¿Cómo le irá a la economía en el 2016? Responde el Minhacienda

Diciembre 13, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Francy Elena Chagüendo | reportera de El País

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, considera que el aumento de los precios es una situación temporal, que pasará en el 2016. Destacó que la economía se está ajustando a la nueva realidad y que la industria comienza una nueva etapa.

[[nid:254650;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2014/02/mauricio-cardenas-1.jpg;full;{ Mauricio Cárdenas Santamaría, ministro de Hacienda. Foto: Elpaís.com.co | Bernardo Peña}]]

Para el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, los indicadores económicos del país se mueven según lo esperado, y temas como el alto costo de los productos de la canasta familiar, el repunte del dólar y la caída en la renta petrolera no lo trasnochan. Lea también: ¿Por qué el 2016 será el año del 'apretón' económico?

 Primero, considera que la escalada de la inflación será temporal y que el próximo año la tendencia cambiará, hasta que baje a menos del 4 % para el año 2017.  Hoy la inflación está en 6,11 %.  

En segundo lugar, cree que el dólar alto le conviene a los empresarios  y que los resultados se están viendo porque la industria, por primera vez en casi dos años, logró crecer.

Y sobre la baja en las rentas petroleras, dice que el país se está ajustando, aunque la Nación dejará de recibir cerca de $20 billones por este concepto en el 2016. 

 Con todo esto,  la economía nacional creció 3,2 %, en el tercer trimestre del año, cifra mejor a lo esperado por el mercado. 

¿Esta usted satisfecho con el crecimiento de la economía que se conoció esta semana?

Sin duda alguna, el crecimiento de la economía al tercer trimestre muestra que el país ha asimilado, se ha ido acomodando a la caída de los precios del petróleo de una manera ejemplar. El que la economía haya crecido al 3,2 %, muestra que tenemos unas bases sólidas, unas políticas efectivas, sobre todo una economía muy resistente.

Además, es una cifra que nos pone nuevamente a la cabeza de serie de América Latina, somos los que más crecimos de la región en el tercer trimestre del año y  el número once en el mundo.

¿Qué es lo que más se puede destacar de ese crecimiento?

El principal resultado no es tanto el crecimiento del PIB, es el crecimiento de la producción industrial de 2,5 %, después de cinco trimestres de caída. Esta es la primera cifra positiva en  casi dos años y muestra que la gran mayoría de los sectores industriales están creciendo. 

Eso es lo más satisfactorio porque era el sector que tenía más dificultades. ¿Qué está pasando? La devaluación, nos dicen los empresarios, está haciendo que los consumidores compren más producto colombiano y menos importado. Antes la pasta nacional y la importada valían lo mismo, ahora el consumidor prefiere lo nacional porque es más económica. Lo mismo pasa con las confecciones y con una  gran cantidad de productos. Lo que vemos es que el consumidor colombiano se está volcando a comprar producto nacional.

Otro aspecto que podemos destacar es el  aumento de la producción de café y el mayor ingreso de los cultivadores, porque esto irriga a toda la economía.

La industria empezó a crecer, pero aún no se aprovecha el dólar para mayores exportaciones ¿qué ha pasado?

Estamos esperando que eso se dé porque la economía  colombiana necesita los dólares que estamos perdiendo con la caída del precio del petróleo, son muchos dólares porque exportamos US$30.000 millones en petróleo en el 2014 y pasamos a US$14.000 millones este año. 

La disminución ha sido muy fuerte. Pero hay que darle  tiempo al tiempo, las exportaciones no despegan de un día para otro, tenemos unas situaciones adversas como el cierre del mercado ecuatoriano, eso no nos juega a nuestro favor, lo mismo pasa con Venezuela, y entonces no podemos pedir un repunte automático de las exportaciones, pero pienso que con tiempo vamos a empezar a ver un dinamismo de las ventas externas.

¿El 2015 terminará mejor de lo que los analistas y el mismo Gobierno esperaba?

Si, para el cuarto trimestre, que está casi  terminando, esperamos un mejor resultado entre 3,4 % o 3,5%, de forma tal que el Gobierno se ha mantenido en su pronóstico de hace muchos meses, cuando nadie creía, por cierto, de 3,3 %. Nosotros hemos visto las previsiones reducirse, los analistas revisar a la baja sus proyecciones, mucho  pesimismo, pero nosotros nos mantuvimos en el 3,3 % porque estábamos seguros de las políticas que estábamos adoptando.

Una de las preocupaciones actuales es el alto costo de la canasta familiar ¿qué herramientas usará el Gobierno para atajar esta alza de precios?

La inflación está subiendo y seguramente todavía no ha llegado a su techo, eso pasará a comienzos del próximo año y después comenzará a bajar. Es el efecto de la devaluación, porque todos los importados han subido de precio. Pero esto es un efecto de una sola vez, no es algo permanente, eso durará unos meses, pero la economía rápidamente nos llevará a una inflación de menos del 4 % como lo tiene previsto el Banco de la República para el 2017.

¿Por qué no se ha intervenido el mercado del dólar para frenar su precio?

El dólar ha subido porque es el ajuste natural de nuestra economía ante una disminución en el precio del petróleo que hoy está a US$40 el barril, tenemos menos dólares porque caen  las exportaciones de petróleo, de manera que la moneda sube de precio porque es más escasa. Pero la subida del dólar le ayuda al empresariado colombiano porque permite que los productos nuestros sean más competitivos, eso es lo que está ayudando a que crezca la industria y crezca el agro. No es una mala noticia, es algo positivo para este nuevo momento de nuestra economía con menores precios del petróleo.

Creemos que  una tasa de cambio de $3000 es una tasa adecuada, que da estabilidad y esperamos que la mantengamos en esos niveles en los próximos meses.

¿Se intervendrá el mercado?

Si la tasa sube de una manera muy acelerada, el Banco de la República sacará a la venta US$500 millones, es a una decisión que ya se tomó y en el momento en que sea necesario se activará esa determinación.

¿Qué viene para el 2016, se espera  que sea una año más difícil para todos por la mayor caída en  las rentas petroleras?

Será un año muy parecido al 2015  porque hay unos elementos a favor y otros en contra. A favor tenemos la puesta en marcha de la Refinería de Cartagena, el inicio de las obras de cuarta generación (4G) y los planes de vivienda. 

Por otro lado, seguramente será un año de menos crecimiento de la agricultura. Este año fue extraordinario desde el punto de vista del café y eso arrastra mucho, tiene  unos efectos muy positivos sobre el comercio, irriga recursos a la economía colombiana. El año entrante veremos un menor desempeño en el sector minero, entonces sumando  y restando al final creemos que tendremos un año muy parecido al actual.

 ¿De cuánto es el ajuste que tiene previsto el Gobierno Nacional para el 2016?

Lo más importante es que el Gobierno, dado que se están bajando los ingresos petroleros, se está apretando el cinturón, no tenemos otra alternativa. Es la forma de que el choque petrolero lo absorba el Gobierno y no se traslade a los colombianos.

 Estamos haciendo un recorte de gastos de personal y de gastos  generales que será del 4 % el próximo año, eso es una medida necesaria frente a los menores ingresos. 

¿Este recorte y un menor consumo de los colombianos afectarán el crecimiento de la economía?

Naturalmente el menor gasto público tiende a generar menor crecimiento, pero al mismo tiempo estamos estimulando la economía con otros sectores como ya lo mencioné, por ejemplo, la infraestructura, las 4G que las construye el sector privado y  la industria.

Pero a esto se suma la necesidad de más impuestos ¿la reforma tributaria siempre se presentará el próximo año?

La idea es buscar más competitividad, necesitamos una industria, una agricultura y un  sector de servicios más competitivo. Ellos toman ahora el liderazgo en la economía  nacional, esto es como en una carrera de relevos donde  la posta que deja el petróleo, se le pasa a otros sectores de la economía y tenemos  que acompañarlos con una estructura tributaria que les ayude a ser competitivos.

¿La reforma entonces se presentará en marzo?

Sí, esa es la idea

¿Si será una reforma competitiva para la industria, entonces se tocarán puntos como el IVA que aportan todos los consumidores?

Esperemos a ver qué dice la comisión de expertos. No vamos  a entrar a discutir el detalle de la reforma hasta que no conozcamos todas las propuestas de esta comisión.

Estamos en definición del salario mínimo ¿espera que haya una concertación cuando tenemos una alta inflación?

Las conversaciones las conduce el Ministro de Trabajo y estamos hablamos de manera permanente. 

El Gobierno tiene un bloque y actúa de manera cohesionada. El mensaje es que ojalá en esa mesa de concertación haya pragmatismo, se mire la economía con realismo y se llegue a la decisión concertada que sea lo mejor para los trabajadores colombianos. 

El crecimiento del país  en 2015 ha sido satisfactorio, pero es bajo frente a su  potencial y entendiendo que la inflación es temporal -que se deberá corregir en el tiempo- y que hay que proteger el empleo, el ministro de Trabajo lidera una  concertación.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad