"Colombia pierde $4 billones anuales por paraísos fiscales": Director de la Dian

"Colombia pierde $4 billones anuales por paraísos fiscales": Director de la Dian

Octubre 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra | Reportero de El País

El paraíso fiscal es un territorio o Estado que se caracteriza por aplicar un régimen tributario favorable —como exención total de impuestos— a ciudadanos extranjeros y empresas no residentes.

Juan Ricardo Ortega, director de la Dian, afirma que los nacionales con fortunas en el exterior deben pagar impuestos y jugarle limpio al país.

Después de varias décadas, Colombia se puso en la tarea de escudriñar las fortunas que muchos nacionales tienen en los llamados paraísos fiscales y con las cuales evaden impuestos por $4 billones al año, dineros que podrían ser utilizados en seguridad, infraestructura, justicia, salud y educación.Este es el objetivo, según el director de la Dian, Juan Ricardo Ortega, que persigue el Decreto 2193 del pasado 7 de octubre, el cual cataloga como ‘paraísos’ a 44 países adonde van a parar las ganancias de millonarios negocios por compra venta de empresas, activos y transacciones financieras, y que no pagan impuesto sobre la renta.¿Por qué se demoró tanto el Gobierno en expedir un decreto para controlar la evasión de impuestos a través de los paraísos fiscales?Es indiscutible que Colombia se demoró mucho en tomar esas decisiones, y en generar una cultura y una administración tributaria que garantice que las personas de mayores ingresos y con unas grandes fortunas cumplan sus obligaciones con el fisco. Tenemos un nivel de atraso que nos hace ser uno de los cuatro países con el más bajo recaudo de impuestos en América Latina.¿Cómo recuperar el terreno perdido cuando otros países tienen legislaciones en ese campo que datan de muchos años?Colombia tiene una historia larga y muy difícil de juzgar por temas como el control cambiario de 1968, por los problemas de devaluaciones sucesivas, más crisis financieras en los años 80 y 90 y problemas de seguridad. Mucha gente experimentó falta de confianza frente a que la información de su riqueza pudiera ser conocida, lo que llevó a que moviera sus fortunas a diferentes jurisdicciones como Miami, Delaware, Panamá, las Islas Vírgenes y las islas Caimán, entre otros.Por eso, hoy el impuesto al patrimonio (para seguridad) ha sido muy beneficioso para la mayoría de los colombianos, particularmente para los que tienen fortunas importantes. Fue la mejor inversión de sus vidas.¿Qué persiguen esas normas? ¿Y la Dian está preparada para aplicarlas?Lo que este Gobierno propone es que podamos tener información cierta y confiable de las personas de bien, y que no tengan que preocuparse del riesgo de una auditoría que les termine generando unos problemas muy complicados. Por eso expedimos normas como la reforma tributaria de diciembre del 2012 o Ley 1607, las cuales facilitan que la administración de impuestos sea mucho más dura y radical y que no permita esa venta de empresas en el exterior. Tenemos la convicción firme de que cuando un empresario hace una fortuna con un negocio en Colombia tiene mucho mérito, pero hay también una parte indiscutible que le corresponde al país en impuestos, ya que contar con justicia, infraestructura y seguridad no es gratis.Por eso bajamos los impuestos sobre las herencias y de ganancia ocasional, y generamos una oportunidad muy importante para que la gente honesta ajuste su información patrimonial el próximo año pagando el 10 % de esos patrimonios no declarados en cuatro contados. Sancionaremos a quienes no quieran acogerse a las normas. Tendremos bajo nivel de tolerancia con quienes tengan plata en sitios donde la puedan esconder. ¿Se podrían repatriar esos dineros a Colombia para legalizarlos, o no?Es importante que no se genere una confusión. La gente no tiene que traer la plata al país, porque es totalmente legal tener dinero afuera. No hay problema que usted tenga plata en una cuenta en Panamá, ya que eso es válido. Lo que no es válido es que usted la posea y no la declare. Si un ciudadano tiene un patrimonio de $1.000 millones, pero declara ante la Dian solo un peso, eso significa que tiene $999,99 millones escondidos, lo cual es sancionable. Hay que decir la verdad sobre los bienes que se posean. Quien tenga problemas por la herencia de un apartamento en Nueva York u otros, que nunca declaró, lo que debe hacer es aumentar su patrimonio por el costo de ese inmueble y pagar el 10 % en cuatro contados sobre ese mayor valor patrimonial. ¿De cuánto es la evasión estimada por la Dian por parte de quienes esconden dineros en paraísos fiscales?La evasión de impuestos en Colombia es muy generalizada. En renta puede ser de entre $15 billones y $20 billones y en IVA, entre $11 billones y $12 billones al año, y los capitales que están en el exterior pueden estar dejando de tributar entre $3 billones y $4 billones. Ese nivel de evasión es muy crítico, y por eso recaudamos poco. Lo que toca es cambiar la cultura tributaria, aunque la gente se queja de la corrupción, de la calidad de la salud y la educación públicas, que no consideran tan buenas como para llevar a sus hijos a este tipo de instituciones. Lo que quedamos es atrapados en un juego torpe de qué es primero, si el huevo o la gallina. La historia de la humanidad ha demostrado que en los estados fuertes, cuando la gente paga sus impuestos, se empiezan a ofrecer mejores bienes públicos, seguridad, justicia, infraestructura y educación, contando con los recursos necesarios. Eso al final se convierte en un gran ahorro, y no sucede de un día para otro, ya que este tipo de procesos tarda generalmente un par de décadas. ¿No es muy baja esa cifra de evasión, pues otros análisis hablan hasta de $20 billones en fortunas escondidas en el exterior?Es muy difícil saber esa cifra con exactitud. Pero hay un estudio con base en información de bancos que dice que en el año 2002 había US$50.000 millones de colombianos en el exterior. Esa es la única cifra mencionada, y puede ser ahora mucho mayor. Póngale que hoy son US$70.000 millones que es un patrimonio, y si todo el mundo se acogiera con la tarifa del 10 % estaríamos hablando de un escenario de recaudo de US$7.000 millones, que creo, sin embargo, no es posible porque estas cosas nunca funcionan al 100 %. Tal vez en el caso colombiano sería factible una cifra de entre US$3.000 millones y US$4.000 millones.¿También se bloquearán los llamados capitales golondrina, que llegan de dineros de paraísos fiscales para ser invertidos en Colombia?Claramente. Por eso, la retención en la fuente a un capital golondrina, que no se sepa de quién es, pasa del 14 % al 25 %, y la retefuente a giros a cualquiera de esos países será del 33 %. Se les castiga de una forma muy onerosa si vienen de jurisdicciones de donde no se puede conocer quién es la persona o personas que están detrás de ese tipo de transacciones y capitales. Si sabemos su origen el tratamiento será similar al de cualquier inversión extranjera que viene a Colombia. Hay que jugarle limpio al país.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad