Debate por costos de servicios bancarios

Debate por costos de servicios bancarios

Enero 23, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Francy Elena Chagüendo, reportera de El País.

Retirar en un cajero cuesta hasta $7.000. La cuota de manejo de una tarjeta de crédito no baja de $45.500. Se avecinan cambios. Analistas dicen que cuando hay una competencia ‘perfecta’ el mercado fija los precios y cuando no, el Estado debe intervenir para corregir.

La polémica que se ha desatado en el país por los costos de los servicios financieros podría ahondarse en poco tiempo con la promulgación de una regulación tarifaria.La posibilidad, que no es bien vista por la banca, toma fuerza por las recientes críticas que hizo el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, quien dijo que había abusos. La Reforma Tributaria aprobada en diciembre pasado trae una primera decisión sobre el tema y hoy se está a la espera del decreto reglamentario que introducirá controles, pues el artículo 62 de esa reforma indica que el Gobierno dictará normas para la difusión y fijación de los costos de las transacciones.Analistas en el país consideran que esa no sería una buena señal pero se anticipan a decir que sí se requiere una regulación. El economista Mauricio Cabrera explicó que cuando hay una competencia ‘perfecta’ el mercado fija los precios y cuando no, el Estado debe intervenir para corregir las imperfecciones. En el caso de Colombia dijo que no hay total competencia en el sector financiero, porque aunque ha mejorado el nivel de información que le llega a los usuarios, no existe facilidad para moverse de una entidad a otra. “Lo ideal es una autoregulación, pero también hay que mirar las cifras, tenemos un sector cuyas tarifas de servicios financieros crecen más que la inflación, mientras logran una rentabilidad alta que el año pasado fue de 17%, lo que muestra desequilibrios y abre la posibilidad a esa normatividad”, dijo.Mauricio Reina, investigador asociado de Fedesarrollo afirmó que en algunas líneas sí hay competencia entre los bancos, pero considera que es necesario aumentar el nivel de información para los clientes, elemento vital para tener un mercado competido. “Lo ideal sería operar sin intervención estatal, pero cuando hay fallas la autoridad debe actuar. Si el Gobierno concluye que existen fallas, tiene sentido introducir una regulación”, explicó.¿Cuál es la realidad?Los estudios realizados por la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras, Asobancaria, sobre el costo de los servicios financieros en Colombia muestra que dichas tarifas están dentro del promedio latinoamericano y que incluso en algunos casos son menores en el territorio nacional (ver gráficos).Sin embargo, la percepción de los usuarios es que se paga demasiado por los servicios. El 98% de los caleños considera que el costo es alto, según un sondeo realizado por El País el pasado 18 de enero entre sus lectores.Por ejemplo, retirar dinero en un cajero de su banco vale entre $970 y $2.300, en tanto que el retiro de un cajero de otra entidad puede llegar a $7.000. Sin embargo, la Asobancaria dice que ese servicio cuesta, en promedio, $1.094 y $6.353, respectivamente. Por su parte, la cuota de manejo de la tarjeta débito al mes oscila entre $4.000 y $9.500, mientras que la de crédito se mueve entre $14.433 y $16.100, según la Superfinanciera. En Argentina las transferencias bancarias son gratuitas, lo mismo que las consultas telefónicas. En Ecuador, en el 2009, por legislación nacional se eliminó el cobro a 11 servicios financieros, entre ellos retiros de cajeros y cuotas de manejo, pero se dejaron tarifas para 32 servicios adicionales. En Perú, el 50% de las entidades del sistema financieros eliminaron costos de mantenimiento en las cuentas de ahorro con el objetivo de hacer más atractivos los productos.María Mercedes Cuéllar, presidenta de Asobancaria afirma que las comparaciones internacionales de algunos de los precios de los servicios bancarios más utilizados favorecen a la banca colombiana frente a las de otros países de similar desarrollo. “Muchos de estos servicios incorporan las inversiones en tecnología de la información que hacen las entidades, lo cual eleva el costo de los servicios. Por eso, los intermediarios tienen que cobrar por ellos, en proporción a su costo”, dijo.Pero los usuarios del sistema financiero piensan distinto. Consideran muy caro que una entidad cobre $7.000 por transacciones menores a $40.000. Emperatriz Castillo, presidenta del Comité para la defensa del consumidor y del Usuario Financiero, Comdefin, aseguró que la situación que se presenta en Colombia no pasa en Ecuador, en Brasil o en Argentina, donde los servicios que tienen que ver con el uso del dinero del cuentahabiente, como retiro de su cuenta o consulta de saldo, no tiene costo, aunque sí valen las transacciones que no están atadas con el movimiento de dinero de las cuentas. “Algunos expertos aducen que no es posible compararnos con otros países, ya que las tarifas obedecen al comportamiento del mercado, como quien dice en los países ricos los servicios son más caros. Y pueden tener razón, puesto que las economías chilena y estadounidense son mas grandes. Lo grave es que Colombia no es un país rico”, dijo.En últimas, a los usuarios no les interesa si en otro país los servicios son gratuitos. Lo que realmente les interesa es que en Colombia bajen más, así los banqueros consideren que son justos.QuejasEn Colombia el 12% de las quejas que se presentaron en el primer semestre de 2010 sobre la banca, correspondieron a los costos en los servicios y comisiones.Al finalizar junio de 2010, el 60% de la población mayor de edad contaba en el país con al menos un producto financiero.Sólo en el primer semestre del año pasado se hicieron 267 millones de operaciones en cajeros automáticos en Colombia, según la Superfinanciera, movilizando un total de $53,5 billones.Asobancaria estima que la cartera total en el país cerró el año 2010 con un incremento de 20,4% real anual, mientras que la comercial lo hizo a un ritmo de 23% y la de consumo a una tasa de 14,5%. Este año se espera crecer en promedio 16%.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad