“Colombia debe darle prioridad al tema tributario”: Director de la Dian

Enero 12, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Margarita Vidal Garcés
“Colombia debe darle prioridad al tema tributario”: Director de la Dian

Juan Ricardo Ortega, director de la Dian.

Juan Ricardo Ortega, director de la Dian, asegura que el narcotráfico sigue penetrando las instituciones públicas de Colombia para facilitar sus operaciones criminales.

Escogido como personaje del año en 2013 por varios medios, Juan Ricardo Ortega es, sin duda, uno de los funcionarios que más ha trascendido en la Administración Santos no solo por haber logrado poner orden en la Dirección de Impuestos Nacionales, Dian, una entidad al parecer permeada por mafias criminales, sino también por haber conseguido elevar el recaudo de impuestos a unos niveles impensables en 2010. Una suerte de hazaña en un país como el nuestro tan reluctante a meterse la mano al dril cuando se trata de ponerse a paz y salvo con el Fisco. Ortega sabe bien que su entidad no es la más popular, pero desde que asumió la dirección se propuso entregar una institución fuerte que, en lugar de perseguir, acerque al contribuyente y no solo le preste un servicio, sino que le demuestre y le enseñe que evadir el pago de impuestos es lo mismo que robar.La Dian le ha costado muchos dolores de cabeza y le ha arruinado la salud, pero, ¿está satisfecho con lo conseguido hasta hoy?Es muy valioso que el tema de la gran evasión de impuestos que se presenta en el país se empiece a debatir porque Colombia le debe dar prioridad al tema tributario como la única forma de poder construir una sociedad. Quizá descuidamos eso por muchos años y por eso es tan significativo que el presidente Santos nos haya dado un apoyo total, involucrándose personalmente en muchos de los asuntos que nos conciernen. Me da satisfacción que en un tema tan sensible y tan definitivo para el futuro del país, se haya logrado avanzar. La evasión es astronómica: $28 billones al año. ¿Por qué, a pesar de los dientes que le han puesto a la Dian?Porque tenemos todavía unas debilidades importantes en la parte tecnológica y la gente todavía piensa que puede salirse con la suya con gran facilidad, porque el volumen de auditorías no es lo suficientemente alto. ¿Y qué están haciendo al respecto?Los asesores del Fondo Monetario Internacional nos están mostrando cómo son los procesos de auditorías masivas electrónicas en Chile, un país que a los 15 días de presentadas las declaraciones de renta, logra hacer 700.000 auditorías.En Colombia todas las auditorías se hacen a través de personas y eso es lento y quita mucho tiempo. El reto es grande: masificar el sistema para que todas aquellas personas conscientes de tener un error en su declaración tengan también la certidumbre de que van a ser auditadas.¿Gente que hace trampa, jugando a pasar inadvertida? Claro que sí, hay gente que le apuesta a eso como a una lotería, y hay un volumen muy grande de personas que permiten que sus contadores les hagan una contabilidad al revés, es decir, que el único impuesto que pagan es la retención en la fuente. Eso lo vamos a acabar por varias vías.¿Como cuáles?Con un gran fortalecimiento de la Dian que le permita una mayor capacidad de auditar, mejorar los sistemas y buscar el apoyo de entidades expertas en la construcción de programas fiables, confiables y eficientes. La Dian también deberá tener la capacidad de fortalecer la profesión de los contadores en Colombia, para que sean un apoyo fundamental en este proceso. Otra herramienta importante son las acciones administrativas drásticas, yo creo que tienen que ser draconianas y, en algunos casos extremos, con sanciones penales.¿Si ya está inventado, por qué no copiamos el modelo chileno?Porque Chile tiene una cultura de lo público muy desarrollada y Colombia todavía no. Allá hay sanción social porque la gente se autoregula y si se sabe que alguien evadió impuestos, literalmente le cortan la palabra y lo aíslan, porque lo tienen por una persona despreciable. ¿Cuál es el caso en Colombia?Aquí desafortunadamente no existen ni la convicción, ni el consenso de que la única forma de vivir civilizadamente es a través de construir un estado. La gente cree que acumular una fortuna privada y montar una gran tapia, con una cantidad de guardias y vigilantes alrededor de sus mansiones, es una forma de vivir viable. Aquí tenemos que ser conscientes de que la capacidad de construir lo público va primero que las murallas para proteger su predio. ¿Cuál fue el recaudo en impuestos en 2013?Buscábamos pasar el umbral de los cien billones y lo logramos. Superamos las expectativas. Se logró incrementar el recaudo en $36 billones, que es un poco más del 50 %, en estos tres años. ¿Qué tan grande es el fraude en costos, gastos e ingresos que reportan las empresas? ¿Cuántas hay y cuántas pagan?Tenemos un problema gigantesco porque solo 3500, de 320.000 empresas que hay en el país, pagan alrededor de 21 billones en tributos. Y no me pregunte qué pasa con el resto, porque nada podría decirle, aparte de que tienen un comportamiento muy singular, por decirlo suavemente.¿En qué va la idea de penalizar la evasión que por razones obvias no tiene ningún ambiente, pero que tendría un efecto disuasivo?Aquí nadie pretende meter a la cárcel a todas las personas que han evadido impuestos. Muchos se burlan y dicen que entonces habría que hacer una muralla alrededor de toda Colombia. El propósito es generar las bases de un consenso general respecto a que la Colombia que nos merecemos todos debe ser un estado fuerte, capaz de garantizar las condiciones de una sociedad digna.Llegar a un acuerdo, hacia futuro, de que la gente que se roba los impuestos es igual a la que se roba el presupuesto, esconde sus ingresos, hace fraude con la facturación o tiene contabilidades ficticias, y, por consiguiente, debe ser sancionada. Pero si seguimos como vamos, nunca seremos capaces de vivir en un país que nos garantice oportunidades.Hace alrededor de un año había una lista de unas 150 personas capturadas, entre ellas unos 40 funcionarios, gente pesada. La Procuraduría enfrentaba prescripciones de algunos casos, ¿qué pasó?En relación con lo de la Procuraduría no lo sé, porque no ha habido noticias conocidas de actuaciones al respecto. Probablemente no ha habido el desarrollo investigativo que el tema amerita. Estamos hablando de una defraudación de billones -cifras absurdamente voluminosas- y se han develado grandes y muy graves problemas de corrupción en ciertas entidades del estado. Su desmantelamiento debería ser parte de una agenda muy puntual que le dé a la gente la tranquilidad de que quienes están en la construcción de lo público son personas intachables. La Fiscalía sí nos ha dado apoyo importante, en coordinación con la Dirección Nacional de Inteligencia.¿Con qué resultados?El tema es tan sumamente delicado que el mismo presidente Santos ha estado muy pendiente. A la fecha se han logrado aproximadamente 80 capturas; más de 50 personas han aceptado los cargos y tienen sentencia anticipada porque los grupos de inteligencia lograron allegar pruebas absolutamente contundentes. Sorprende que en las declaraciones de muchos de los involucrados se sindica a personas con poder, muy importantes al interior de la entidad, pero sobre ese punto no se conocían investigaciones.¿Y usted qué siente al respecto?Me resulta un poco frustrante ya que es clarísimo que el enriquecimiento por estas malas prácticas es perfectamente demostrable. Pero también hay que decir que el país ha visto la voluntad del Presidente y de la Fiscalía que ya está empezando a desmantelar esa organización y que se vienen cosas importantes. Hay una investigación muy compleja, de muy alto nivel, cuyos frutos esperamos en un par de meses. ¿Cómo van las investigaciones sobre el contrabando?También allí tenemos un tema muy complejo y unas investigaciones que en este otro aspecto también demuestran la infiltración de estructuras criminales dentro de la Dian. Al final, es un caso de lavado de activos en el cual el narcotráfico sigue teniendo una presencia dramática en Colombia porque logra penetrar las instituciones públicas para facilitar sus operaciones.¿Y el lavado de dólares?Una investigación en Holanda descubrió el tráfico de personas con paquetes entre 100 y 200 mil euros por persona con destino Colombia, para traer el pago de la droga. En El Dorado cogemos dos o tres personas con cifras entre US$60.000 y US$300.000 en efectivo, día de por medio.¿El narcotráfico se ha acentuado en Europa?Sí, claramente el gran cambio del narcotráfico ha sido el desarrollo del mercado europeo. Hoy se estima que el mercado de la coca en esos países es de aproximadamente 36.000 millones de euros. La dinámica que ha tomado lasalida de cocaína de Colombia hacia Venezuela, como se ha evidenciado con las aprehensiones de los aviones de Air France, muestra que ha habido un giro hacia un mercado mucho más rentable que el de Estados Unidos. Eso ha generado en una presión muy grande en Europa sobre lavado, que se identifica con acero y productos agrícolas que se compran en los abastos españoles y franceses y que son introducidos en Colombia, probablemente subfacturados y en volúmenes superiores a los estipulados en las declaraciones de importación. Tenemos un problema grande de contrabando y contrabando técnico, que es la forma en que se introducen al país todas las utilidades de la droga en Venezuela y Europa. ¿Tienen las autoridades y la Dian detectados quiénes son y cómo funcionan esas gigantescas estructuras criminales?Sí, son, efectivamente, grandes y sofisticadas. Hay investigaciones en curso y estructuras identificadas, pero no sería inteligente de mi parte dar detalles. Afortunadamente a mí no me cuentan porque soy más bocón de la cuenta. Cuando arranca la investigación, los investigadores no me vuelven a ver a mí, para evitar que meta la pata.Hace unos meses el Ministerio de Cultura, empezó a investigar a empresarios de grandes conciertos que, al parecer, evaden grandes sumas de impuestos. ¿Qué hay al respecto?La ministra Mariana Garcés, preocupada por el tema del financiamiento del sector de la cultura, ordenó investigar y encontraron que buena parte de los aportes que tienen que hacer los organizadores de espectáculos al Fondo de la Cultura, estaban evadiendo de forma muy importante, a través de diferentes esquemas. Ella pidió que dedicáramos unos auditores al tema y ya se están investigando tres o cuatro empresas de boletería y productoras, en colaboración con los entes territoriales y las Secretarías de Hacienda de Bogotá, Medellín, Cali y algunas de la Costa, que han participado vigilando los espectáculos a lo largo del año, como una manera de presión para que la contribución a la cultura no sea sujeto de evasión.¿Cuál cree usted, que ha sido su mayor logro en la Dian?Haber sobrevivido a la reforma tributaria es un acto de persistencia y de esfuerzo de todos los funcionarios. Esa reforma generó una gran carga porque se cambió todo el sistema tributario, sin transición, lo cual es una salvajada para todo el mundo. Los contadores tuvieron un año horrible, como lo tuve yo, y todos los funcionarios de la Dian. Tuvimos problemas de sistemas y en la reglamentación de la ley, nos demoramos en algunas cosa y cometimos algunos errores. Cambiar tantas cosas a la vez es muy difícil y no logramos introducir una transición en la Ley, lo cual nos hizo arrancar el 1º de enero de 2013. Hay aspectos que le generan muchísima frustración a la gente, como la no devolución de los dos puntos del IVA, pero todo ese recaudo se dio en el mismo sistema y bajo la misma cuenta que recauda el impuesto al consumo y este no tiene derecho a ningún tipo de devolución. A partir de febrero empezará nuevamente esa devolución. No puedo decirle que fue un año exitoso, pero logramos salir adelante cuando, literalmente, podríamos haber colapsado”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad