Contrabando en la frontera con Venezuela sigue sin freno

Contrabando en la frontera con Venezuela sigue sin freno

Agosto 13, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción y Colprensa
Contrabando en la frontera con Venezuela sigue sin freno

Venezuela destinará 17.000 militares, en busca de "reforzar las políticas soberanas para enfrentar el contrabando de extracción" a través de los pasos oficiales y de las más de 200 trochas (vías ilegales) que existen de un país a otro.

En US$200 millones por año se calcula el ingreso ilegal de autopartes por la frontera con Venezuela. Se mantiene el cierre.

El contrabando de autopartes tiene azotados a los comerciantes de este sector, los cuales esperan que con el cierre nocturno de la frontera con Venezuela este flagelo disminuya en las próximas semanas.A ello se suma la falta de clientes, tanto locales como venezolanos, a la ausencia de compradores locales y venezolanos, lo cual produjo una reducción en las ventas del 60 % durante el primer semestre del año.El representante regional de la Asociación del Sector Automotor y sus Partes (Asopartes), David Alberto Reyes, indicó que subsistir en este sector es cada vez más difícil. “Si los talleres de mecánica, latonería y electricidad no tienen clientes, entonces tampoco los vamos a tener nosotros”. Según los cálculos del gremio, las ventas de los autopartistas, que hace cuatro años generaban US$160 millones al año, el año pasado cerraron con una facturación aproximada de US$80 millones.El presidente nacional de la asociación, Tulio Zuloaga Revollo, explicó que a la falta de clientes venezolanos ocasionada desde hace dos años por la devaluación del bolívar fuerte, se suma el desinterés de algunas empresas transportadoras de carácter nacional con presencia en Cúcuta, que no compran los repuestos de sus vehículos en la capital nortesantandereana y prefieren traerlos de Medellín, Bogotá y Bucaramanga. Cifras entregadas por Asopartes, señalan que en el 2013 el envío ilegal de repuestos que pasan por Norte de Santander hacia Venezuela sumó US$80 millones y este año el valor podría llegar a los US$200 millones.El crecimiento de este fenómeno, según explica Zuloaga, se da porque en el país vecino hay unos 18.000 vehículos parados por falta de repuestos. Curiosamente, para el representante gremial, esta realidad es también la principal oportunidad que tienen los autopartistas del departamento para la salir de la crisis.El dirigente le planteó a la Alcaldía de Cúcuta, la necesidad de realizar una reunión con los alcaldes de los municipios que están en la frontera colombo-venezolana, con el objetivo de pedirles a los gobiernos de los dos países la implementación de una zona especial de aduanas, donde se permita un fácil tránsito de productos sin costos aduaneros.“El contrabando se da por un problema de precios, es con este tipo de medidas como se debe combatir y no cerrando la frontera de manera equivocada como ahora se está haciendo”, anotó.El Presidente de Asopartes confió en que con el cierre nocturno de la frontera el contrabando presente una reducción, ya que tanto autopartes como alimentos, textiles y gasolina ingresan por las 250 trochas que existen a ambos lados.Sin embargo, para la directora de Transparencia Venezuela, Mercedes De Freitas, el cierre fronterizo no resuelve el problema, como tampoco lo hizo el chip -un código de barras pegado en el parabrisas- que impuso el gobierno en varios estados fronterizos para racionar la venta de combustible. “El contrabando existe por las diferencias enormes en precios en ambos países y el control de precios y de cambio en Venezuela”, explicó De Freitas. Cabe recordar, que la venezolana es la gasolina es la más barata del mundo, (US$0,02 el litro), mientras que en Colombia cuesta US$1,25 (62 veces más cara). Se calcula que desde Venezuela ingresan a Colombia 100.000 barriles diarios de combustibles ilegales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad