¿Dónde trabajan y cuáles son los empleos de los jóvenes de Colombia?

¿Dónde trabajan y cuáles son los empleos de los jóvenes de Colombia?

Mayo 20, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Dónde trabajan y cuáles son los empleos de los jóvenes de Colombia?

En condición de inactivos están hoy 4,7 millones de jóvenes en Colombia, dice el Dane. Muchos porque no quieren un trabajo, o porque dejaron de trabajar para estudiar.

El sector servicios les brinda hoy el 36 % de todo el empleo. Pero la desocupación sigue acosando. Radiografía.

Para nadie es un secreto que los jóvenes colombianos se siguen abriendo camino en el duro mercado laboral, a pesar de las distorsiones que presenta. A ello ha contribuido el mejor desempeño de la economía en los últimos dos años, tanto que hoy 4,51 millones de jóvenes —entre los 14 y los 26 años de edad— están ocupados en un poco más de un centenar de oficios y profesiones. Pero todavía falta camino por recorrer, ya que el desempleo acosa al 20,3 % de la población juvenil (dato a marzo del 2013), en especial a las mujeres. Aún así, existen oportunidades en medio de un mercado que presenta debilidades para atender la demanda de puestos de trabajo. Y esas oportunidades se explican porque mientras entre enero y marzo del 2012 había 1.202.000 jóvenes desocupados, dicha cifra se redujo a 1.152.000 a igual mes del 2013. Y en las trece principales ciudades los ocupados pasaron de 2.073.000 a 2.139.000. Es decir, que hubo 66.000 jóvenes más en el mercado del trabajo.Pero muchos se preguntan ¿dónde están esos empleos de los cuales sobrevive la población juvenil? Con base en las nuevas tendencias del consumo, el sector servicios continúa siendo el ‘rey’ del empleo en el país. Atrás quedaron las épocas en las cuales el agro y la industria eran las principales fuentes que acogían el talento humano. Por eso, según el Dane, 1.348.000 jóvenes laboraban (a marzo del 2013) en actividades de comercio, restaurantes y hoteles y Call Centers, ramas que aportan el 36% de los ocupados. A ellos se agregan 414.000 vinculados a comunicaciones, logística y transporte, más 293.000 jóvenes dedicados a oficios inmobiliarios. “El hecho de que más personas jóvenes trabajen en el sector servicios es una tendencia creciente y natural, no solo en Colombia, sino en el mundo”, destaca el analista Julio Escobar. Sin embargo, sostiene que la sola formación profesional y tecnológica no basta, pues “falta mayor preparación para el trabajo, ya que muchos jóvenes salen al mercado con competencias muy pobres, y por eso se les dificulta obtener un empleo rápido y mejor remunerado”.¿Y la industria, qué?Aunque la industria colombiana apenas creció 0,7 % en el 2012, la misma ocupa a 525.000 jóvenes. Frente a ese comportamiento, el presidente seccional de la Asociación Colombiana de Gestión Humana, Acrip, Juan Carlos Ramírez, señala que “el sector real sigue siendo un buen empleador, ya que un gran número de jóvenes que hacen su pasantías en las factorías finalmente son enganchados con contrato”. Sin embargo, anota que la rotación sigue siendo alta, en especial entre los jóvenes y solteros, ya que “muchos prefieren migrar hacia la prestación de servicios como vendedores, agentes de seguros y oficios afines”, ante el atractivo de ganar comisiones y más movilidad en lo personal y familiar”.Frente a ello, Alfonso Santacruz, profesional del Observatorio Laboral del Sena en el Valle, resalta que los más jóvenes (entre 16 y 19 años) tienen menos chance de ser vinculados a la industria en razón de que muchos no tienen la formación requerida. Los de 22 a 26 años tienen mejores posibilidades, dice. Los sectores de la construcción y el agropecuario —otras de las locomotoras del Gobierno— se han convertido también en importantes fuentes de trabajo juvenil. Hoy ocupan a 277.000 y 812.000 jóvenes, respectivamente, con gran posibilidad de seguir aumentando. Asimismo, un renglón que ha ganado protagonismo es el de los llamados servicios personales, sociales y comunales. Esta última rama emplea hoy a 688.000 jóvenes que desempeñan tareas relacionadas con la defensa (policías y militares), seguridad social, instrucción educativa, empleados judiciales y administradores públicos, entre otras especialidades.El sector minero, por su parte, brinda trabajo a 66.000 jóvenes, la mayoría de ellos tecnólogos, operarios y obreros. Pero ese renglón no es considerado como generador intensivo de mano de obra entre los jóvenes.La fuerza laboral juvenil también se siente en las ciudades. A marzo, 2.139.000 jóvenes estaban ocupados en las trece principales ciudades del país. La preferencia es el empleo particular con 1.406.000 personas de los dos sexos, mientras y 500.000 laboran por cuenta propia.Un fantasma que rondaA pesar de las cifras oficiales, el desempleo acosa con fuerza a los jóvenes, en especial a las mujeres. En marzo último la tasa de desocupación masculina fue de 16 % y la femenina del 26,5 %. Lo peor es que ambos indicadores están muy por encima del índice nacional de desempleo que mide el Dane entre toda la población económicamente activa, ya que en marzo se ubicó en 10,4 %.Frente a ese fenómeno, John James Mora, jefe de Economía de la Universidad Icesi, señala que “la situación es preocupante, sobre todo para las mujeres, si bien la tasa de desempleo para los dos sexos bajó al 20,3% en marzo”.El drama de la mujerPese a que el desempleo golpea con más fuerza a las mujeres jóvenes, en el último año las cifras mejoraron. Entre marzo del 2012 y marzo del 2013 60.000 encontraron trabajo. Por eso el número de mujeres sin empleo se redujo de 685.000 a 625.000, mientras los hombres jóvenes desocupados pasaron de 518.000 a 528.000 en dicho período.El experto José Santacruz afirma que de los 66.572 caleños que se inscribieron en el servicio público del Sena, el 48 % fueron jóvenes, y de ellos el 52 % eran mujeres.“Y entre más jóvenes, ellas tienen menos posibilidad de emplearse, los cual es un drama y una injusticia”, recalca. No trabajan en lo que estudianPese a los avances laborales, existe un lunar: el 50 % de los jóvenes colombianos que logran formación universitaria o tecnológica no están laborando para lo que estudiaron, dice un estudio de la firma McKinsey.El Observatorio Laboral para la Educación corrobora este panorama, ya que los graduados aseguran no encontrar trabajo apropiado en su oficio o profesión (31,4 %) o no contar con la experiencia exigida por los empleadores (26,2 %). La firma Universia.com incluso va más allá, al señalar que al menos el 66 % de los graduados no trabaja en su área de formación académica.Frente a esa realidad, Jorge Garcés, country manager de la firma trabajando.com, considera que “muchos perdieron los 5 años de estudios. Hay que orientar a los jóvenes para escoger mejor la carrera que luego será su futuro laboral”.Una muestra más de la distorsión del mercado laboral. Ese panorama se halló tras un sondeo entre 7.000 personas, de las cuales 33 % eran profesionales y el 22 % técnicos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad