“Dejar de innovar es una tortura lenta y dolorosa”

“Dejar de innovar es una tortura lenta y dolorosa”

Julio 28, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Paola Cortés Pardo, docente Programa Mercadeo de la Universidad Icesi

La profesora de la Universidad Icesi, Paola Cortés Pardo, asegura que el mejor camino para llegar a la innovación es escuchar y observar. Entrevista.

¿Cuál es el mayor reto que, en términos de competitividad, puede tener una empresa en el Valle del Cauca?Un reto importante es arriesgarse, muchas veces las empresas vallecaucanas se ven ad portas de un cambio o una innovación y sin embargo siguen haciendo lo mismo: no aceptan que los procesos necesitan mejorarse y prefieren tomar una posición “terca” y dejar pasar oportunidades, para más tarde lamentar no haber tomado una decisión a tiempo. La innovación, dicen los expertos, es uno de los caminos que conducen a la competitividad. Pero innovar es mucho más complicado de lo que parece. ¿Qué debe hacer una empresa para innovar, en vez de replicar y copiar? Conocer muy bien a su público objetivo, acercarse a él, pedirle información y sobretodo aceptar lo que este público le está diciendo; pues finalmente es el público el que terminará disfrutando la innovación de una u otra manera y como consecuencia terminará haciendo crecer la empresa.¿Cómo hallar el camino de la innovación?Escuchando y observando. Normalmente el mercado empieza a pedir los cambios, a mostrar interés por cosas que antes no parecían importarle y es allí donde todo nace, donde hay que tener los ojos abiertos y obviamente donde hay que actuar. ¿Quien no innove está condenado a la desaparición?No necesariamente, pero si está condenado a sufrir el éxito de otras empresas que optaron por la innovación; esto es algo así como una tortura lenta y dolorosa, que tiene el potencial de hacer desaparecer una empresa solo si no se corrige a tiempo.¿Cómo se crea, se arma, se impulsa y se mantiene entre los miembros de una empresa la cultura de la innovación?Animando a los empleados a encontrar mejores formas de hacer las cosas, hablando con ellos y teniendo en cuenta sus opiniones ya que si los empleados perciben que son importantes para la compañía estarán dispuestos incluso a hacer esfuerzos mayores para que esta salga adelante.¿Cuáles son las máximas que usted considera ninguna empresa debe pasar por alto en la construcción de su estrategia de competitividad?Aceptar las fortalezas y debilidades que tiene mi empresa frente a la competencia y aprender a manejarlas.Escuchar lo que el mercado tiene que decir de mi producto o servicio. Innovar, de acuerdo a los intereses de mi público.Mantener un clima laboral óptimo, ofrecer seguridad a sus trabajadores, generarles confianza en el tiempo, ¿qué tan importante es para construir competitividad? ¿qué tan determinante?Yo diría que es un determinante total, pues los trabajadores felices, que gozan de un buen clima laboral, estarán dispuestos a tener un alto desempeño, a trabajar sin importar el tiempo de dedicación y esto se ve reflejado en una empresa competitiva con altos estándares.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad