Economía colombiana, en jaque por la caída del precio del petróleo

Economía colombiana, en jaque por la caída del precio del petróleo

Octubre 26, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Francy Elena Chagüendo | Reportera de El País
Economía colombiana, en jaque por la caída del precio del petróleo

25 % bajaron las exportaciones de petróleo entre enero y agosto de este año, frente a igual periodo del 2013.

US$20 ha bajado la cotización del barril de crudo en cuatro meses. ¿Colombia está blindada ante esta coyuntura?. Perspectivas.

Colombia no es una potencia petrolera, pero lo que suceda con este producto impacta directamente la economía del país y de sus mismos habitantes. No tenemos los 2.900.000 barriles diarios que produce Venezuela, pero los 980.000 barriles diarios en promedio producidos este año en el país, son suficientes para apalancar el 22 % de los ingresos que el Estado recibe al año y que financian el presupuesto.Por esta razón, la caída de los precios del crudo -en 4 meses ha bajado casi 20 % y cerró el viernes en US$81,01 por barril- tiene en una encrucijada a Colombia. El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dice que el país marcha bien y que está blindado ante los vaivenes de los mercados. Sin embargo, ya surgen señales de preocupación porque estamos vendiendo menos petróleo y recibiendo menos dinero por el que se exporta.Esta semana durante el estudio del presupuesto de regalías para los años 2015 y 2016 (recursos que recibirán municipios y departamentos), se anunció un ajuste al plan inicial que planteaba la distribución de $18,2 billones para esos años. Todo parece indicar que los dineros a repartir en las regiones serán menores.Pero ahí no acaban las señales. Cárdenas dijo en el Congreso que en el presupuesto del 2015 se fijó un precio del petróleo promedio en US$98 por barril, cifra que se revisaría de continuar a la baja el crudo y también se cambiaría el estimativo para el 2016. Eso implica que el presupuesto de los próximos años tendría otro faltante que no había sido calculado, sí sigue la actual destorcida petrolera. Aunque el Gobierno aparenta tranquilidad, economistas como Eduardo Sarmiento dicen que la realidad muestra otra cosa. Plantea que hay indicadores que evidencian que la economía no está bien y que el hueco fiscal que ha generado la menor venta de petróleo y los bajos precios puede llegar a $17 billones en 2015.La reforma tributaria que cursa en el Congreso buscar tapar un hueco fiscal de $12,5 billones en el presupuesto del 2015 y conseguir otros recursos para los siguientes años.El director de la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP, Francisco Lloreda, dice que la caída de un dólar en el precio del petróleo, sostenida durante un año, representa $400.000 millones menos para el país, por lo que la preocupación es válida.Los analistas resumen en dos los efectos de la caída del petróleo: menos recursos para el presupuesto nacional y la salida masiva de dólares, frente a un menor ingreso de estos, lo que causaría debilidad en la economía. (ver recuadros). Ninguna de estas opciones es buena para el país, por eso todos esperan que el crudo retorne pronto a los US$100 barril.Menos divisasNormalmente del país salen más dólares de los que entran y eso genera un déficit que los economistas lllaman de cuenta corriente. Con la caída del precio del petróleo ese déficit se ha profundizado y llegó al 4,5 % del Producto Interno Bruto, PIB.Según el economista Eduardo Sarmiento, eso es “muy grave” porque Colombia está importando más de lo que exporta. “Producto de la revaluación y de la desindustrialización”, dice. El petróleo y sus derivados representan el 55 % de las exportaciones colombianas y si estas se caen, como ha venido sucediendo -2,5 % hasta agosto- se reduce de forma inmediata el ingreso de divisas.Alejandro Reyes, jefe de investigaciones de Ultrabursátiles, explica que esa situación genera un “castigo en la moneda, el dólar se ha apreciado y puede llevar a que suban las tasas de interés, caiga la inversión porque importar saldría más costoso y se debilite la demanda interna”. Explica que a ningún sector le convienen los saltos abruptos del dólar.Hueco fiscalEl 22 % de los ingresos de la Nación proviene del petróleo, por ventas o pago de impuestos de las empresas del sector. Si los precios del crudo bajan, pues se sentirá un impacto en los ingresos. Pero, según Alejandro Reyes, investigador de Ultrabursátiles, el efecto no es inmediato, pues del promedio de los precios del 2014, dependerá el presupuesto del 2015 y así sucesivamente. “Este año los precios estuvieron altos en el primer semestre y ahora bajan, pero al mirar el promedio del 2014 aún puede ser favorable”,explica.Agrega que de continuar la reducción es posible que los menores ingresos toquen el presupuesto de 2015 o del 2016. “Lo que pase este año se está tapando con la reforma tributaria”.Juana Téllez, investigadora económica del Bbva, reconoce la incertidumbre que genera los bajos precios, pero dice que no es momento de tomar decisiones. “Los riesgos de menores ingresos por ventas de crudo pueden compensarse con los que genere un dólar más caro”. Se estima que una divisa alta compensa en 40 % la caída del precio del crudo.¿Por qué baja?Según los analistas tres elementos han afectado la cotización internacional del crudo: la fortaleza del dólar, el aumento en la oferta disponible y la reducción de la demanda, en especial de Europa y China. En noviembre se reunirán la Organización de Países Exportadores (Opep) que esperan tomar una decisión para evitar que siga bajando el crudo, aunque Arabia Saudita no quiere influenciar en la medida. Algunos expertos internacionales temen que el petróleo caiga a US$70 por barril poniendo en dificultades a países como Venezuela, Rusia e incluso a Colombia.Más producciónFrancisco José Lloreda, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP, dice que esta industria está acostumbrada a la volatilidad en el precio y cada empresa se prepara para estas situaciones. “Esperamos que este sea un tema coyuntural porque si a los hidrocarburos les va bien, a Colombia también. Cada peso que deje de producir este sector es un peso que terminamos pagando los colombianos vía impuestos”.Agregó que el desafío para el país es aumentar las reservas (al 2013 eran de 2377 millones de barriles) y no solo de petróleo sino de gas y dice que la única forma de hacerlo es explorando más. “El país debe pasar de 115 pozos año, que se pueden lograr, a unos 200 o 230 pozos”. La industria de hidrocarburos le aporta a Colombia alrededor de $32 billones al año.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad