Columna de opinión: Atentos a una reforma pensional

Febrero 09, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Marcelo Duque *

Puntos claves que se deben tener en cuenta sobre la propuesta que ha hecho el Gobierno.

Recientemente hemos escuchado al Gobierno, a algunos analistas, los gremios y las centrales obreras hablar sobre la necesidad de una reforma pensional, centrando la discusión, inicialmente, en el aumento de la edad de retiro. Veamos el problema en su conjunto y cuales variables –como trabajadores y empresarios- debemos entender, debido a la importancia estratégica que tiene para todos este asunto.Primero:No es tan simple como decir “debemos aumentar la edad de pensión”, la probabilidad -en Colombia- para que una persona mayor de 50 años, consiga empleo es baja. Cuando alguien a esta edad pierde su trabajo, no le es fácil volverse a ubicar en el mundo laboral. Supongamos que es un hombre que se pensiona a los 62 años de edad, al quedarse sin empleo a los 50, tendría que cotizar 12 años más a pensiones y salud.Siendo las cosas así, la gran pregunta es ¿podrá ese trabajador construir una pensión si no está empleado? Màs aún, cuando está en una etapa crucial para la construcción de su pensión. No podemos comparar nuestra realidad con los mismos parámetros de otros países donde la fuerza laboral tiene posibilidades de acceder al mercado laboral a cualquier edad. La OIT acaba de publicar un estudio donde informa cómo, en Estados Unidos, las personas mayores de 65 años han regresado al trabajo y encuentran opciones para realizar algún tipo de actividad productiva.Segundo:Debiera existir una política gubernamental clara, donde se ofrezcan y generen incentivos tributarios a las empresas que contraten personas mayores de 50 años. Esto permitiría la vinculación al mercado laboral de todos aquellos que se acerquen a la edad de su jubilación ypuedan, de este modo, seguir cotizando para alcanzar su pensión.Tercero:El reto para los trabajadores es estar preparados, estudiar y poder ser competitivos ante esa población menor que está muy bien formada.La responsabilidad también concierne al trabajador, pues, debe generar valor al interior de la empresa donde trabaja.Sería estupendo que El Sena ofreciera planes de estudio dirigidos a estos grupos poblacionales -de edades superiores a los 50 años- como una forma de contribución del Estado a la competitividad, donde se potencie la valiosa experiencia que tienen estas personas y por consiguiente se les ayude a salir adelante para que cumplan con uno de los requisitos básicos para pensionarse.Por último, no se puede negar que ante el envejecimiento de la población es necesario –desde el punto de vista técnico y matemático- revisar las edades y los beneficios pensionales que se reciben en Colombia, con el fin de lograr la perdurabilidad de una nación y la buena salud de sus finanzas, pero con una mirada que integre todas las aristas que tiene esta compleja problemática pensional.Mi recomendación es que debemos estar atentos y participar en esta discusión con el fin de buscar caminos y soluciones equilibradas para todos.(*)Profesor Universitario e Investigador marcelo.duque@comomepensiono.com

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad