Chipre, la isla que con su crisis económica amenaza a Europa

Chipre, la isla que con su crisis económica amenaza a Europa

Marzo 31, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Patricia Lee | Corresponsal de El País en Argentina
Chipre, la isla que con su crisis económica amenaza a Europa

Los chipriotas solo pueden retirar 300 euros al día de los bancos ó 5.000 euros para las empresas. Las medidas adoptadas por una semana, podrían extenderse durante todo un mes, según prevén algunos analistas.

La crisis de Chipre puso en evidencia que siguen los problemas en la eurozona. Temor de contagio.

Nunca antes la zona euro estuvo tan cerca de zozobrar debido al impacto de la crisis de Chipre, una pequeña isla del Mediterráneo con algo más de un millón de habitantes.A último momento se llegó a un acuerdo entre la Unión Europea y el Gobierno chipriota según el cual, a cambio de un crédito de 10.000 millones de euros, se cierra el Banco Laiki, el segundo de la isla, se reestructura el Banco de Chipre, el mayor prestamista, y se impone una pérdida sobre los depósitos bancarios de más de 100.000 euros, que puede llegar hasta un 40 %. Es decir, que quienes tienen esos ahorros, perderán 40.000 euros. Para evitar una salida masiva de depósitos —tras la reapertura de los bancos—, cerrados desde el 16 de marzo, se impusieron controles que prohiben las transferencias desde Chipre a otros países, se limitaron los retiros para salir del país y se estableció un tope de 5000 euros mensuales (US$6.402) para el uso de tarjetas de crédito y débito.Tampoco se permite cobrar cheques, aunque sí pueden ser depositados como pago en las cuentas bancarias, y los viajeros que salen de Chipre pueden llevarse hasta 1.000 euros en efectivo o el equivalente en moneda extranjera.¿Pero qué le pasó a este pequeño país, que medido por número de habitantes representa la mitad de la población caleña?, ¿qué ocasionó que todos los medios de comunicación pusieron sus ojos en esa isla? La respuesta es simple como contundente: la banca estaba al borde de la quiebra. Los dos principales bancos (El Chipre y Laiki) arrastraban serias dificultades desde el año 2012 porque habían invertido en bonos de Grecia y cuando este país se reestructuró se vieron obligados a asumir enormes pérdidas. Para evitar la bancarrota el Gobierno chipriota acudió a la Eurozona para un rescate, el cual fue aprobado la semana pasada. Es el quinto país que pide ayuda a Europa, después de Grecia, Irlanda, Portugal y España. El préstamo otorgado por las autoridades europeas y el Fondo Monetario Internacional (10.000 millones de euros, algo así como 2,3 billones de pesos colombianos) permitió un alivio para los mercados, pero dejó sentados graves precedentes y encendió las luces de alerta para millones de depositantes en el sistema bancario.Paraíso fiscalChipre es un paraíso fiscal que, gracias a enormes exenciones impositivas, atrajo miles de millones de euros en depósitos bancarios, que superan nueve veces la economía de la isla. En los últimos veinte años, Chipre se convirtió en el centro financiero de Rusia, cuyos capitales constituyen un tercio de los depósitos bancarios de la isla. El 21 % de las inversiones extranjeras rusas vienen de Chipre. Dicho de otra manera, las empresas rusas sacan los capitales del país, crean empresas en Chipre y luego reingresan esos capitales, pero como inversión extranjera.No es de extrañar, entonces, que las autoridades de la Unión Europea hayan tomado a Chipre como chivo expiatorio, ya que los capitales en riesgo no son alemanes ni franceses, sino de los nuevos millonarios rusos, que deberán cargar con las pérdidas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad