Crédito de consumo continúa siendo caro en Colombia

Agosto 26, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Aunque la tasa de referencia del Banco de la República, que aplica para determinar la tasa de interés de los créditos en el país, se encuentra congelada desde mayo pasado en 3%, los clientes de los bancos que tienen préstamos, especialmente de consumo, no han sentido ese alivio.

Aunque la tasa de referencia del Banco de la República, que aplica para determinar la tasa de interés de los créditos en el país, se encuentra congelada desde mayo pasado en 3%, los clientes de los bancos que tienen préstamos, especialmente de consumo, no han sentido ese alivio.Mientras que en el caso de los préstamos hipotecarios, la tasa de interés efectivo anual está en el 12%, lo que representa mes vencido al 1% o menos, en el caso de los préstamos para libre inversión, la tasa fluctúa entre el 17% y 22%. Es decir, que la medida del Emisor de mantener quieta la tasa de interés no cobija a todos los créditos. Es el caso de Carlos Álvarez, empleado de una multinacional, quien obtuvo un crédito de libre inversión en diciembre del año pasado, el cual pactó a 24 meses de plazo.“Es muy poca la diferencia entre la cuota que pagué a comienzo de este año y las que cancelo ahora”, señala. Según sus cuentas, el alivio que tuvo entre la mensualidad que canceló en febrero y la que cubrió en agosto fue apenas de $19.000.Por ello, Carlos, considera que el crédito sigue caro. Igual opina el director de estudios económicos de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, Rafael España, quien señala que si bien ha disminuido la tasa de interés para el crédito de consumo y la financiación con tarjeta de crédito, esta no ha bajado tan rápido como la que pagan los bancos por captar dinero del público (por CDT’s, ahorro ordinario, o depósitos en cuentas corrientes).“Mientras que por un CDT un banco paga alrededor del 4% al año, en el caso de un crédito de consumo, el cliente debe cubrir alrededor del 20% en intereses cada 365 días ”, indicó España.El País consultó la tasa de interés que se ofreció para los créditos durante la semana en cuatro entidades bancarias. En AV Villas, la tasa de un préstamo de libre inversión está al 23% efectivo anual, ó 1,74% mes vencido.En el Bbva, el mismo tipo de préstamo se ofrece al 17% efectivo anual, ó 1,32% mes vencido. En el Banco Bcsc, la tasa efectiva anual está a 22,39%, o sea al 1,8% mes vencido.Y en Davivienda, el interés de un préstamo de consumo es del 21% efectivo anual. Es decir, 1,8% mes vencido.“Las tasas de captación de un banco bajan por el ascensor y la de colocación van por la escalera”, aseveró España.Según el directivo de Fenalco, los intereses deberían estar más baratos, ya que la inflación está controlada y la cartera de dudoso recaudo de los bancos ha disminuido.“Los bancos deben responder de igual manera al mensaje que da el Emisor de tener bajas las tasas de referencia, es decir, aplicar una reducción más sensible y que beneficie al ciudadano del común que necesita acceso al crédito y sobretodo, que sea barato”, destaca España.Por su parte, Camilo Pérez, jefe de estudios económicos del Banco de Bogotá, sostiene que el costo de los créditos no está atado únicamente a la tasa de referencia del Banco de la República. “Un factor que incide en la fijación de la tasa de interés es el desempleo, y este es un indicador de riesgo que no ha querido ceder”, enfatiza el analista. María Paola Figueroa, economista principal del Bbva, explica que el costo del crédito sí ha bajado, lo que ha significado un alivio para los tomadores de préstamos de libre inversión o para quienes pagan con tarjeta de crédito. “De abril a junio de este año hubo un descenso generalizado en la tasa para este tipo de préstamos”, asegura.Tasas de interés seguirán a la bajaPese a las críticas, la señora Figueroa asegura que los bancos seguirán bajando la tasa de interés para los créditos de libre inversión y de consumo.“Todavía hay un espacio para seguir reduciendo el costo del crédito porque se cree que el Banco de la República mantendrá estable la tasa de referencia. Sólo hacia noviembre o diciembre podría darse un incremento de la tasa del Emisor, pero sería muy leve”, dice la analista. Además, según Camilo Pérez, del Banco de Bogotá, los bancos están compitiendo por captar más clientes. “Y la mejor forma de quedarse con un cliente es prestándole plata a un menor costo”, aseveró.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad