Con mal ambiente empezó el debate de la reforma tributaria

Noviembre 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa.
Con mal ambiente empezó el debate de la reforma tributaria

El impuesto a la riqueza e consiste en que las personas naturales o empresas con un patrimonio líquido de más de $1.000 millones paguen ese tributo.

Empresarios dicen que el impuesto a la riqueza frenará la inversión. Se propone gravar los dividendos.

Sin respaldo de los gremios y con muchas propuestas de modificaciones, empezó el debate de la reforma tributaria en las comisiones económicas conjuntas del Congreso de la República.El impuesto a la riqueza (antes impuesto al patrimonio), es el más criticado y podría convertirse en la piedra en el zapato para que la iniciativa sea aprobada antes del 31 de diciembre. Según el presidente de la Asociación Colombia de Empresarios, Andi, Bruce Mac Master, ese tributo es “antitécnico y afecta seriamente a las compañías que deciden capitalizarse. “Hemos pedido que no se desincentive la inversión, que busquemos un sector privado sólido y que estamos dispuestos a que gravemos las actividades en donde se están produciendo las utilidades”, anotó.En esa dirección está encaminada la propuesta de la Alianza Verde, en cabeza del senador Antonio Navarro Wolff, quien indicó que se trabaja en una propuesta para que se reduzca la tarifa del impuesto a la riqueza y sea reemplazado por un impuesto a los dividendos. “Estamos defendiendo la posibilidad de incluir un impuesto a los dividendos que reemplace parte del impuesto a la riqueza, para que quede una mezcla de Cree, impuesto a la riqueza y un impuesto a los dividendos razonables”, explicó Navarro.Los parlamentarios de oposición concuerdan con la preocupación de los gremios. Iván Duque, del Centro Democrático, indicó que si el Gobierno busca mantener el impuesto a la riqueza por los próximos años “que lo hagan sobre una base gravable superior a los 5.000 millones que es donde está más del 85% del recaudo”.“Creemos que esta carga tributaria desincentiva la inversión y el ahorro y afectará sectores como la agricultura, la industria y el sector mineroenergético, que es muy importante en este momento para las finanzas públicas. Empresas con el mismo patrimonio, pero con distintas rentabilidades van a terminar pagando cargas iguales, entonces las de menor productividad con su capital van a ser las más castigadas”, aseguró Duque.Los parlamentarios de la Unidad Nacional también harán sus propuestas frente al articulado. El representante del Partido Liberal, Alejandro Chacón aseguró que “el Congreso está preocupado por la tributaria” y cuestionó principalmente el impuesto a la riqueza.“Nos parece que es mucho más fácil decirle al empresario qué se le va a cobrar sobre lo que gana y no sobre su patrimonio, esto puede hacer que ahuyente la inversión en Colombia”, apuntó el congresista.Criticas empresarialesPor su parte, David Bojanini, presidente del Grupo Sura, pidió al Gobierno redistribuir mejor las cargas tributarias y recordó que la tasa de tributación en Colombia es muy alta (75%, según Doing Business), y propuestas como mantener el impuesto al patrimonio, o reemplazarlo por el de la riqueza, más el 4 x 1000 van a afectar al sector productivo, en especial a la industria.Calificó estos impuestos “como regresivos” y manifestó que con ellos se “desconocen el ahorro y el capital empresarial como impulsadores de la economía nacional”.A su turno, Juan Pablo Córdoba, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, sostuvo que “el planteamiento de la reforma tributaria es pésimo” tal como fue concebido.Por ello, anotó que el impuesto a la riqueza es una pésima idea que desestimulará la inversión en Colombia a largo plazo.“El Gobierno tiene que dejar de ser tan creativo con la creación de impuestos y la generación de variables que lo único que hacen es confundir a todos los sectores involucrados”, enfatizó el empresario.Y añadió: “Esto no es física nuclear, pues la formula esta inventada. Un impuesto a la renta que necesite el país ya sea del 35% o el 45%, o del valor que sea, pongámoslo, pero el Gobierno debe dejar de lado la creatividad tributaria con proliferación de impuestos con diferentes pasivos y cálculos que eliminan la transparencia del sistema tributario”.Con este panorama arrancó el debate de la reforma tributaria, y desde ya se prevén más criticas políticas y empresariales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad