea afectará al Valle del Cauca

Mejorar las vías del país, así como la educación y mayor inversión en tecnología son los puntos que debe optimizar Colombia para ser competitiva.

El futuro del comercio exterior vallecaucano y nacional podría verse afectado por el atraso en las obras del túnel de La Línea, denunciado por la Contraloría de la República, ya que la conexión Bogotá-Buenaventura y viceversa es la más importante del país para las operaciones de exportación

El futuro del comercio exterior vallecaucano y nacional podría verse afectado por el atraso en las obras del túnel de La Línea, denunciado por la Contraloría de la República, ya que la conexión Bogotá-Buenaventura y viceversa es la más importante del país para las operaciones de exportación e importación.La preocupación fue esbozada ayer por Juan Martín Caicedo Ferrer, presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, CCI, el Comité Integremial del Valle y la Asociación de Pequeñas y Medianas Industrias, al abogar para que se aclaren pronto las dudas en torno al avance de las excavaciones y trabajos de perforación del túnel de casi 10 kilómetros de longitud. “No sería bueno que siguiéramos en la construcción de más tramos y kilómetros de doble calzada, cuando en el Alto de la Línea hay un cuello de botella. Es un corredor clave por el alto volumen de carga que se mueve en esa vía”, indicó Caicedo Ferrer.Por el puerto de Buenaventura se realiza el 60% del comercio exterior colombiano, y con túnel de La Línea los camiones se ahorrarían 80 minutos de viaje en promedio al atravesar la Cordillera Central hacia Bogotá y el centro del país.Cabe recordar, que por el terminal marítimo vallecaucano en el 2010 se movilizaron 12 millones de toneladas de carga y para el 2015 se espera que sean unas 15 millones, por lo que la megaobra es fundamental para el nodo porturio del Pacífico.La entrega del túnel estaba proyectada para principios del 2013, y con la demora ese tiempo podría ser eventualmente mayor.Las anomalíasDe acuerdo con una visita de la Contraloría General, el avance de la megaobra acusa un atraso del 42% frente al compromiso que asumió el Consorcio Unión Temporal Segundo Centenario, cuyos socios son los mismos que construyen la vía Bogotá-Girardot y el túnel de Sumapaz. Caicedo Ferrer reveló que el ministro del Transporte, Germán Cardoba, le comunicó a la CCI que el 28 de febrero se hará un corte de cuentas a las obras. “Confiamos en que se aclaren ese día las dudas y el tema financiero”, subrayó.Sobre este último aspecto —el financiero— la visita de la Contraloría halló un supuesto manejo inapropiado de los recursos girados por el Invías al contratista. El contralor delegado para la infraestructura, Nelson Izáciga León, dijo que estableció una inversión en obra de $138.000 millones, mientras el Invías ha entregado $317.000 millones. O sea, que no hay claridad sobre los restantes $179.000 millones. “Esa diferencia pone en riesgo dineros públicos”, enfatizó. “Ese es un tema que deben resolver el 28 de febrero el Ministerio, la entidad contratante y el consorcio contratista para bien del proyecto”, respondió Caicedo Ferrer.Por su parte, Germán Jaramillo, presidente del Comité Integremial del Valle, se declaró “sorprendido” por los hallazgos de la Contraloría, porque según “teníamos entendido, las obras del túnel de La Línea iban de acuerdo al cronograma trazado”.Ese retraso, enfatizó, podría impactar negativamente en dos o tres años, o más, el futuro del comercio exterior, “ya que el túnel es un viejo anhelo del Valle y de Colombia, y eso nos deja preocupados”.El dirigente subrayó que “es importante que haya las aclaraciones del caso por parte del contratista y el Invías para que el proyecto no termine enredado como ha sucedido con otras obras de infraestructura”. Entretanto, Rodrigo Salazar Giraldo, director seccional de la Asociación de Pequeñas y Medianas Industrias, Acopi, manifestó que “lo sucedido con los trabajos del túnel de La Línea “es muy triste para el Valle, ya que es una megaobra salvadora y clave para las empresas y el futuro del comercio exterior de la región”.El ente de Control dio a conocer igualmente una serie de inconsistencias en el proyecto que incluye una serie de deslizamientos detectados en algunas de las 14 galerías que hay abiertas del túnel.Sobre el particular, Caicedo Ferrer manifestó que esos problemas son frecuentes en este tipo de excavaciones y otras afectaciones en las galerías. “Es un tema técnico que forma parte de los riesgos y de las contingencias que debe afrontar el contratista”.La megaobra tiene un costo de $800.000 millones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad