Dirigente gremial de las EPS dice que no hay recursos para atender nuevo POS

Enero 16, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra | Redactor de El País
Dirigente gremial de las EPS dice que no hay recursos para atender nuevo POS

Jaime Arias, presidente de Acemi, el gremio de las EPS.

Jaime Arias, presidente de la Asociación de Empresas de Medicina Integral, Acemi, aseguró que el nuevo Plan Obligatorio de Salud está desfinanciado.

Aunque el Gobierno prometió $2 billones adicionales para financiar la actualización del Plan Obligatorio de Salud, POS, todo apunta a que esos recursos se quedarán cortos. Esa es la percepción que tienen las Empresas Promotoras de Salud o EPS, agremiadas en la Asociación de Empresas de Medicina Integral, Acemi. El presidente del gremio, Jaime Arias Ramírez, recalca que como están las cosas el sistema no es sostenible financieramente.¿La actualización del Plan Obligatorio de Salud, POS, es tan buena como lo asegura el Gobierno?Yo creo que se avanzó y ha sido el POS que ha tenido una metodología y unos estudios más avanzados, aun cuando, nunca la conocimos. Fue un secreto guardado por la Comisión de Regulación en Salud, Cres, y esperamos que algún día conozcamos cómo se determinó. Y sobre todo cómo se calculó la Unidad de Pago por Capitación, UPC, con la cual se va a pagar el POS.¿Por qué se afirma que este POS se quedó corto. No se incluyeron muchas patologías y medicamentos?Este POS tiene unos avances indiscutibles que son bienvenidos. Nosotros desde las EPS lo celebramos. Por ejemplo, en materia de cobertura del cáncer se avanzó en medios diagnósticos, tratamientos y medicamentos. Otro avance fue en diabetes donde se estipulan nuevos tipos de insulina, además de cintillas para que los propios diabéticos en casa puedan medir su nivel de glucosa en la sangre. En cuanto a siquiatría también hay avances, pues un paciente ahora tiene derecho a 90 días anuales de hospitalización y a 60 terapias individuales y grupales. Y sobre todo, se incluyeron beneficios para los niños menores de dos años, ya que tendrán derecho a implantes cocleares para mejorar su audición. Incluso se probaron aplicaciones de flúor para prevenir las caries y alimentación artificial en caso de desnutriciones agudas. Se habla de la inclusión de 197 nuevos tratamientos y patologías a ser tratadas. ¿Es real ese número?Colombia tiene unas 6.850 prestaciones, procedimientos y medicamentos en su Plan Obligatorio de Salud. Y efectivamente, se aumentaron en 197. Es importante, pero tampoco es que hayamos dado un paso demasiado gigantesco. Todavía queda mucho por recorrer. Me preocupa que cerca del 40% de los medicamentos de alto costo sigan pasando por el no POS. Es decir, que sean objeto de recobros por parte de las EPS.¿Es decir, que seguirán los recobros que causaron todo un escándalo de corrupción en el sector salud?Estos recobros le han causado el daño más grande al sistema de salud en los últimos 20 años. Ocasionaron corrupción dentro y fuera del Gobierno, trámites y costos enormes. Hoy existe una deuda pendiente de dos billones de pesos del Fondo de Solidaridad y Garantías, Fosyga, con las EPS que no se han pagado por recobros. Pero en general hay que reconocer las cosas buenas del POS. Se avanzó mucho en el régimen subsidiado, que inclusive va a costar dos billones de pesos adicionales al Estado. Ahora lo importante es determinar si es financiable con el ajuste de la UPC que se aumenta en un 10% para ambos regímenes que busca pagar las nuevas prestaciones del sistema de salud. Si no es así seguiremos jugando al gato y al ratón porque lo no contemplado en el POS entra por el no POS, y este último no está financiado.¿Es decir que el Gobierno del presidente Santos lanzó un nuevo POS sin plata para financiarlo?Voy a decir algo que de pronto resulte antipático. Ningún país del mundo puede ofrecer todos estos beneficios en salud a la población, incluso ni las naciones más ricas. Colombia, por un mandato de la Corte Constitucional entró en un proceso de tener un POS absoluto, general y total, aunque estamos todavía lejos de eso. Ese nuevo POS, con la inclusión de tratamientos, cambios tecnológicos y más medicamentos, no lo puede financiar Colombia. Ese el gran problema. La gente y el Gobierno se quedan callados y como es una orden de la Corte el plan se amplió. Sí habrá recursos, pero quitándole partidas a la educación y a las carreteras, y ojalá no lleguemos a una situación como la de Estados Unidos que se gasta hoy el 16% de su Producto Interno Bruto, PIB, en salud. Nosotros ahora estamos destinando apenas el 8% del PIB, que es todavía razonable. Si se aumentan dos puntos del PIB posiblemente por algún tiempo se podrá financiar todo.¿Eso significa que ese plan de salud para 41 millones de colombianos nació desfinanciado?A corto, mediano y largo plazos falta plata. Acemi hizo unos estudios que indican que se necesitaba un aumento de por lo menos del 13,5% en recursos a través de la UPC para poder pagarles a los hospitales. Se dio un ajuste del 9,4% y allí por lo tanto hay un déficit. Pero quien debe determinar el valor del POS es el mismo Gobierno sin interferencia de las EPS ni de las IPS, de los médicos y de nadie. Espero que en los próximos tres meses la Cres y el Ministerio de Salud hagan esos estudios de manera serena y técnica para saber el impacto real del nuevo POS y si está financiado o no. Creo que el POS está desfinanciado y esa es la posición de Acemi como gremio. Eso dan los cálculos de las EPS que son las que tienen la mayor experiencia en materia de gastos en salud. Incluso el anterior POS viene desfinanciado desde hace rato. ¿Qué se quedó por fuera del POS?La Cres hizo un estudio de las nuevas tecnologías y consideró que algunas no estaban suficientemente costeadas o no había evidencia científica de su efectividad. Quedaron por fuera muchos medicamentos y procedimientos quirúrgicos, pero en general el POS colombiano es muy generoso. Y me atrevería a decir que no hay ningún país de América Latina que ofrezca un plan tan amplio. El problema es si se puede pagar o no. ¿Por qué las EPS no han cancelado casi $4 billones a los hospitales y clínicas, hoy casi en quiebra?Existe una deuda de las EPS con los centros hospitalarios. Eso no se ha negado nunca. Esa deuda tiene que saldarse. Aquí estamos hablando de las empresas de aseguramiento tanto contributivas como subsidiadas, y allí están repartidas esas deudas. En segundo lugar, las cuentas de los hospitales no coinciden con las de las aseguradoras, y allí habrá que hacer un esfuerzo para que sepamos de qué estamos hablando en términos financieros. Y en tercer lugar, en el momento en que a las EPS del régimen contributivo les cancelen los dos billones de pesos por parte del Fosyga, los hospitales deben recibir directamente los dineros que les corresponden.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad