¿Cuál es la realidad tras la caída de precios del petróleo en Colombia?

¿Cuál es la realidad tras la caída de precios del petróleo en Colombia?

Junio 03, 2012 - 12:00 a.m. Por:
¿Cuál es la realidad  tras la  caída de  precios del petróleo en Colombia?

El barril de crudo perdió US$17 en mayo. Esta caída favoreció la baja en el precio de los combustibles en Colombia. ¿Quién pierde?

Esta semana sucedió lo que muchos colombianos estaban esperando, la reducción del precio de la gasolina. En Cali este combustible bajó $155 por galón, es decir, disminuyó 1,75% frente a mayo.Se trata de la rebaja más significativa en lo corrido del año, pues el mes anterior también registró una caída, pero de $30 por galón. Para junio la gasolina en la capital del Valle quedó en $8.848 por galón, mientras que en abril del 2012 costaba $9.040.Pero eso no es todo. La expectativa en el corto plazo es que este precio siga descendiendo. El mismo ministro de Minas y Energía, Mauricio Cárdenas, afirma que si la cotización internacional del crudo sigue descendiendo y el Gobierno Nacional logra pasar la reforma tributaria en la que se plantea eliminar algunos impuestos, se abre el camino para que la gasolina y el diesel tengan mayores reducciones en los próximos meses.Aunque la rebaja de los $155 por galón alivia en algo los bolsillos de los colombianos, el senador, Luis Fernando Velasco, afirma que dicha caída debería ser más alta, es decir, de unos $400, pues hoy los precios del petróleo están a la baja en los mercados mundiales. Velasco se remite a las cifras para hacer a esa afirmación. Por un lado, en mayo cayeron 6% los precios de la gasolina a nivel mundial influenciados por el abaratamiento del crudo. Por otra parte, el costo del etanol ha disminuido 9% y considera que también debería reducirse el valor de la sobretasa.“Sumando estas cifras, el descenso en el precio del combustible debería ser de unos $422 para la gasolina y $244 para el diesel”, explica el senador.Los caleños recibieron con satisfacción la rebaja de los $155, pero indudablemente todos quieren más. Ernesto Rodríguez, un trabajador de la ciudad, recuerda que no hace mucho llenaba el tanque de su carro con $60.000, un vehículo que tiene un motor pequeño, pero ahora se le van más de $75.000. “Ahí se nota claramente como en menos de 6 meses el costo de la vida se encareció”, dice.Ahora, los colombianos se preguntan si será sostenible el descenso en los costos de los combustibles o si en poco tiempo podría retornar a los $9.000 por galón.¿Seguirá a la baja?Las razones que argumenta el Gobierno Nacional para bajar hoy el precio de los combustibles es que el costo del crudo en los mercados internacionales ha caído y como sucede en muchos otros países, la gasolina depende de esa cotización.En mayo, el petróleo perdió US$17 por barril y según los analistas la proyección es que seguirá en descenso en los próximos meses, es decir, el mundo podría tener un crudo a US$80 por barril muy pronto, inclusive el viernes el cierre del petróleo WTI fue de US$83,23 por barril.Pero ¿qué tan bueno es para Colombia esta tendencia? Alejandro Reyes, director de Investigaciones de Ultrabursátiles, explica que para los consumidores de combustibles es positivo porque tienen alivios temporales en términos de precios y algunas industrias en sus materias primas derivadas del crudo.Sin embargo, que baje el costo del crudo no genera júbilo a nivel gubernamental, ni en ningún país productor de petróleo y menos cuando sus economías dependen de este producto.“Esta situación podrá aliviar el costo de la canasta familiar y que el país tenga menor inflación, pero le significa complicaciones a la economía que de ser permanentes podría afectar el crecimiento y el empleo”, explica el economista Eduardo Sarmiento.Según el analista, Colombia se decidió por el modelo petrolero y por lo tanto su economía depende en gran parte de este sector y si los precios del crudo caen, pues bajarán los ingresos del país, no habrá tanto ahorro y “todo eso traerá consigo una disminución de la producción y el empleo, por lo tanto eso no le conviene al país que no tiene una producción diversificada”, afirma Sarmiento.Entre enero y marzo de este año el país exportó US$10.396 millones en combustibles y productos de industrias extractivas. Es decir, casi US$3.000 millones más que en igual periodo del año pasado.En el 2011 las exportaciones de petróleo del país sumaron US$27.953 millones, casi US$11.000 millones más que en 2010. Estos mayores recursos provienen en su mayoría por un mejor costo de venta del crudo y un descenso en su cotización afecta a las petroleras como Ecopetrol y los ingresos del país.Bajos precios o regalíasAlejandro Martínez, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP, asegura que para el país la reducción del precio del crudo es una mala noticia, porque es el principal producto de exportación y el que más contribuye en materia de rentas, tanto por impuestos como por regalías.Eso quiere decir que podrían reducirse los ingresos tanto del Gobierno como de los departamentos y municipios. “En la actualidad la economía disfruta de un buen momento porque el sector petrolero genera ingresos adicionales y hay más inversión y se ha reducido el déficit, pero si el costo del crudo se mantiene a la baja, esos ingresos estatales disminuyen y no es bueno para todos los colombianos”, destaca el directivo, quien opina que hoy se dan buenas noticias para un grupo de la población que siente alivio en el bolsillo por consumir una gasolina más barata, pero después las noticias no serían tan buenas.Julio César Alonso, director del Centro de Investigación en Economía y Finanzas del Icesi, va más allá y asegura que si el petróleo continúa a la baja podría afectarse hasta la producción petrolera, dado que no sería rentable extraer el crudo de algunos pozos, que por su ubicación genera altos costos, los cuales no afectan el negocio cuando la cotización del crudo es alta, pero que sí impactan cuando reciben menos dólares por barril.Por ahora, Colombia se siente “blindada” ante la rebaja del petróleo, dado que los presupuestos que hace el Gobierno Nacional los realiza basado en un costo moderado del crudo, es decir, entre US$70 y US$80 por barril para evitar afectar sus ingresos ante las fluctuaciones del mercado como las actuales. Pero lo que sí le sucede al país es que sus ingresos se verán afectados, pues a comienzo de mayo le pagaban a US$104 por barril y el viernes cerró en US$83 por barril.El júbilo de los colombianos por la baja en la gasolina, no es para nada compartido por el Gobierno y en todo caso, mayores o menores reducciones en el costo de los combustibles en Colombia dependerán e de cómo le vaya al crudo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad