Economía colombiana creció con seguridad durante gobierno de Uribe

Julio 20, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Economía colombiana creció con seguridad durante gobierno de Uribe

Uno de los pilares del gobierno de Álvaro Uribe fue la confianza inversionista. Gracias a esto, en los últimos ocho años se duplicó la entrada de capitales al país. El lunar fue el desempleo.

La estrategia económica del Gobierno que finaliza el próximo 7 de agosto ha girado en torno a la creación de una confianza inversionista, una de las obsesiones de Álvaro Uribe desde su llegada al poder. Y a juzgar por los resultados, esa ha sido otra política exitosa del Mandatario saliente, pues durante sus dos gobiernos la inversión total respecto al Producto Interno Bruto, PIB, virtualmente se duplicó, pasando del 13% del PIB, al 21% en el 2008, no obstante la crisis financiera internacional.Sin duda, la confianza inversionista se basa en la Seguridad Democrática, el primer eje de trabajo de Uribe Vélez y por el cual fue elegido dos veces por los colombianos para gobernar el país.El ex ministro de Hacienda, Roberto Junguito, explicó que la confianza es “esencial para estimular y promover la inversión”. Y agrega que “la confianza en la economía es un acto racional. La gente usa la información disponible para adoptar las decisiones más adecuadas. Cuando la gente tiene confianza compra bienes y servicios”. Eso parece ser lo que ha ocurrido bajo la batuta de Uribe, pues en estos ocho años el Producto Interno Bruto, PIB creció de forma pocas veces vista: pasó del 2,5% en el 2002 al 7,5% en el 2007.Además de atraer a los inversionistas privados, el Estado también ha puesto su parte en la recuperación económica, con un progresivo aumento del gasto público, en estos 8 años.Según el balance del Ministerio de Transporte, entre 2002 y 2010, el Gobierno Nacional invirtió en la construcción de dobles calzadas $6,3 billones. Como resultado quedan 1.000 kilómetros nuevos (en el 2002 sólo había 52 kilómetros en dobles calzadas).Adicionalmente, se dejan contratos firmados para 3.000 kilómetros más, la mayoría bajo el sistema de concesión.Las concesiones se extendieron a otros nodos de transporte que fueron importante para el país. Se renovaron los contratos de concesión de los puertos, lo que permitió más inversión en esta materia. Al Presidente Uribe también se le abona el impulso a los sistemas de transporte masivo de pasajeros en las ciudades. Durante su Mandato se financiaron ocho sistemas de ese tipo, entre ellos el MÍO en Cali.Otro aspecto clave dentro de la estrategia económica del Gobierno Uribe fue el impulso al sector minero y de petróleos. Este último registró una transformación sin precedentes con la creación de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, ANH, que se encarga de administrar las áreas con potencial hidrocarbuferas del país y promover la exploración de las mismas. La creación de la ANH permitió pasar de 12 puntos de exploración en el país, hace cuatro años, a más de 120 en la actualidad. Y en el campo de la producción, de 250.000 barriles de petróleo diarios a 783.000 barriles.En materia de exportaciones, el país también logró un incremento importante, al alcanzar los US$32.000 millones, cifra récord en Colombia, pues cuando asumió la presidencia Uribe, ese índice apenas alcanzaba los US$11.000 millones.Otro de los síntomas de la confianza se reflejó en el mayor número de turistas extranjeros que visitan el país. La campaña del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo ‘El riesgo es que te quieras quedar’ rindió sus frutos: la llegada de visitantes pasó de 1.200.000 en el año 2002 a 2.500.000 en el 2009, es decir, un crecimiento de más del 100%, mientras que en el mundo, el año pasado el numero de turistas decayó 4%.Asimismo, los puertos de Cartagena y Santa Marta volvieron a ser puntos de llegada de los cruceros, lo que también permitió la visita de más turistas.En deudaA pesar de la dinamización de la economía, uno de los sectores que se quedó rezagado fue el de la agricultura. Los datos del PIB del primer trimestre de 2010 muestran al sector agropecuario decreciendo 1,3% frente al mismo período de 2008.Fue en este sector donde se produjo el mayor escándalo por cuenta de las asignaciones de créditos no reembolsables a familias adineradas del país, familiares de funcionarios públicos e incluso a narcotraficantes.Otro de los ‘cocos’ de la política económica de la administración Uribe fue el desempleo, que a lo largo de estos ocho años se mantuvo en dos dígitos. Para el economista Eduardo Sarmiento, el problema se inició desde la Reforma Laboral de 2002, cuando el presidente Uribe intentó dar un espacio a la generación de empleo, que al final no resultó y terminó agravando la situación.“La política laboral, que buscaba eliminar las compensaciones para el trabajo fue justificada para incentivar el empleo pero no logró el objetivo. Pero, al contrario, descendió los salarios y no consiguió levantar el empleo, que se ve reflejado en las cifras presentadas por el Dane” , dijo Sarmiento.Además, la informalidad, según analistas como Alejandro Gaviria, aumentó de forma alarmante durante este Gobierno “llegando a cifras que rondan el 60%”.Igualmente, la revaluación se convirtió en un grave problema para el sector manufacturero y agropecuario exportador. El presidente de Analdex, Javier Díaz, aseguró que para poder ser competitivos se necesita un dólar de $2.300. “Menos de ahí representa pérdidas para los exportadores que tienen que recibir pocos pesos por sus ventas”.Y a la revaluación del peso se suma la crisis diplomática con Venezuela, que desplomó la exportaciones de productos no tradicionales.Y aunque se menciona que el estimulo a las inversiones fue parte de los aciertos, otros coinciden en afirmar que si bien ayudó a la inversión, también favoreció a los sectores más pudientes. “El Gobierno subsidió al capital para que este contribuyera a la economía, pero descuidando el tema del empleo. El trabajo merecía un tratamiento similar, pero nunca tuvo una política seria”, concluyó Sarmiento.Más socios en comercioColombia logró abrir nuevos mercados gracias a los tratados comerciales firmados con países como Chile, Canadá y regiones como Centroamérica y la Unión Europea.También se logró la firma del TLC con EE.UU. en el 2006. Sin embargo, el tratado está pendiente de la ratificación del Congreso de ese país.ProtagonistasJorge Humberto Botero, ministro de Comercio entre 2002 y 2007. Fue el encargado de iniciar y cerrar la negociación del tratado de libre comercio con Estados Unidos, que se firmó en Washington el 22 de noviembre de 2006. También impulsó los TLC con Centroamérica y Chile. Luis Guillermo Plata, actual ministro de Comercio. Llegó en el 2008. Impulso el TLC de Colombia en el Congreso de E.U. Cerró el TLC con la Unión Europea. Le tocó sortear la crisis con Venezuela y Ecuador. A pesar de la recesión, Colombia logró impulsar el turismo de extranjeros hacia el país.Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda desde el 2002 al 2007. Fue reconocido como un ministro más académico que político. Fue el encargado de impulsar la primera reforma tributaria en el primer período de Gobierno de Uribe. Le fue aprobada, pero no como fue presentada.Óscar Iván Zuluaga, actual ministro de Hacienda desde febrero de 2007. El actual ministro de Hacienda se le reconoce su manejo político en el Congreso. Le tocó sortear la crisis económica mundial y los problemas de la desfinanciación de la salud, que obligaron a una reforma.Andrés Uriel Gallego, ministro de Transporte en los dos períodos. Fue de los pocos ministros que estuvo los dos períodos en la misma cartera. Se le reconoce que bajo su batuta despegaron proyectos viales importantes como la doble calzada Bogotá-Buenaventura y el túnel de la Línea.El escándaloSubsidios de Agro Ingreso SeguroEn el 2009 se destapó el escándalo por la asignación de subsidios para hacer obras de riego que financiaba el programa Agro Ingreso Seguro.Según lo denunciado por los medios de comunicación, entre los beneficiarios se encontraban reinas de belleza (entre ellas la ex señorita Colombia Valerie Domínguez) y familias pudientes de la Costa Atlántica (los Dangond y los Lacouture).En el caso del Valle también resultaron beneficiados familiares de algunos funcionarios públicos. Asimismo algunas empresas agroindustriales recibieron millonarias ayudas.En la actualidad, el Gobierno trata de recuperar $11.820 millones que particulares se apropiaron irregularmente de estos recursos (a través de la conciliación judicial), mientras que el presidente Uribe sigue defendiendo el programa.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad