Dos caras de la moneda sobre el acuerdo comercial

Mayo 13, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Dos caras de la moneda sobre el acuerdo comercial

Cara a cara entre: Sergio Díaz-Granados, ministro de Comercio; (I) Jorge Robledo, senador del Polo (D).

El Estado Colombiano, el Congreso y la Corte Constitucional ya hicieron su parte en la puesta en vigencia del tratado; ahora el turno es de los empresarios para aprovecharlo al máximo.

El TLC ya es una realidad. ¿Usted cree que el sector productivo está listo para lo que se le avecina?Los empresarios han analizado qué insumos e importaciones se les vuelven más baratos como consecuencia de la reducción de aranceles . También han identificado oportunidades importantes frente a muchos competidores como Brasil, Argentina o China donde se pagan aranceles superiores al 5%, y esto les abre la expectativa de ‘capturar’ algunos mercados nuevos en Estados Unidos. ¿El Gobierno apoyó de manera activa a lo empresarios? El Estado Colombiano, el Congreso y la Corte Constitucional ya hicieron su parte en la puesta en vigencia del tratado; ahora el turno es de los empresarios para aprovecharlo al máximo.Pero aún quedan tareas pendientes, como la adecuación de las aduanas...Ya culminó todo el proceso y las aduanas están listas para asumir el cambio, quedan pendientes unas tareas posteriores relacionadas con algunas reformas que nos permitirán aprovechar el tratado al máximo, sobre todo en lo que respecta al acceso sanitario de productos como la carne.Pero Ministro, aún hay temores de algunos sectores productivos...Si se refiere a las inquietudes de los empresarios de los sectores de arroz y pollo hemos reiterado que los períodos de desgravación van de 10 a 19 años, tiempo razonable para que se preparen.¿El Gobierno brindará apoyo en esas actividades?Sí. El Gobierno, a través del Ministerio de Agricultura, anunció $1 billón para apoyar la transformación tecnológica de sectores como leche, carne, arroz y avicultura, que son los que más se sienten amenazados con la competencia que pueda llegar.¿Qué sectores tienen potencial de crecimiento con el TLC?Estudios señalan que un TLC entre Colombia y EE.UU. dará oportunidad de crecimiento y exportación a sectores como pesca, petróleo y gas, azúcar, textiles y prendas de vestir, cueros, calzado, industrias de porcelana y joyería, entre otros, incluso los servicios profesionales. No podemos olvidar que Estados Unidos es el país que más bienes compra al mundo. ¿De verdad hay estudios sobre el TLC en materia de crecimiento?Sí. Este Tratado será una fórmula para el crecimiento y así lo reflejan los países que han firmado acuerdos con la principal economía del mundo, e igualmente constituye una política que complementa otras del Plan de Desarrollo; es una contribución al crecimiento a través de la eliminación de trabas e incertidumbres.¿Cuál es el panorama para Cali y el Valle del Cauca?El Valle es una de la regiones que más se beneficiará del TLC con Estados Unidos, pues más de 90% de lo que se fabrica en esa región corresponde a exportaciones no mineras.¿Cuáles son las oportunidades?Esta región no sólo tiene oportunidad de vender más de los productos que tradicionalmente exporta, como azúcar, confitería, café, confecciones y algunos productos químicos, sino de expandir su oferta exportable de productos como cuero, artículos de madera, muebles metálicos, licores, pinturas y algunas bebidas no alcohólicas.¿Qué otros sectores?Confitería, cartón, productos farmacéuticos, impresos, tejidos de punto, plásticos, aceites y los hortofrutícolas."No hay estudios que digan que el país mejorará", Jorge Robledo, senador del poloEl TLC con EE.UU. ya es una realidad. ¿Usted como lo ve?Va a generar un impacto negativo . Fue una decisión equivocada del Gobierno Nacional porque va a terminar de desbaratar la industria nacional. Va a generar problemas más graves de desempleo y pobreza. Creo que habrá más concentración de la riqueza en manos de quienes serán los pocos ganadores de ese acuerdo. Es más, considero que va a seguir desnacionalizándose la economía en el sentido de que las empresas que sobrevivan terminarán en manos de los extranjeros.El Gobierno reconoce que no es la panacea, ¿pero no le parece que las empresas tuvieron tiempo para prepararse, especialmente las Pymes?Lo que le va a suceder a las medianas y pequeñas empresas es que van a tener pérdidas inmensas y ruinas, pero el Gobierno sale a decir que es culpa de ellos.Déjeme explicar dos cosas. La primera, pensar que una pequeña empresa por su propio esfuerzo pueda competir con las transnacionales americanas es una especie de burla cruel; hay que ver el calibre de las empresas con las que se competirán. Le doy un dato: en el caso del agro los subsidios agrícolas norteamericanos valen US$70.000 millones al año . Con eso le quiero decir que no alcanza el esfuerzo que haga un empresario o un campesino para competir.Segundo, en lo que tiene que ver con la anunciada ayuda del Gobierno para que las empresas se preparen es mentira. Lo que ha habido es irresponsabilidad. El Gobierno Nacional no ha cumplido con las normas más elementales. Ya reconoció la Dian que las aduanas no están preparadas, lo que quiere decir que además de lo que va a entrar ilícitamente en importaciones, el país se podrá llenar de contrabando porque el Gobierno no fue capaz de poner en línea las aduanas.Cosas similares se dijeron cuando entró en vigencia la apertura económica, ¿no cree que con el tiempo se equilibrarán las cargas?Mire, el libre comercio es lo que antes llamábamos la apertura y hoy el libre comercio no empieza con los llamados TLC , empezó en el Gobierno de César Gaviria hace 22 años y en este tiempo es más lo que se ha perdido que lo que se ha ganado. ¿No cree que exagera senador?No, si uno mira la industria se puede ver el retroceso de 22 años, si mira el agro también lo ve aplastado por las importaciones, si mira las condiciones laborales también se han empeorado de manera notable y la pobreza es de las mayores del mundo.A su juicio, a nadie le va bien. Eso no es posible...Le va bien a unos pocos, a las transnacionales y a los intermediarios de esas transnacionales.¿Pero no han pasado 22 años para que los empresarios y el agro se prepararan para enfrentar con éxito los acuerdos?Es que los países no se preparan para el libre comercio aplastándoles sus aparatos productivos. Cuando usted toma una medida de supuesto estímulo para la economía, pero es inadecuada, finalmente no la estimula sino que la acaba. Cuando aquí se abrieron las importaciones de cebada señalamos en su momento que no estimulaban la producción sino que la acabarían y eso es lo que ha sucedido. Las empresas no se han podido modernizar, sino que se han cerrado. El Gobierno no entiende que el TLC fue una mala decisión.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad