Economía del Valle también siente los efectos de la crisis con Venezuela

Agosto 30, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Economía del Valle también siente los efectos de la crisis con Venezuela

58 % crecieron las exportaciones colombianas hacia el mercado venezolano en el 2014.

Las exportaciones se pueden ver afectadas por el cierre de la frontera. La región le vendió a ese país US$461 millones en 2014.

Los gremios y empresarios del Valle del Cauca no ocultan su preocupación por las implicaciones que pueda tener el cierre de la frontera para las relaciones comerciales con esa nación. 

Actualmente, el vecino país es el segundo socio comercial del depatamento, después de Ecuador, y en el 2014 las empresas de la región vendieron en ese mercado US$ 461 millones en productos de primera necesidad tales como: alimentos, artículos de aseo, baterías, fertilizantes, semillas de maíz y confitería.

Lea también: Venezuela volvió a ser un gran socio para Colombia

“La verdad, hay gran preocupación por lo que pueda suceder con este país por el impacto económico que puede ser  trascendental para la región y, sobre todo, por la situación que están pasando los colombianos que viven en ese territorio”, dijo Gabriel Velasco, gerente de la Asociación Nacional de Empresarios, Andi, seccional Valle.

Según el directivo, los empresarios habían recuperado el optimismo en ese mercado que tradicionalmente ha sido clave para Colombia y para el departamento, en especial para las compañías de  alimentos y autopartes, que son grandes exportadoras a ese destino. 

El año pasado las ventas a ese mercado aumentaron de manera considerable (58 %), pero se  han venido reduciendo este año. 

Cifras del Dane indican que durante el primer semestre del 2015 las exportaciones de Colombia al vecino país  cayeron 37 %, comparadas con igual periodo del 2014, y las del Valle bajaron 22%, al pasar de US$190 millones a US$147 millones (ver gráficos). Ahora la expectativa es menos alentadora. 

[[nid:458688;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/venezuela-valle.jpg;full;{}]]

Cristine Riani, directora del Comité Intergremial y Empresarial del Valle, aseguró que todavía no conoce de compañías locales que tengan problemas por el cierre de la frontera, pero considera que de continuar esa situación sí habrá  impacto.

Agregó que algo positivo es que  la mayoría de las empresas del departamento han logrado diversificar los destinos de exportación para evitar depender de un solo mercado. 

“En 2008 hubo una crisis con Venezuela y las compañías buscaron opciones para minimizar el impacto de situaciones como la actual, por eso, aunque cualquier cierre de fronteras afecta, el golpe no sería tan fuerte como fue en el pasado. Por ahora esperamos que se encuentren soluciones para todos”, dijo.  

Se teme que de continuar el cierre de la frontera se pondrían en riesgo exportaciones por  US$ 200 millones, que son las estimadas para este segundo semestre del año.

Carlos Andrés Pérez, director de Planeación de la Cámara de Comercio de Cali, considera que las opciones para exportar al vecino país no se bloquean complementamente, porque existe la alternativa de enviar productos vía marítima desde Buenaventura, camino que podría usarse en caso de que se prolongue indefinidamente el cierre de las fronteras terrestres. 

El analista económico Julio Escobar Potes opina que aunque el Valle se resienta por esta situación, los mayores perjudicados serán los mismos venezolanos porque la región los abastece con productos de primera necesidad e inclusive algunos artículos que le compran a Ecuador se transportan a través de Colombia.

El comercio debe seguir 

El presidente de Analdex, Javier Díaz, afirmó que no debe existir preocupación alguna  sobre el comercio, pues mientras se mantenga abierto el corregimiento de Paraguachón en La Guajira, las exportaciones no se verán afectadas.

“El tema es que si no cierran los otros puntos de acceso, Paraguachón en particular, y Arauca, la afectación no es tan grave para el comercio formal de Cúcuta y del país”, explicó el directivo. 

Pero el presidente de Fenalco, Guillermo Botero, aseguró que hay productos que ya se han visto afectados como son: cerámicas, pisos, tejas, la industria siderúrgica, derivados del petróleo, polietileno, manufacturas de plástico y carbón, aunque se espera que este mineral se pueda ingresar con un permiso especial que se está tramitando.

Otros sectores como el turismo y la industria han llamado a la prudencia y prefirieron no dar diagnósticos de las afectaciones en sus respectivas zonas hasta que se logre dar solución primero a la crisis humanitaria y luego evaluarán  el impacto económico.

Sin embargo, representantes de diferentes sectores económicos dicen que de llegar a prolongarse el cierre del paso limítrofe, como lo ha dicho el presidente  Nicolás Maduro, el golpe para ambas economías será inevitable y más fuerte de lo que se espera.  

“Es un miedo similar al que existió en Alemania, cuando partieron Alemania Occidental de la República Democrática Alemana, hay un sinnúmero de personas que residen en la zona de frontera que no son de aquí ni de allá, son de ambos lugares. Se sienten en la necesidad imperiosa de estar pasando de un lado al otro”, afirmó Guillermo Botero.

“Primero los colombianos”

Los diferentes sectores de la producción aseguraron que primero se debe atender la crisis humanitaria que se vive en la frontera con Venezuela, dar atención a los deportados  y encontrar las soluciones más rápidas, para luego ver qué sucede con las otras afectaciones que surgen por este conflicto. 

“El tema económico pasa a un segundo plano, lo primero es la atención a estos perseguidos políticos de Nicolás Maduro, pero obviamente una vez ese problema se resuelva,  tenemos que pensar en cuál es la solución para Cúcuta. Se ha planteado la posibilidad de una declaratoria de emergencia social y que con fundamento en ella se suprima el IVA, como en 2010, por un periodo y para ciertos sectores y productos”,  dijo Guillermo Botero, presidente de Fenalco.

Según la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, existe la necesidad de empezar a distribuir los productos agrícolas que se llevaban a la frontera para que no perezcan, por lo que se debe pensar en un plan ágil que permita llevar esos  alimentos  a otras zonas del territorio nacional.

Otras cifras 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad