"El agro se quedó a la espera de más medidas": Rafael Mejía, presidente de la SAC

Abril 17, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Rafael Mejia Lopez. presidente de la Sociedad Colombiana de Agricultores.

Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, dice que el plan de choque del Gobierno tiene elementos positivos, pero faltan mayores decisiones.

El sector agropecuario colombiano se declaró insatisfecho con el Programa de Impulso a la Productividad y el Empleo, Pipe, pues muchas de las medidas que se habían discutido en las mesas de diálogo con el Gobierno Nacional no quedaron incluidas.Según Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, son positivas algunas de las decisiones, por ejemplo, las relacionadas con la tasa de cambio, o el control al contrabando, pero consideró que faltó el acompañamiento de medidas sectoriales y específicas para el agro nacional.El directivo gremial dijo además que el plan de choque no es del todo contundente, porque algunos puntos requieren de trámites de leyes y reglamentaciones.¿Por qué no quedó satisfecho con el plan de choque económico o Pipe?Hay que analizar de dónde viene este plan. Los sectores industrial y el agropecuario venían reuniéndose con el Gobierno para plantear los temas prioritarios para cada uno. Nosotros propusimos siete puntos y la Andi presentó una agenda de nueve propuestas.Pero no vimos en las decisiones las medidas sectoriales que estábamos esperando. La verdad no fueron cosas contundentes y nuevas. Cuando habló el ministro Sergio Díaz Granados de los aranceles, era una decisión que ya estaba funcionando y lo que se hizo fue prorrogarse. Las determinaciones para reducir el contrabando son importantes, pero se tardarán porque tendrá que presentarse un proyecto de ley que hay que aprobarlo y luego implementarlo. Se olvidó que requerimos acciones rápidas que no dependan de proyectos de ley.¿Entonces, qué medidas le parecieron interesantes?En el tema de la tasa de cambio estamos de acuerdo, pero tenemos que mirar hasta dónde los fondos de pensiones van a invertir en el exterior. Usted les va a decir inviertan afuera y ganen menos. ¿Cómo harán eso? Por una ley, o por iniciativa propia. Pero viene otro problema: la recuperación del dólar es positiva, aunque eso debe acompañarse de medidas adicionales y sectoriales, porque la agricultura las necesita para disminuir sus costos de producción.¿Cuáles son los costos más significativos para el sector agrícola?Los fertilizantes que son importados y representan el 30 % de los costos de la agricultura, o sea que si sube la tasa de cambio de $1.750 a $1.950 son $200 de diferencia y eso significará un incremento del 6 % en los costos de estos productos. Asimismo, los concentrados que son a base de maíz y soya importados suman el 75 % de los costos de la avicultura y la porcicultura. Las medidas para atajar la revaluación son buenas, pero no hubo medidas específicas sobre este tema. ¿Qué medidas habría que tomar?Esperamos una política comercial benéfica para darle tranquilidad al sector, eso significa no eliminar las franjas de precios, ni los fondos de estabilización. También se requieren subsidios para las importaciones de fertilizantes y concentrados, de manera temporal y la reestructuración del crédito agropecuario. Es importante, además, mejorar la asistencia técnica y una legislación laboral más flexible. Todo eso está en la agenda gremial y no se dijo nada en la propuesta del Gobierno. Hay cosas muy buenas. Son fenomenales esos $5 billones, pero en concreto hay que esperar a que lo prometido se haga, aunque gran parte de lo anunciado ya estaba en curso. El Gobierno lo que hizo fue recapitular lo que estaba en proceso.Pero hay importantes recursos para el sector agrícola...El Gobierno destinará otros $800.000 millones para el agro. Lo del Censo Nacional Agrícola ya estaba aprobado: $250.000 millones para el 2014 y $50.000 millones para este año. Hace dos meses se pidió adelantar estas inversiones.Los $200.000 millones para vivienda rural, es algo que le corresponde al Ministerio de Vivienda, eso no es agropecuario. Es muy importante, pero no de impacto para el sector.Los $100.000 millones adicionales para semillas, son importantes, pero esos recursos deben acompañarse de asistencia técnica, tecnología y subsidios para que el agro sea rentable. Hay otros $10.000 millones para productores de leche, pero son 350.000 pequeños productores en el país y ese dinero no dará un brinco. En general, hay cosas muy buenas pero no son suficientes. Con una mejor tasa de cambio se beneficia al sector exportador porque recibe más plata, se evita que ingresen productos subsidiados, aunque quedan pendientes cosas como los costos de producción que son medidas complementarias urgentes.¿Cómo le irá al agro este año?Le irá regular porque el primer trimestre fue lamentable y hay que recuperarse en los otros tres trimestres. Se suponía que estos días serían de lluvia, pero eso no se ha dado y de alguna manera eso cambió el panorama agrario. Teníamos calculado un crecimiento de 3,5 % para este año, pero creo que eso hay que revisarlo. ¿Por qué los temores frente a la Alianza del Pacífico?La inquietud es que el Gobierno no ha tocado el tema de la política comercial y necesitamos una para el sector que sea clara y genere confianza. Con la Alianza del Pacífico se pretende quitar la franjas de precios y los fondos de estabilización y ello significará tirar al hoyo a todo un sector.Ya se entregó a los TLC el 97 % de los productos nacionales, pero hay productos agrícolas sensibles a los que se le debe poner atención para no acabar con ellos como son: maíz, arroz, lácteos, azúcar, aceite de palma. De eso no se habló. Lo que vemos es que hay muchos anuncios y ni siquiera la carretera Girardot-Bogotá se ha podido inaugurar. En Buenaventura dónde están las máquinas de rayos X y los escáneres. El Pipe debe ser un programa dinámico y con complementos, porque de otra manera no funcionará.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad