Economía colombiana crecerá aún sin renta petrolera, dice Minhacienda

Noviembre 27, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra, enviado especial de El País a Cartagena
Economía colombiana crecerá aún sin renta petrolera, dice Minhacienda

Colombia es el cuarto productor de petróleo de América Latina, después de Venezuela, México y Brasil.

La economía colombiana crecerá 3%, pero el 2016 tendrá otras amenazas, ya que no habrá ingresos para el Estado por cuenta del crudo.

A pesar del choque por la caída de la renta petrolera y la menor dinámica exportadora e importadora, la economía colombiana crecerá   3 %, pero el 2016 tendrá otras amenazas ya que no habrá ingresos para el Estado por cuenta del crudo.

Tal perspectiva fue anunciada por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santa María, ante el XII Congreso Nacional de Infraestructura, tras señalar que ese ‘hueco’ en las finanzas públicas será de $ 20 billones, ya que los ingresos del Gobierno Nacional pasarán de representar el 16,7 % del Producto Interno Bruto, PIB, al 14,9 % el año entrante.

Lea también: Precio del petróleo, ¿un barril sin fondo?

Así y todo, enfatizó el funcionario, Colombia será la economía que más crecerá en el Continente, ubicándose entre las siete de mejor desempeño, a pesar del desplome de los precios internacionales del crudo, apreciación que también ratificó la agencia calificadora Moodys.

Cabe recordar, que en el 2013 el país obtuvo ingresos por $ 23 billones por concepto de impuestos originados por el sector petrolero. Este año esos dineros serán de menos de $9 billones, debido a la caída de las utilidades de las compañías petroleras. Y en el 2016, se prevé que no habrá ingresos por ese concepto para el Estado.

Cárdenas comentó que le preocupa el déficit en la cuenta corriente el cual saltará de US$11 mil millones a US$18 mil millones en 2016, ocasionado en especial por las menores exportaciones petroleras.

Recordó que el panorama es complejo dado que las exportaciones petroleras bajaron de US$30.000 millones en 2013 a US$14.000 millones en 2015.

Lea también: ¿Qué esperar de la economía colombiana con las nuevas cifras del petróleo y dólar?

Frente a lo que viene, el jefe de las finanzas públicas dijo que el sector de la infraestructura pasará a convertirse a partir del año próximo en el dinamizador de la economía colombiana, con las nuevas obras a ejecutarse en materia de autopistas de cuarta generación para que el país pueda exportar más.

“El sector privado tiene una enorme responsabilidad en esta coyuntura para sacar al país adelante. Dentro de un año veremos a Colombia en plena construcción para enfrentar este choque, lo que será la gran apuesta del país”.

Por ello, el Gobierno ha estimado un aporte del 0,7% de la infraestructura a la economía en 2017, dijo Cárdenas. En 2016 será del 0,4%.

“En esta etapa de transición del PIB colombiano el protagonismo será luego para la industria, luego vendrá el agro en el posconflicto y posteriormente el turismo. Vamos a reemplazar lo que fue ese país minero-energético”, indicó el Ministro.

El Gobierno se ha comprometido con la firma de vigencias futuras para financiar obras, pero sin superar el 0,4 % del Producto Interno Bruto, PIB. “No podemos pasar de ese monto por los parámetros que nos impone la regla fiscal. Es un cupo en el cual están incluidos los $9,65 millones de recursos para el metro de Bogotá, el cual queremos que se comience a construir a partir del año 2017”, añadió.

Cárdenas informó, asimismo, que pese a las adversidades, Colombia recibirá este año inversión extranjera directa por       US$ 14 mil millones, un monto inferior en US$ 2 mil millones respecto al 2014. “Eso es una demostración de la confianza inversionista que el país sigue teniendo tanto en el mercado nacional como extranjero”.

De esa suma, US$ 12 mil millones corresponderán a inversiones de portafolio, es decir, en títulos, bonos y acciones.

El Ministro recalcó que gracias a la prudencia en el manejo de las finanzas públicas, la economía podría crecer al 3,1 % en el 2016, garantizando de paso la financiación de los nuevos proyectos de infraestructura, los que dijo “no se pueden quedarse en el papel y en solo anuncios”, pues esas obras son vitales para el futuro del país”.

Al respecto, el presidente de la  Cámara Colombiana de la Infraestructura, Juan Martín Caicedo Ferrer, indicó que el sector es consciente de la situación fiscal del país, por lo que la responsabilidad de la empresa privada será fundamental en el 2016 en la ejecución del paquete de obras por $ 70 billones que se puso en marcha.

“Estas nuevas carreteras y los programas de vivienda no solo le traerán beneficios a la Colombia de hoy, sino a las futuras generaciones”, puntualizó el dirigente.

Revisar producción petrolera

Frente al futuro petrolero nacional, Fedesarrollo aprovechó para solicitarle al Gobierno una revisión de sus proyecciones en cuanto a producción petrolera. 

“Aunque las cifras del gobierno, plasmadas en el Marco Fiscal del Mediano Plazo, suponen una producción más o menos estable de un millón de barriles diarios en los próximos años, esas proyecciones lucen demasiado optimistas. Las estimaciones de Fedesarrollo sugieren que la producción empezaría a declinar el año entrante, alcanzando niveles de 901.000 en 2017 y 812.000 en 2018”. 

“El sector privado debe empezar a idear estrategias que le permitan financiar la operación en una coyuntura de precios bajos. Un cambio de actitud en cuanto al entorno es más que necesario: si las empresas persisten en el pesimismo que hasta ahora ha predominado, los cambios más trascendentales no tendrán efecto. De igual forma, las empresas deben replantear la hipótesis de que el sector solo logrará capotear la crisis con una reducción de impuestos, pues hay mucho terreno para mejorar en productividad y eficiencia de puertas para adentro”, recalcó esa entidad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad