Colombia, un país donde la infraestructura rueda poco

Abril 17, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Francy Elena Chagüendo A. Reportera de El País
Colombia, un país donde la infraestructura rueda poco

Hace cinco años cuando Colombia firmó el Tratado de Libre Comercio, TLC, con Estados Unidos, se planteó la necesidad de ejecutar una agenda interna para la competitividad. Hoy, el panorama del país no parece haber cambiado de forma significativa. Le contamos por qué.

Hace cinco años cuando Colombia firmó el Tratado de Libre Comercio, TLC, con Estados Unidos, se planteó la necesidad de ejecutar una agenda interna para la competitividad. Hoy, cuando es posible que ese acuerdo comercial sea una realidad, el panorama del país no parece haber cambiado de forma significativa y continúan los rezagos en materia de infraestructura, en especial del transporte (vías, puertos, red férrea y aeropuertos).Colombia tiene hoy alrededor de 1.000 kilómetros de dobles calzadas (Chile tiene 2.431); 17.400 kilómetros de vías en la red primaria, de los cuales sólo el 46% es calificada como logísticamente aceptable para que fluya el comercio exterior, lo que quiere decir, que más del 54% de la actual infraestructura disponible, no puede ser usada para el desarrollo y aprovechamiento del comercio, según explicó Rosario Córdoba, presidente del Consejo Privado de Competitividad.“Sólo el 10% del total de la red vial está pavimentada, porcentaje inferior al promedio de América Latina. La densidad por área de carreteras pavimentadas es de 14.6%, mientras el promedio latinoamericano y del Caribe asciende a 36%”, dijo la ejecutiva.En los últimos cuatro años el país intentó avanzar en esta materia, empezando obras como la doble calzada hacia Buenaventura, la adjudicación de los tres tramos de la ruta del Sol, que comunica el centro del país con la costa Caribe; la autopistas de la Montaña, y se aprobaron vigencias futuras para la construcción de esta obra y de la autopista de las Américas.Sin embargo, Edgar Higuera, director de la Cámara de Logística de la Andi, afirmó que el problema está en que no hay un solo corredor logístico terminado. “Tenemos corredores aproximados, pero no existe integralidad. Creo que el Estado debería hacer evaluación de las prioridades de dónde hacer inversión y terminar lo que se ha empezado, pues no se puede competir con pequeñas dobles calzadas”, explicó.Según los estudios del Consejo Privado de Competitividad la falta de infraestructura genera un sobre arancel que oscila entre el 16% y 18%, que es probablemente el costo más significativo para la industria.Aún así, el país logró que las exportaciones pasaran de US$13.200 millones en el año 2000, a US$39.800 millones en 2010, pero se teme que el comercio pueda colapsar ante la falta de corredores adecuados para el transporte de las mercancías, ante las expectativas de crecimiento.Para Juan Martín Caicedo Ferrer, presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, el país fue afortunado en no haber tenido TLC hasta ahora. “Si así hubiera pasado, habríamos tenido muchos problemas, sólo recordemos la tragedia de Bendiciones que paró el comercio más de un mes por Buenaventura. Hoy, en la parte férrea y fluvial no ha pasado nada”, afirmó.La diferencia entre Asia y América Latina está en la infraestructura, aseguró Sergio Clavijo, presidente de Anif. “Si Colombia quiere crecer por encima del 6%, debe duplicar las inversiones previstas en los próximos 15 años”, dijo.Ante la inminencia del TLC con Estados Unidos, el Gobierno Nacional anunció un plan de trabajo a 10 años que será revelado en mayo e incluiría inversiones por $99,5 billones, que se esperan tengan algún impacto en la competitividad.Déficit en carreterasSegún la agenda de competitividad de la Andi, el rezago de Colombia es tan grande en infraestructura, que en algunos indicadores como el tamaño de la red vial arterial pavimentada por habitante, se encuentra incluso por debajo de países de ingresos más bajos como Bolivia o Ecuador. Para los gremios, es necesario avanzar en la ejecución del túnel de La Línea y desde ya promover la ejecución del otro túnel que se requiere para el tráfico de importaciones, pues el que se construye está en el corredor Bogotá- Buenaventura, quedando pendiente la vía de retorno. Se recomienda consolidar una red que permita el uso del transporte multimodal. Pobre en red férreaEl país tiene un portafolio de proyectos de 2.000 kilómetros de vía férrea, sin embargo, a la fecha no operan sino un poco más de 400 kilómetros y sin conexiones. Falta el sistema ferroviario central, el corredor del Carare, la concesión del Atlántico, el corredor condiboyacense y terminar la red férrea del Pacífico. Según la CCI, en materia de infraestructura férrea y fluvial no ha pasado nada en el país, por eso considera el gremio que se debe apurar el ferrocarril del Carare y poner en operación los 700 kilómetros de red paralelos al río Magdalena, que sólo requieren la conexión con Santa Marta.Mejor en energía y telecomunicacionesEstos sectores son los que resultan mejor librados en materia de infraestructura y competitividad. Desde el 2001 al 2010 la inversión privada en Telecomunicaciones sumó más de US$7.238 millones y el año pasado aumentó la penetración de Internet con 4.384.181 suscriptores.Por su parte, la capacidad energética del país llegó a 14.442 megavatios. Los empresarios consideran que el costo de la energía aún es alto en el país, pero la reciente reforma tributaria eliminó el pago que hacían las empresas por kilovatio consumido, reduciendo sus costos.Obras prioritariasUn estudio del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, aseguró que los tres principales ‘cuellos de botella’ que generan sobre costos al comercio en Colombia son: la baja competencia de los puertos, principalmente en la costa Pacífica; la limitada utilización de las tecnologías de la información y el poco nivel de desarrollo de otras formas de transporte interno, distinto al camionero.Por eso expertos señalan que las obras prioritarias para la región pasan por culminar el puente del Piñal en Buenaventura, hacer el dragado del canal de acceso y lograr una operación de 24 horas en los diferentes terminales marítimos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad