Declaración de renta, el otro debate en la reforma tributaria

Noviembre 16, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Agencias
Declaración de renta, el otro debate en la reforma tributaria

Un sondeo en el Congreso advierte que sobre la reforma tributaria hay desacuerdos en IVA y dividendos, entre otros.

El Gobierno dice que el 90% de las personas no declarará, pero analistas opinan que la clase media baja sí.

El Gobierno garantizó ayer que la próxima reforma tributaria  protegerá el ingreso del  90% de las personas naturales en Colombia. Es decir, que no tendrán que declarar ni pagar impuesto sobre la renta en el 2017.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, tras una reunión con los ponentes del proyecto para evaluar el impacto del impuesto sobre la renta entre los asalariados, dijo que se acordó realizar una serie de simulaciones para “saber qué pasará si se introducen algunos cambios a la reforma” en este campo.

Buscamos, anotó, que la reforma sea de buena calidad, que permita mejorar la equidad y competitividad económica del país.

El examen se hizo luego de que varios sectores denunciaran que la iniciativa propone gravar los salarios desde $1,7 millones mensuales, es decir, que las personas con esos ingresos deberán declarar renta a partir del año 2017, lo que permitirá ampliar en más de 500.000 la base de contribuyentes. 

Hoy, se declara renta a partir de $2,7 millones de ingresos al mes, por lo que la masa de contribuyentes es actualmente de 2,02 millones.

“Un inamovible de la reforma es que se protege el ingreso al 90% de los colombianos, los cuales no tendrán que ni declarar ni pagar impuesto sobre la renta”, enfatizó Cárdenas.

Estamos hablando, añadió, de gravar  solo al 10% de los ingresos más altos de las personas, y “es sobre ese grupo que está concentrada la discusión en materia tributaria”.

Pese a tales anuncios, el reconocido tributarista caleño, Luis Hernando Franco, director de la firma Franco Murgueitio & Asociados, sostiene que “la reforma es insensata”, porque sí “pondrá a declarar renta a la clase media baja” del país.

Sostuvo que el proyecto “exigirá reportes a quien gana un salario de $1,7 millones, aunque   podrá llevar  saldos a favor por efecto de las  deducciones y retenciones en la fuente”. 

Por ello, subrayó que “la Administración Fiscal recibirá aproximadamente 500.000 declaraciones más, que en esencia aportarán $400.000 cada una, que en numerosos casos estarán generando saldos a favor (promedio $600.000, cuando el costo del trámite ante la Dian para ellos es superior a $4 millones”.

Franco recalca que “el trato para los colombianos no puede ser el de cajeros automáticos. Antes de esas posiciones han de estar el verdadero control de la evasión (con el consecuente incremento en recaudos), el freno al contrabando (con lo cual el IVA  y el Imporrenta se dispararían”.

Por otro lado el Instituto Colombiano de Derecho Tributario (Icdt) presentó un informe con 25 sugerencias al Congreso de la República. 

En el punto del IVA llamó la atención en que el proyecto gravaría la venta de acciones y derechos, lo cual desestimularía el mercado bursátil, porque quienes adquieren las acciones tendrían que tratar el IVA como mayor valor del costo del activo.

El impuesto verde al combustible que aumentaría el precio del galón de gasolina y al acpm, así como el tributo a las bebidas azucaradas son otros temas que no tienen ambiente político en el Congreso. 

Los argumentos que dicen los senadores es el mismo que exponen en el tema de el IVA y es que terminaría afectando al consumidor final.

Para Roberto Junguito, exministro de Hacienda, considera que en términos generales “la reforma tributaria es importante que la aprueben, está bien diseñada y sigue de cerca lo recomendado por la Comisión de Expertos”.

“Será a pupitrazo”

El ministro de Hacienda,  Mauricio Cárdenas, asegura que “todavía hay tiempo para tramitar la reforma, y llevar la ponencia a las comisiones económicas y luego a las plenarias del Congreso de la República”.

Sin embargo, Ricardo  Urdaneta, miembro del Movimiento Libertario, comentó que a pesar de las críticas “la reforma se va a terminar aprobando en el Congreso. No recuerdo alguna reforma que no haya sido aprobada”.

 En otras palabras, que el  proyecto pasará a “pupitrazo”, como en otras oportunidades.

Uno de los puntos que más genera controversia es el del Impuesto al Valor Agregado (IVA), en donde los expertos y los mismos congresistas ven un alza desmedida al proponerse un alza de 16% a 19%.

Argumentan que es un tributo regresivo, el cual afecta principalmente a la clase media y baja.

Por ejemplo, el senador del Polo Democrático, Jorge Enrique Robledo, afirma que “esta es una reforma estructuralmente regresiva y en ese sentido inconstitucional”.

Según el parlamentario se van a recaudar $9 billones el próximo año por IVA e impuesto a los combustibles, mientras que por  renta de las transnacionales serán menos $2 billones.

Por su parte, Iván Duque, senador del Centro Democrático, afirmó que “el centro de esta reforma es el IVA que planteó un aumento en la tarifa, lo cual termina afectando a los que menos tienen”.

Finalmente, el también senador Ángel Custodio Cabrera, del Partido de la U, dice que “el ambiente político siempre será un dolor de cabeza, por lo tanto estamos expectantes. Va a ser complejo aprobarlo como lo propone el Gobierno”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad