Colombia, otra vez tercer productor mundial de café

Colombia, otra vez tercer productor mundial de café

Marzo 25, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra | Reportero de El País
Colombia, otra vez tercer productor mundial de café

Colombia logró en el 2013 una producción de 10,9 millones de sacos, mientras Indonesia estuvo por debajo. Para el 2014 serán 11,3 millones de sacos.

Luis Genaro Muñoz, gerente de la Federación de Cafeteros, dice que pese a recuperación del sector, es prematuro hablar de bonanza.

A pesar de que la recuperación de los precios internacionales del grano y la mayor producción están impulsando de nuevo la agroindustria cafetera en Colombia, aún es prematuro hablar de una bonanza. De esta manera define Luis Genaro Muñoz, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, lo que está ocurriendo en ese sector, el cual seguirá atado a la volatilidad de las cotizaciones y al comportamiento climático. Tanto que el dólar bajó y el precio cayó de US$2,05 a US$1,76 por libra, generando nueva incertidumbre. Pese a tales factores agridulces, una de las noticias positivas es que Colombia recuperó el tercer lugar como mayor productor de café del mundo, desplazando a Indonesia. El primero sigue siendo Brasil y el segundo Vietnam.¿Será el 2014 el año de la verdadera recuperación cafetera, teniendo en cuenta que los precios atraviesan un mejor momento, o se trata de una coyuntura pasajera?A estas alturas podemos decir que seguimos viendo un 2014 con moderado optimismo en lo que se refiere a producción y precios. En producción, como en toda labor agrícola, dependemos del clima. Sin embargo, creemos que la cosecha del primer semestre será sin duda superior a la del año pasado. En precios no estamos en bonanzas, pero si vemos precios promedio superiores a los del 2013, eso sí con mucha volatilidad a lo largo del año.En esta semana la cotización internacional del grano en Nueva York volvió a caer y quedó en US$1,76 por libra. ¿No es un nuevo susto para el sector que tenía grandes esperanzas en el repunte de los precios?El mercado del café es volátil y con la incertidumbre de las cosechas de Brasil por los problemas de sequía y de Centroamérica por los problemas de roya y humedad esperamos que se mantenga volátil. La Federación ha puesto a disposición de los productores instrumentos como los Contratos de Protección de Precio para aprovechar esa volatilidad a su favor. En todo caso es importante estar conscientes de que el año 2014 en materia de precios será mucho mejor que el 2013.Si el panorama sigue siendo positivo, ¿con qué producción y exportaciones puede responderle Colombia al mercado internacional?Nuestro estimativo actual de cosecha en el 2014 supera los 11,3 millones de sacos. Creo que si el clima se comporta bien llegaremos fácilmente a esa cifra. De la cosecha depende el monto de las exportaciones, puesto que el grano colombiano es altamente demandado a nivel internacional.¿Podría decirse que es el fin de la crisis de los últimos cuatro años que afectó a las 500.000 familias que dependen del cultivo del café? El sector agrícola y el cafetero tienen grandísimos retos por delante. En el caso del café hemos avanzado muchísimo, hemos renovado más de 2.800 millones de árboles, reconvertido plantaciones con variedades resistentes a la roya y aumentado en más del 27% la productividad promedio. Con mejores precios muchos cafeteros van a estar en mejores condiciones. Pero eso no quiere decir que dejemos de trabajar por una mayor competitividad, valor agregado y diferenciación. El reto continúa.¿Una eventual bonanza está lejana, o es solo un sueño?Es prematuro hablar de bonanzas. Tenemos es que hablar de competitividad, de aprovechar nuevas oportunidades y nuevos mercados, de consolidarnos como el origen de calidad preferido en el mundo.Usted siempre afirmó que la producción se recuperaría, tanto que muchos de sus contradictores lo criticaron. ¿Qué les responde a esos escépticos, y a quienes por ese pesimismo se fueron a un paro?El mandato que recibió la Federación de los cafeteros era el de adaptar la caficultura a la variabilidad climática renovando y reconvirtiendo plantaciones. Hoy en día más del 60% del área cafetera en Colombia es joven y resistente a la roya. Sabíamos que teníamos que retroceder para poder avanzar, y que teníamos que ser persistentes y consecuentes. Afortunadamente las cifras nos están dando la razón.¿Qué tan fuerte sigue siendo la agroindustria cafetera colombiana hoy, teniendo en cuenta que países como Indonesia y Vietnam, nos quitaron el segundo lugar en producción mundial?Colombia ya sobrepasó a Indonesia nuevamente en términos de producción. Somos el tercer mayor productor del mundo y el primero en café arábico suave lavado. Nos hemos consolidado como el primer productor de calidad en el mundo, compitiendo en el segmento de café de mayor valor. No tiene sentido para nuestros cafeteros competir en el nicho de cafés baratos. Es en el segmento de cafés finos donde somos fuertes, y así lo refleja el interés de clientes de todo el mundo por nuestros cafés de Denominación de Origen y de alta gama. Nuevamente se trata de una estrategia que tiene consistencia y persistencia.¿Cuál cree que sigue siendo la mayor amenaza o problema del cual no se ha podido librar el sector?Seguimos siendo vulnerables a los precios, a los costos de transporte interno, a la deficiente infraestructura, a los retos que todo el sector rural colombiano enfrenta. Por eso hemos planteado en el marco del Pacto Nacional Agropecuario diferentes estrategias para enfrentar estas dificultades.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad