Colombia, uno de los países que menos paga por sus alimentos

Noviembre 05, 2013 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | Colprensa.
Colombia, uno de los países que menos paga por sus alimentos

Según el informe sobre las ‘Perspectivas agrícolas mundiales 2013-2022’, que realizó la Ocde y la FAO, los mexicanos y los chilenos se encuentran dentro de los que más pagan por los alimentos.

Colombia dentro de los países de la Alianza del Pacífico, sobresale en este aspecto al tener la tasa de precios al consumidor en alimentos más baja.

Tener productos alimenticios a precios razonables para la población, es uno de los temas que más preocupan a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) y la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Colombia dentro de los países de la Alianza del Pacífico, sobresale en este aspecto al tener la tasa de precios al consumidor en alimentos más baja. Además, si el país hiciera parte del ‘grupo de las buenas prácticas’, sería uno de los que menos pagaría por los alimentos en la Organización. Según el informe sobre las ‘Perspectivas agrícolas mundiales 2013-2022’, que realizó la Ocde y la FAO, los mexicanos y los chilenos se encuentran dentro de los que más pagan por los alimentos, siendo superados únicamente por los turcos. La tasa de inflación anual en el precio de los alimentos para estos países latinoamericanos se ubicó en enero de 2013 en más de 4%, cerca de cuatro puntos por encima de las tasa de Colombia que se ubicó en 0,48% y también mayor a la de Perú, 3,43%. Si bien los aumentos en los precios de alimentos en los países en desarrollo, en promedio, se desaceleraron durante este último año, siguen existiendo diferencias significativas con los emergentes, aunque el caso de Colombia sobresale porque se encuentra casi a la par que los mejores de la Ocde, como Grecia y Canadá, quienes tienen una inflación apenas arriba del 0%. La baja tasa de inflación que presenta Colombia en los alimentos, se produce porque los objetivos de la política monetaria combinan la meta de estabilidad de precios con el máximo crecimiento sostenible del producto y del empleo, aduce Juan Camilo Restrepo ex ministro de Agricultura. “Las perspectivas para Colombia son muy buenas, porque nosotros tenemos unos precios muy moderados y hemos logrado mantener una excelente tasa de inflación, que es la mejor protección que puede tener el consumidor” señaló. Para el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, la inflación en Colombia es baja porque desde su punto de vista los productores son competitivos en diferentes productos, sino también por cuenta de la “sobreproducción que deprime los precios y el contrabando (lo que no afecta del todo el IPC pero sí la economía campesina”. Algunos países de Latinoamérica experimentaron aumentos de 10% o más en los precios de alimentos como Brasil 11% y Venezuela 22%, otros rondan entre 10% y 12% como Uruguay y Nicaragua. El común denominador en América Latina fue un aumento variado en la inflación, con la mitad de los países sufriendo la aceleración de los aumentos en los precios de alimentos y la otra mitad con una disminución respecto al año pasado. El crecimiento de la producción agrícola en los próximos 10 años retrocederá de 2,1% (promedio cada año en la última década) a 1,5%, una situación que podría tener graves consecuencias para los precios y el abastecimiento, si los países desarrollados y los emergentes no toman las respectivas medidas de contingencia. Una reducida expansión de las tierras agrícolas, el alza de los costes de producción, la creciente escasez de recursos y el aumento de las presiones ambientales son los principales factores detrás de esta tendencia. El hecho de contar con una disminución en la producción, significará que los precios de los alimentos van a subir y la capacidad adquisitiva de las personas en estado de vulnerabilidad se va reducir, un problema que en Colombia acrecentaría más el problema de la seguridad alimentaria. La prevalencia de alimentación en el país es de 10,6%, es decir, que cerca 11de cada 100 personas no alcanzan a suplir los requerimientos mínimos de energía alimentaria que necesitan al día. Sin embargo, vale la pena mencionar que esta cifra ha disminuido cada 10% desde 1990 en donde el indicador se ubicaba en 20,3%. Con respecto a lo anterior, Restrepo considera que el país no tendría por qué sufrir problemas de producción y de precios altos en los alimentos. “Colombia produce el 90% de los alimentos que consume y el 10% restante que importa lo está empezando a producir”. Para Lizarralde, “La producción en Colombia no bajará. Los habitantes en el mundo crecerán y esto será beneficioso para el país porque habrá más consumo y más exportaciones”. Los precios crecerán a corto plazoOtra de las preocupaciones del informe, es que en la actualidad los precios de productos básicos son históricamente altos. En el corto plazo, los precios de los cultivos deberían caer si la producción se mantiene estable, pero como la tendencia en la próxima década se reducirá, se prevé un aumento en los precios tanto de los cultivos como de los productos pecuarios, junto con una alza mayor en los precios de la carne, el pescado y los biocombustibles. Según el informe los precios reales promedio para el periodo 2013-2022 están proyectados por encima de la media de 2003-2012 para la mayoría de los productos del consumo básico, y en un eventual escenario de desabastecimiento lo que podría ocurrir serían una alza generalizada en los precios de los productos. Actualmente los países de la Ocde que más pagan por los alimentos son: Chile, México, Turquía, Estonia, la República Checa y Eslovaquia. En el informe la Ocde y la FAO describen cuál va ser el comportamiento de los principales alimentos para el consumo mundial, en cuanto a precios, durante los próximos 10 años. Entre ellos se encuentran: el cereal, semillas oleaginosas, azúcar, algodón, carne, productos lácteos, la pesca entre otros. En todos los productos la tendencia es a que se incrementará la producción, respecto a la década anterior. Sin embargo, la situación de algunos países, como es el caso de China en donde se prevé una mayor demanda de productos, que el país no podrá suplir, generará una importación masiva de alimentos y en algunos casos un problema de desabastecimiento. China importará más productosEl sector agroalimentario de China, uno de los países más poblados del mundo, sufrirá en la próxima década una rápida expansión que no podrá aguantar con sus propios productos. Por esta razón, la Ocde y la FAO, consideran que el país tendrá que importar algunos productos para poder soportar la demanda que exige el país. China ha hecho de la autosuficiencia en arroz y trigo la principal prioridad política. La producción agrícola creció casi cinco veces entre 1978 y 2011. Sin embargo, en los últimos años los precios de los alimentos aumentaron y se espera que la producción disminuya.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad