Columna de opinión: El TLC con EE.UU., está lejos de ser una amenaza

Columna de opinión: El TLC con EE.UU., está lejos de ser una amenaza

Mayo 15, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Santiago Rojas | Mincomercio.

Durante este periodo, 1.609 empresas nuevas, que antes no lo hacían, exportaron a Estados Unidos, este número representan el 40% del total de empresas que exportan a ese país.

Aumentar nuestra competitividad, ser más productivos, innovar, diversificar nuestros productos y desarrollar un plan para ser parte de las cadenas de producción o cadenas globales de valor son algunos de los principales retos que debemos enfrentar para aprovechar mejor esta herramienta. Actualmente el 82.4% de las exportaciones son minero-energéticos, productos cuyo comercio no está influenciado por un TLC porque no dependen de preferencias arancelarias negociadas. Aquí mismo encontramos el primer reto, tratar de nivelar la balanza y depender, cada vez menos, de los productos no minero-energéticos que actualmente sólo representan el 17,6 %. Si se quiere hacer un análisis sobre el resultado del acuerdo, se debe enfocar en el comportamiento de éste último grupo. Lo que se encuentra es positivo. Para empezar, hay dos sectores de importancia estratégica que mostraron un incremento en las exportaciones, el industrial (1%) y agroindustrial (6,9%). Aunque vale la pena destacar el resultado de éste último, donde tenemos un enorme potencial para consolidarnos como una verdadera potencia, mostrar un crecimiento del sector industrial, con una coyuntura internacional tan complicada, también es destacable. Durante este periodo, 1.609 empresas nuevas, que antes no lo hacían, exportaron a Estados Unidos (este número representan el 40% del total de empresas que exportan a ese país). Así mismo, 350 nuevos productos ingresaron a ese mercado, de los cuales el 75% son del sector manufacturero, es decir que son desarrollados con un alto valor agregado. importante de 14,3% con respecto al período anterior. Sin miedo a equivocarme podemos afirmar que el TLC con EE.UU., lejos de ser una amenaza, es una oportunidad para el campo colombiano, que Colombia está llamada a ser un gran proveedor de alimentos global y que nuestra integración comercial al mundo es la plataforma para poder lograrlo.Las empresas tienen una gran ventana de oportunidad para llegar a EE.UU.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad