Continúa sin solución la crisis del sector panelero colombiano

Continúa sin solución la crisis del sector panelero colombiano

Octubre 14, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo Cruz Velasco | Especial para El País
Continúa sin solución la crisis del sector panelero colombiano

El sector panelero colombiano enfrenta hoy una sobreproducción de 400.000 toneladas por año y tiene encima la constante amenaza de elevadas importaciones de azúcar y jarabe de maíz de otros países. La situación de los paneleros es delicada.

Importaciones crecientes de azúcar y la actual sobreproducción amenazan a ese renglón agrícola.

El gremio panelero en Colombia lo conforman más de 20.000 trapiches, 19.050 censados por el Invima y el gremio, que producen 1.300.000 toneladas por año, valoradas en US$1.000 millones las cuales representan el 7 % del PIB agrícola con una participación del 1,06% en el gasto nacional de alimentos.Hay sembradas 240.000 hectáreas de caña panelera, en 350 municipios de 27 departamentos paneleros tradicionalmente productores (los departamentos con café son únicamente 20). En 70.000 fincas (unidades productivas) existe un promedio de tenencia de la tierra de 3,42 hectáreas.Hoy es el primer renglón generador de empleo rural lícito en el sector agrícola colombiano. con unos 1.750.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos en 27 de partamentos y 49 millones de jornales anuales. Ha sido durante toda la historia del país, la panela, una locomotora generadora de empleo muy importante.Desde el punto de vista económico social resulta muy ventajoso que el cultivo de la caña panelera esté más esparcido que el café, porque los beneficios que reporta no se circunscriben a unos pocos privilegiados sino que se distribuyen entre la población campesina.Ninguna otra industria proporciona ocupación regular y constante y medios de vida tan considerables y seguros a una porción tan elevada de colombianos. ¿Qué nos llevó a la crisis?Las falsas expectativas del alcohol carburante generadas por el Gobierno anterior en el sector panelero, promovieron la siembra de 40.000 hectáreas adicionales de caña en las regiones paneleras tradicionales y no tradicionales. Al incumplirse el compromiso de montar y financiar las plantas de alcohol carburante en las zonas de tradición panelera, donde no eran viables, estas nuevas áreas generan hoy una sobreproducción de 400.000 toneladas por año.A ello se agregan las importaciones innecesarias de jarabe de maíz y azúcar subsidiada de otros países las cuales están una contrarreforma agraria en el campesinado tradicional panelero, desconociendo el Gobierno que la panela es el retén social del campo colombiano.Esas importaciones que fueron iniciadas por el anterior Gobierno (180.000 toneladas por año), y que en la actual administración se han doblado (a 360.000 toneladas por año), benefician exclusivamente a las transnacionales y algunas multinacionales. A ello se añade la tolerancia del Gobierno que no controla la adulteración de panela con azúcar subsidiada importada.El abuso por parte de los pocos comerciantes de panela en las centrales mayoristas y en los mercados semanales de panela en los pueblos productores, que aprovechan su posición dominante, con la fijación de precios de ruina —que no controla la Superintendencia de Industria y Comercio— forman parte también de la actual crisis del sector.Plan de choque para el sectorCon el objeto de sacar de su crisis al sector es fundamental un plan de choque para el sector panelero, bajo las siguientes bases y el apoyo de los ministerios de Agricultura, Comercio y Hacienda:1. Apropiar recursos para la reconversión de la infraestructura panelera del país, creando mecanismos que la faciliten, superiores o iguales a los agroindustriales de Estados Unidos y Brasil, o de cualquier país competidor. Para ello se necesitan: - Exención de impuestos.- Garantizar la aplicación de un I.C.R. del 40% para todo el sector. - La inversión y el costo agrícola e industrial de: la maquinaria, repuestos, equipo de transporte de caña y panela, combustibles y lubricantes, energía, insumos, etc, - Establecimiento de créditos blandos y de largo plazo. 2. Fijar subsidios o tarifas diferenciales en lo referente a transporte (sin impuestos y subsidiado en un 40%), mano de obra, agenciamiento de aduana y de carga a los productores que exporten. 3. Que el Ministerio de Trabajo exija a los trapiches comunitarios, que han sido construidos con recursos públicos, que cumplan con toda la carga social, al igual que los trapiches que comercializan directamente su panela. 4. Realizar un control efectivo a los almacenes de cadena, supermercados y grandes tiendas, para impedir las abusivas condiciones impuestas a los proveedores de panela.5. Control a los comercializadores abusivos en los centros de acopio o centros de negociación de panela.6. Crear la carrera profesional de Economía Agrícola, y establecer convenios con universidades internacionales que tengan esta carrera.7. Exigir a la administración de Fedepanela, para el manejo de los recursos parafiscales cancelados por los paneleros.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad