China y su solución a la crisis

China y su solución a la crisis

Agosto 30, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Diego Berrío *

A pesar de haber sido impactada fuertemente por la crisis financiera global, la economía china logró crecer 9,1% en el 2009 y se espera que en el 2010 el crecimiento sea de dos dígitos. Este caso ejemplar de resistencia se fundamenta en una política anticíclica rápida y efectiva por parte del gobierno, concentrada en tres frentes de acción.

A pesar de haber sido impactada fuertemente por la crisis financiera global, la economía china logró crecer 9,1% en el 2009 y se espera que en el 2010 el crecimiento sea de dos dígitos. Este caso ejemplar de resistencia se fundamenta en una política anticíclica rápida y efectiva por parte del gobierno, concentrada en tres frentes de acción. El primero fue un estímulo fiscal sin precedentes, dirigido en su mayoría al gasto en infraestructura. Además de esto, con el fin de blindar el consumo privado, el gobierno destinó para gasto social e incentivos, principalmente mediante el uso de exenciones de impuestos, un presupuesto equivalente al 3% del PIB. Durante el 2009, el gasto del gobierno contrarrestó la dinámica negativa de las exportaciones netas y fue el principal motor de crecimiento económico.El segundo, desembocó en una expansión extraordinaria del crédito, como resultado de la reducción de tasas de interés y encaje bancario por parte del Banco Central y la flexibilización de los requisitos legales para acceder a préstamos de vivienda e inversión. El abaratamiento del crédito y el desmonte de barreras de acceso permitieron que en entre los últimos meses de 2008 y el primer semestre de 2009, los créditos otorgados por el sector financiero se triplicaran frente a la tendencia estable de los años anteriores. El tercero, fue la decisión de congelar la apreciación de la moneda local (Yuan Renmimbi -CNY) frente al dólar americano. En julio de 2005, el Banco Central inició una política de flexibilización de su tasa de cambio, permitiendo que la moneda llegara incluso a tener apreciaciones del orden de 1% mensual. Sin embargo, ante la alta volatilidad generada por el nerviosismo en los mercados financieros internacionales en el 2008, la autoridad monetaria decidió en julio de ese año amarrar nuevamente la moneda al comportamiento del dólar. En conclusión, el resultado ha sido exitoso. Estas políticas permitieron que la senda de crecimiento chino se reencauzara rápidamente. * Economista

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad