Cultivo de frutas, una alternativa ideal para el posconflicto en el Valle

Agosto 05, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Buenaventura
Cultivo de frutas, una alternativa ideal para el posconflicto en el Valle

Proponen crear ‘clúster’ frutícola, exportar menos azúcar y reducir cultivos de caña en la región.

El cultivo de frutas podría convertirse en la mejor oportunidad de negocios y de empleo para el Valle en el posconflicto, toda  vez que ya varias empresas de la región están exportando piña a varios mercados del mundo.  

Para ello, es fundamental crear el ‘clúster’ frutícola que permitirá asociar a los productores, tener acceso a biotecnología lo mismo que a sistemas de financiación.

 La propuestas fueron formuladas en el marco del foro agrícola que organizó el Instituto Financiero del Valle, Infivalle, durante el cual el consultor y analista Mauricio Cabrera, sugirió, por ejemplo, reducir gradualmente las exportaciones de azúcar a pérdida para sustituirlas por productos de mayor valor agregado y destinar zonas menos productivas de caña por parte de los ingenios al cultivo de frutas.  

Hoy, como se sabe, el Valle tiene sembradas 165.000 hectáreas de caña, que son el 45,74% de toda el área cultivada y apenas  30.000 hectáreas de frutales, que representan apenas el 8,5% de todas las siembras.

  “Estamos produciendo más azúcar de la que consumimos (2,1 millones de toneladas), y exportamos un tercio de esa producción (800.000 toneladas) a un mercado lleno de subsidios y de protección con unos precios muy afectados por eso, casi que a pérdida”, recalcó el economista.

  Enfatizó que el sector azucarero “se ha defendido luego de la apertura económica, pero hay muchas amenazas sobre los instrumentos de protección que tiene, pues han sido muy cuestionados y criticados, y  es posible que los acaben tumbando”.

  Ante tal coyuntura, dijo Cabrera, es viable la búsqueda de nuevos productos a partir de la caña de azúcar y de la sucroquímica. 

 Y entre esos productos figuran impulsar más el etanol, del cual se producen 450.000 litros por día, y a partir de allí los bioplásticos o plástico verde, amigable con el medio ambiente, para reemplazar las bolsas de polietileno un derivado del petróleo.

Frente a esa realidad, subrayó, es fundamental la diversificación agrícola teniendo como base  al sector frutícola por su impacto social, ya que por ejemplo la siembra de piña genera cuatro veces más empleo que la caña, y pensar en el cultivo de cítricos en zonas de ladera.

El exgobernador y presidente de la Sociedad de Agricultores del Valle, SAG, Francisco José Lourido, dijo que la exportación frutícola es el futuro, pues cada vez más la piña, el melón, la papaya, el aguacate, la fresa y los cítricos están ganando espacio en los mercados del mundo.

Y allí, anotó, el puerto de Buenaventura juega un papel fundamental para esas ventas al mercado asiático a través de los Tratados de Libre Comercio, TLC. Hay que tomar como ejemplo a países como Chile y Costa Rica, este último el mayor exportador de piña del mundo con cerca de dos millones de toneladas al año y ventas por casi US$1000 millones. 

Por eso, subrayó, “la nueva apuesta es el campo, donde además están las nuevas fuentes de empleo para el posconflicto, y eso se puede lograr con cultivos como las frutas”.

Por su parte, el ex alcalde, empresario  y expresidente de la SAC, Ramiro Tafur,  abogó durante el foro para que se recuperen todos los estudios sobre el sector frutícola hechos hace diez años  para que arranque definitivamente este sector.

Ese diagnóstico, recordó, recomendó sembrar 26.000 hectáreas de frutales antes de 20 años en el Valle, con 16 tipos de cultivos para generar 47.174 empleos y una inversión de $306.000 millones. 

Un ‘clúster’ o cadena productiva, que reúna a todos los productores de frutas, que hoy están dispersos en el departamento, será clave para impulsar esta agroindustria con vocación exportadora, recalcó Tafur.

El potencial está en frutas cítricas, aguacate Hass, fresa, melón, papaya, piña, lulo, coco, entre otras.

La gerente de Infivalle, Marcela Huertas, dijo que la entidad tiene disponibles $50.000 millones para contribuir con créditos a los productores que estén interesados en el negocio frutícola. “Es un esfuerzo que estamos dispuestos a respaldar”, enfatizó la funcionaria.

Ejemplos de éxito Chile, un territorio más  pequeño que Colombia, exporta 2,36 millones de toneladas de frutas por  US$5000 millones cada año.Eso se ha logrado con  base en el esfuerzo de 13.800 productores,  60 plantas procesadoras, 300 viveros y 518 empresas exportadoras. Toda esa cadena, incluyendo 27 centros de investigación, genera 50.000 empleos.Costa Rica tiene 61  procesadoras y empacadoras de piña, 170 empresas exportadoras y emplea a 28.000 personas. Sus cultivos de esa fruta ocupan 45.000 hectáreas.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad