Colombia, declarada potencia alimentaria en América Latina

Junio 18, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Colombia, declarada potencia alimentaria en América Latina

El programa Colombia Siembra estima que el sector agropecuario crecerá en promedio 4,5% por año entre 2016 y 2018 por el incremento de los cultivos.

México es el otro país que en Latinoamérica comparte con Colombia este mérito, según el Foro Económico Mundial.

El Foro Económico Mundial (FEM), que se lleva a cabo en Medellín, Antioquia, declaró a Colombia como el primer país en Suramérica con potencial para generar seguridad alimentaria en la región. El viceministro de Asuntos Agropecuarios, Juan Pablo Pineda, durante su participación en el evento manifestó que “ello representa una oportunidad de oro para el crecimiento del campo colombiano, pues le da un mensaje al mundo de que no solo tenemos el potencial, sino que además poseemos la estrategia y la determinación para llevar a la realidad el programa Colombia Siembra”. “Esta designación le manda un mensaje a las empresas en el exterior para que vean a Colombia como una atractiva fuente de inversión pues nos pone en el mapa para el desarrollo de cadenas agroindustriales, inversión extrajera y diversificación de la industria nacional”, indicó el viceministro Pineda. México es el otro país que en Latinoamérica comparte con Colombia este mérito, “región que debe despertar y optimizar sus procesos agrícolas, enfocándose a satisfacer su mercado interno y a trabajar como bloque para conquistar los destinos internacionales”, precisó el  funcionario. Además, resaltó las palabras del Presidente Santos en la inauguración del Foro: “Nosotros tenemos todo lo que el mundo necesita, tenemos capacidad de producir alimentos, energía, agua, biodiversidad, lo importante es saberlo aprovechar para poder continuar en nuestro progreso”. El Viceministro, expuso en el FEM los alcances de la política Colombia Siembra, liderada por el jefe de esa cartera, Aurelio Iragorri Valencia, y explicó las fortalezas del agro de nuestro país ante el mundo; destacó, los objetivos del Plan con el cual se busca alcanzar la soberanía alimentaria, reducir la dependencia de las importaciones y aprovechar la oportunidad de varios productos agropecuarios demandados en mercados internacionales. Un reto gigantesco El programa consiste en la siembra de un millón de hectáreas de nuevos cultivos en los próximos cuatro años con el fin de seguir ampliando la frontera agrícola, sobre todo cuando se produzca el posconflicto, es decir, el acuerdo de paz con los grupos insurgentes. Igualmente Pineda  planteó que el reto es articular los instrumentos y políticas a atender este sector que por años no ha tenido atención por causa del conflicto armado y que ahora se convierte en una oportunidad para construir la paz y de generar negocios para campesinos, finqueros y agroindustriales.  “Este es un sueño que ya es una gran apuesta nacional”, precisó el Viceministro. Tal es el potencial, que los gobiernos de Nueva Zelanda y República Checa manifestaron a Colombia su interés de fortalecer las relaciones de cooperación y comercio en el sector agropecuario, especialmente en el desarrollo de proyectos para el sector lácteo. Recientemente, durante la visita del presidente de Argentina, Mauricio Macri, ese país consideró la importancia de cristalizar alianzas comerciales entre ambos países para explotar el potencial agrícola colombiano.  En tal sentido, el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri propuso establecer un equipo técnico para que conozcan en detalle la experiencia de este país. Argentina tiene fortalezas en asistencia técnica, cereales, ganadería y transferencia de tecnología. Colombia Siembra El programa proyecta una   inversión total de $1,6 billones para fortalecer las regiones agrícolas. El plan busca reemplazar  en 50% las 10 millones de toneladas de importaciones de alimentos que se generan en el país.  Esa política  prevé aumentar el área de siembras y los rendimientos destinados a la producción y el fomento de las exportaciones agropecuarias y agroindustriales al pasar de 7.131.500 hectáreas sembradas a 8.131.500 hectáreas.La idea es crear 264.000  empleos.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad