Dólar barato no está llegando al bolsillo de los consumidores

Dólar barato no está llegando al bolsillo de los consumidores

Mayo 09, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa y la República
Dólar barato no está llegando al bolsillo de los consumidores

El dólar que se compra y se vende en las casas de cambio es menos volátil y se demora menos en bajar.

Los beneficiados son los importadores quienes sacan provecho del dólar barato, pues es más económico comprar productos en el exterior ya que lo hacen con una tasa mayorista.

El golpe de gracia, como lo calificó Sergio Clavijo, la decisión de JP Morgan de ampliar la participación de Colombia en el índice de deuda de emergente, sigue surtiendo su efecto en el precio de la moneda estadounidense. Aunque para algunos analistas los niveles de $1.900 se verían solo hasta junio, el mercado sorprendió y en la jornada de el jueves el dólar cayó $11,13 para cerrar en $1.900,9. Este precio significa el valor más bajo del mes e iguala la cotización obtenida el 1 de noviembre de 2013. Lo curioso es que mientras los importadores sacan provecho del dólar barato, pues es más económico comprar productos en el exterior pues lo hacen con una tasa mayorista, el consumidor colombiano que quiere comprar dólares para viajar en el mercado minorista no ve tal descuento. Un sondeo realizado por LR entre las principales casas de cambio y profesionales de cambio da como resultado, que quien quiere adquirir dólares en la calle debe pagar en promedio $2.003, es decir, $102 por encima del cierre del jueves. Según Rodrigo Otoya, presidente de la junta directiva de Giros y Finanzas, una de las compañías más grandes en este mercado minorista, asegura que “esta revaluación del peso se está dando porque están entrando dólares en buena cantidad de Ecopetrol y cuando el dólar baja, la divisa en efectivo baja mucho menos, o más lentamente, e igual sucede cuando se revalúa. El año pasado y muchos años anteriores el dólar en las casas de cambio estuvo por encima de la TRM”. Es decir, el dólar que se compra y se vende en las casas de cambio es menos volátil y se demora menos en bajar, concluye Otoya. Bajo ese panorama hay quienes pueden sacarle provecho. Tal es el caso de los compran tiquetes en dólares para ir a eventos como el Mundial de Fútbol y aquellos que compran con tarjeta de crédito también tendrán beneficio pues la tasa que le cobran es mejor a la del dólar callejero. “Hay tarjetas de crédito que establecen una tasa de cambio por encima de la oficial, por lo que el margen no es tan elevado. Aún así, con un dólar más barato, sin duda se vuelve más atractivo hacer las compras con tarjeta de crédito”, dice Alejandro Reyes, director de investigaciones económicas de Ultrabursátiles. Según datos de la Superintendencia Financiera, en febrero las compras con tarjetas en el exterior sumaron $377.445 millones cifra nada despreciable con una penetración tan baja en tarjetas de crédito, pues llegan solo a 11 millones. Uno de los fenómenos que se ha visto es que el dólar en las calles está escaso, pero no es porque no hayan divisas en la economía sino que, como explican los expertos, se están guardando a la espera de una medida del Gobierno que frene tal revaluación. Cabe recordar que “el precio del dólar callejero depende de la oferta y la demanda, lo que hace que sea superior al oficial”, afirma el especialista en banca Alfredo Barragán. ¿Para dónde va el dólar? Daniel Lozano, jefe de investigaciones económicas de Serfinco, explica que “puntualmente estamos viendo un movimiento similar en las principales monedas de la Región y Colombia no ha sido ajena a esta tendencia bajista. El factor líder detrás del movimiento de la tasa de cambio continua siendo la evolución de la dinámica internacional”. El efecto que se ha visto es que las primas de riesgo de los países de América Latina han caído y eso se evidencia en el descenso en la tasa de cambio. La realidad es que en Colombia se están viviendo condiciones económicas muy diferentes de las del año pasado. El Banco de la República decidió subir su tasa de intervención luego de año y medio de estabilidad, el dato más reciente de inflación evidencia un aumento, el Emisor mantiene su programa de compras de dólares y la cartera de crédito vuelve a preocupar a las autoridades. A eso se le suma el contexto internacional no solo JP Morgan, sino la recuperación de Estados Unidos, los datos en China y el retiro de estímulos de la Reserva Federal. Andrés Pavón, presidente de Asesorías e Inversiones asegura que “la tendencia bajista está ligada a la expectativa del cambio que tuvo los portafolios de JP Morgan sobre la deuda colombiana. Los flujos de entrada a mediados del mes pasado, por pagos de impuestos y las buenas expectativas que hay en Colombia, son temas que también influyeron. Esta es una tendencia no solo en el país, sino en otras economías emergentes que han devaluado las monedas”. Así, los colombianos deberían prepárese para tener un dólar a $1.900 un nivel lejano del llamado ‘dólar Cárdenas’. Esto lo evidencia la más reciente encuesta del Banco de la República, donde los encuestados dieron como promedio un dólar de $1.900 a final de año. Por ahora, deberá pagar más por los dólares en la calle pues no se ve la disminución y no se sabe cuándo se dará. Monedas de la Región también caen El efecto de revaluación del peso colombiano no es exclusivo para esta economía. Las monedas de la Región también han mostrado números fuertes, por diversas razones el dólar perdió valor en países como Chile y Perú. Para el caso chileno se le adjudica el alza al fuerte aumento de 0,6% que mostró el IPC de abril en cuanto a Perú, la razón fue el dato de las exportaciones de China que crecieron 0,9% en abril respecto del mismo mes de 2013. El dólar frente al nuevo sol tuvo la mayor caída diaria en más de seis meses.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad