¿Cuál es la realidad de las finanzas del Valle?

¿Cuál es la realidad de las finanzas del Valle?

Enero 31, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Francy Elena Chagüendo | Reportera de El País
¿Cuál es la realidad de las finanzas del Valle?

Analistas dicen que estas han mejorado. El nuevo gobierno piensa que las finanzas aún no se han saneado.

Bien dice  el adagio popular que cada quien ve lo que quiere ver. Eso parece ser lo que sucede con las finanzas del Valle del Cauca. Lea también: 2016, año de oportunidades para la economía del Valle. El exgobernador Ubéimar Delgado, quien acabó de entregar la posta a Dilian Francisca Toro, asegura que en los tres años y medio que estuvo al frente del departamento se le cambió la cara a la región y que se recuperaron las finanzas. Eso lo corrobora el que fue su secretario de Hacienda, Juan Manuel Obregón, quien como prueba reina del trabajo realizado muestra  el más reciente informe de desempeño fiscal del Departamento Nacional de Planeación (examina las finanzas del 2014), donde ubica al Valle en el tercer puesto en manejo fiscal, mientras que   en el 2011 ocupaba la posición 20. Adicionalmente, un informe del Ministerio de Hacienda, a junio del 2015, indica que el “departamento presenta señales de  recuperación de su capacidad financiera para generar disponibles y financiar mayores gastos de inversión”, aunque sugieren que “se revise la planeación financiera para hacer más eficiente la ejecución”. “Los informes del Gobierno Nacional miden los límites de gastos de funcionamiento, la capacidad de generar ingresos, el ahorro, la generación de nuevos recursos, el pago de la deuda y la no dependencia del sistema general de participación. Avanzar del puesto 20 al 3 habla por sí mismo”, dijo Juan Manuel Obregón. Las cuentas de este exfuncionario indican que hasta noviembre del 2015 se crecía en ingresos tributarios más de 12 % y su estimativo era que los gastos de funcionamiento con ingresos de libre destinación iban a llegar al 50 %, razón por la cual le apostaron a que en el 2016 el departamento sería de categoría especial. Pero estas cuentas optimistas no son las que está viendo la nueva administración.  Las cifras que maneja la actual secretaria de Hacienda, María Victoria Machado, muestran que sí hubo un aumento en los ingresos tributarios de 11 % en los años 2014 y 2015, pero también registra una caída de 61 % en los no tributarios.   Estos se refieren a los rentas provenientes de la Industria de Licores del Valle, cuyas ventas se vinieron abajo, abriendo un hueco de $58.000 millones en las finanzas, pues se prevía recaudar $84.364 millones para el 2015 y en realidad ingresaron $26.365 millones. (estos recursos están orientados a la salud). “Eso nos obliga a buscar soluciones para financiar lo que se tenía previsto con esa plata”, dijo Machado.   La gobernadora Dilian Francisca Toro dice que  las condiciones en que el gobierno anterior proyectó el presupuesto no son las mismas con las que ella encontró al Departamento, razón por la cual  se toma la decisión de regresarlo a la categoría primera. “Se esperaban unas transferencias de la Industria de Licores del Valle de $84.000 millones que no se dieron, además la inflación terminó muy alta, lo que hace que los salarios crecieran más de lo esperado y también se hicieron unos nombramientos que crecieron los gastos”, afirmó.  Adicionalmente, cuenta que en 2015 los gastos de personal aumentaron 17 % y los de los pensionados 3 %. “Pero más allá de esto vemos que el departamento tiene un  gasto estructural que no para y es la nómina de jubilados. No tendremos unas  finanzas saneadas hasta que esto no se resuelva”, afirmó.Según datos de Desarrollo Institucional, la Gobernación tiene 7200 pensionados que valdrán $136.000 millones este año. Entre  2009 y 2015, de 1500 jubilados que debían trasladarse a Colpensiones solo lo hicieron 400 y en 2015 apenas se pasaron 18. Entre pensionados y gastos de personal el Valle tiene previsto gastar este año $195.312 millones, es decir,  un poco más de la mitad de los ingresos de libre destinación. Hay avances  Julio César Alonso, director del Centro de Economía y Finanzas de la Universidad Icesi, señala que para que un departamento tenga un buen manejo de las finanzas se requiere: mejores ingresos, control de gasto y que queden recursos para la inversión. Asegura el analista que el Valle tiene un problema coyuntural, que es la caída del ingreso por la Industria de Licores y uno estructural, que proviene de la falta de control del gasto. “Los esfuerzos de mejoramiento se están haciendo, pero no se han terminado. Creo que las administraciones anteriores a Ubéimar  Delgado, fueron las que no hicieron bien la tarea y  al gobierno anterior le tocó hacer el apretón por convicción u obligación, pero se está cerca de salir de la situación que traíamos”, dijo.   Carlos Andrés Pérez, director de Planeación de la Cámara de Comercio de Cali, asegura que la situación financiera del departamento ha mejorado y considera  necesario adelantar los ajustes o gestión pertinentes para recuperar la categoría, ya que esto permite acceder a más recursos de la Nación y le da margen de maniobra a la administración para implementar proyectos de inversión más ambiciosos y de mayor impacto. Sin embargo, la Gobernadora Dilian Francisca Toro, asegura  que  “la categoría especial es un mito, eso no nos da más transferencias o recursos. Sabemos que debemos hacer la tarea, aumentar ingresos y tener menos gastos para liberar recursos para la inversión”. Según el análisis del economista Pérez, los ingresos corrientes del Valle en 2015 se redujeron principalmente por la caída de más del 60 % en los ingresos no tributarios y las transferencias de la Nación.  “Por el contrario, debe resaltarse el mayor recaudo de impuestos frente a 2014 y los mayores ingresos a través del Sistema General de Regalías”.  También en los últimos 4 años los gastos de funcionamiento de la Gobernación  aumentaron 13,1 %, la inversión 78,9 %  y la deuda pública disminuyó 75,8 %. A la vista de las cifras, el panorama financiero del Valle parece mejorar frente a años atrás, pero el camino por recorrer todavía es largo. Sobre la deuda  Debido a los embargos y demandas que tenía la Gobernación del Valle en el 2011, el departamento se acogió a la ley 550 de reestructuración financiera. Se determinaron deudas por $643.000 millones y se acordó pagarlas en 5 años.  Según un informe del Ministerio de Hacienda, a  junio del 2015 se habían cancelado acreencias por $370.753 millones, tanto a los bancos como a los acreedores laborales y de salud.   El exgobernador Ubéimar Delgado aseguró a El País que al finalizar el 2015 se pagaron $402.000 millones, de manera que en dos años se terminará de cancelar las deudas.  Pero la Secretaría de Hacienda, María Víctoria Machado, dijo que esas cuentas no están del todo claras y que la nueva administración está revisando las cifras para definir realmente cuánto se debe a la fecha. En el presupuesto del 2016 quedó estipulado que este año además se pagarían $170.000 millones del acuerdo de pasivos, que de cumplirse dejaría un saldo pendiente para 2017 de $71.000 millones.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad