Consejos para que la prima navideña no se le vaya volando

Diciembre 08, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
Consejos para que la prima navideña no se le vaya volando

Diciembre es una época de regalos, pero para hacer un gasto responsable, se puede hacer un presupuesto y comprar solo lo necesario.

Hacer un presupuesto de ingresos y gastos y definir prioridades son las claves.

Si llegó a la primera semana de diciembre y ya comenzó a gastar a granel, a “pasar la tarjeta” sin control, a ampliar la lista de aguinaldos por la tranquilidad de no solo recibir sueldo, sino prima, bonificación y hasta liquidación de la cadena (ahorro informal entre amigos), deténgase. No se “cuelgue” más, defina en qué gastará en diciembre y planee cómo cubrir el tren de gastos que llegará con 2015.Realmente son pocos los colombianos que pueden gastar a sus anchas en los fines de año. Una gran mayoría de las familias, especialmente, las de ingresos bajos y medios, deben apelar al “ingenio” también para disfrutar de la Navidad con su dosis de ahorro y no abriendo un roto más al bolsillo.Y así como esta temporada es de fiesta, también de reflexión en sus finanzas personales. Antes de ir a la siguiente fiesta, hacer la siguiente compra o dar el próximo regalo, llegó la hora de responderse, sinceramente, las siguientes preguntas: ¿cuánto gano realmente?, ¿cuánto valen las necesidades básicas y deudas por pagar?, ¿cuántos gastos pendientes me quedan?, ¿qué compromisos tengo en los próximos dos meses y cómo los cubriré?Con esos puntos resueltos, no solo en la calculadora mental, sino escrito en una hoja de papel, en un archivo de Excel o en el blog de notas del celular, puede tener una vida financiera más saludable.“Realizar un presupuesto permite proyectar los ingresos y gastos para tener mejor control del dinero y también ayuda a ponerse la meta de ahorrar periódicamente alguna cantidad, por pequeña que sea, antes de incurrir en deudas innecesarias”, explica Diego Moreno, director de Conocimiento y Experiencia del Cliente de Bancolombia. Con eso claro, ahora sí puede dar el primer paso de apretarse el cinturón para no gastársela toda en Navidad.“Siempre hay formas de generar ahorro en los gastos usuales como el mercado, los servicios públicos, actividades de ocio y esos ‘gusticos’ de más que aparecen en los fines de año. Esa es una buena forma de comenzar desde ya a planear financieramente el 2015”, explica Clara Inés Guzmán, líder del programa de bienestar financiero de Old Mutual.Pero también a esos ahorros cabe agregarle la creatividad, más difícil que gastar sin control y con la emoción del momento, pero con mejores frutos y menos dolores de cabeza futuros.Si con los ingresos adicionales de fin de año dará regalos, precíselos en una lista razonable, priorice y piense que no siempre el obsequio más costoso es lo que más quiere su destinatario. Y claro, siempre está abierta la opción de jugar “amigo secreto” al interior de las familias.Acudir a los regalos creativosHay que dejar atrás la idea de que se debe dar aguinaldo a todo el mundo y mejor aplicar una política de regalos simbólicos, que salen del corazón. “Tiene mucho más impacto afectivo una carta, una tarjeta de los nietos a los abuelos, regalar tiempo, dar un abrazo que recibir 10 pares de medias”, señala Ramiro Reyes Páez, entrenador financiero y fundador de la firma Ilya Latinoamérica. Pero como no todo son regalos, pues también las familias ampliadas pueden acordar que, en vez de que cada hogar tenga dos fiestas, la de Navidad y Año Nuevo, se haga una sola grande donde cada uno aporta algo: comida, decoración, un show navideño, bebidas, transporte, entre otras.Con creatividad se puede diseñar una cena navideña en que delicioso no es sinónimo de más costoso y que la fiesta hogareña pueda ser igual o mejor que en una discoteca o un salón de recepciones. Y para las familias en que el fin de año coincide con las vacaciones laborales, hay caminos para ahorrar en una temporada en que los precios de turismo aumentan considerablemente, como acordar entre familias amigas de distintas ciudades que una sea acogida por la otra durante igual número de días, así se ahorran los gastos de hospedaje y el valor de alimentación es menor. Ahora, si después de contemplar todas estas opciones de ahorro decembrino su voluntad de cuidar el bolsillo es superada por la indisciplina financiera, pues hay que crear al hábito de control. Empiece por disminuir el monto y cantidades de retiros de su cuenta de ahorros, lo que también es una medida sana de seguridad.Por último, hay que ponerle freno a la tarjeta de crédito, no solo procurando tener solo una, sino entregándola a alguien o dejándola en casa, antes de que el cupo esté a reventar. “Es mejor moderarse ahora y no esperar a estar en una situación crítica para tener que acudir a refinanciar una deuda o plan de pagos, pues las condiciones impuestas por las entidades serán más complejas de cumplir”, recomienda Alejandro Ramírez, director de Medios de Pago de BBVA Colombia.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad