Colombia fortalece su papel en sector cervecero mundial

Octubre 15, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El mercado se agitará cuando AB InBev se convierta en nuevo dueño de SABMiller, propietaria de Bavaria. Lluvia de marcas vendrá al país.

El mercado de la cerveza en Colombia volverá a agitarse en los próximos meses luego de que la fusión entre las compañías belgo-brasileña AB InBev y  SABMiller, dueña de Bavaria, comience a operar en firme. Lea también: SABMiller acepta oferta de compra de AB InBev por 109.000 millones de dólares

Lo más importante es que nuestro país —a través de Bavaria— tendrá un importante papel en las grandes ligas de este negocio en el mundo.

 La integración de ambas empresas, que dará nacimiento a un nuevo coloso del sector, implicará el ingreso al país de una lluvia de marcas, que aquí no se conocen, con lo cual los consumidores tendrán nuevas opciones.

Actualmente  las dos compañías manejan un portafolio de 224 marcas, muchas de las cuales AB InBev distribuye en Europa, África, Australia, Suramérica y EE.UU. 

El año pasado Colombia importó 25 millones de litros de cervezas desde diferentes lugares del mundo. El consumo por persona está en 45 litros por año.

 Y si de competencia se trata el  único rival de peso  por ahora será la  Central Cervecera de Colombia (CCC) del industrial Carlos Ardila Lülle que entrará a fabricar en el país  a partir del 2017 la marca Heineken para Latinoamerica.

Para tal efecto, la firma  construye bajo un acuerdo entre Postobón y la empresa chilena CCU una moderna planta en el municipio de Sesquilé, Cundinamarca, donde invierte US$400 millones.

Una vez fusionadas InBev y SABMiller, Heineken se convertirá en la segunda compañía cervecera del mundo  con una participación del 9,1%, aunque muy lejos del 31% que tendrán sus competidores dominantes.

El consultor y experto en mercadeo, Memphis Viveros, señala que para los consumidores será una  ventaja el contar con más alternativas de marcas, pero “preocupa que esa transacción origine un negocio monopólico, no solo en Colombia sino a escala internacional”. 

Cuando ello sucede, señala, “la competencia se centra en un solo jugador dominante, lo cual no es positivo  en precios para el mercado”.

Por su parte, Camilo Herrera, presidente de la firma de mercadeo, Raddar comentó que “habrá que esperar a ver como se dan las cosas. Lo más posible es que en el mediano plazo Bavaria pueda traer más productos al mercado y fortalecer su portafolio. Sin duda es un enorme reto para Heineken”.

En ello coincide Francisco Cubillos, director de  Administración de Empresas de la Universidad del Rosario, al señalar que “la gran conclusión de este negocio es la amplitud que se genera para el mercado. Podremos acceder a más marcas exclusivas”.

La fusión podría impulsar también  el negocio de las cervezas artesanales. Ambev, el brazo brasileño de AB InBev, compró en mayo pasado la firma colombiana Bogotá Beer Company (BBC), la cual era propiedad del caleño Berny Silberwasser desde el año 2001.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad