¿China está cediendo?

¿China está cediendo?

Octubre 21, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Diego Berrío (*)

En los últimos cuatro meses la moneda ha avanzado 2,36% frente al dólar norteamericano.

Todos hemos sido testigos de la fuerte presión a la que ha sido sometida China para que libere su régimen cambiario y le permita al Yuan revaluarse. Dichas exigencias provienen principalmente de Estados Unidos y Europa, economías cuyo diagnóstico sigue siendo reservado. Lo que piden es en principio justo: que China tenga una participación integral en la recuperación de la economía global y no siga generando asimetrías en el mercado en pro de mantener la competitividad de sus exportaciones.En aras de alivianar tensiones, después de casi dos años de completa estabilidad cambiaria, iniciada en julio del 2008, la autoridad monetaria china ha permitido que el Yuan (CNY) retome su senda revaluacionista. En los últimos cuatro meses esta moneda ha avanzado 2,36% frente al dólar norteamericano y se prevé que llegue a 4% al cierre del 2010.Sumado a esto, el gobierno ha expresado claramente su compromiso por reducir los desajustes en la balanza comercial incentivando las importaciones de maquinaria, equipos y tecnología de punta, por medio de mayor acceso a su financiación, reduciendo las barreras arancelarias y simplificando en general el proceso de importación.Sin embargo, no veo que estos actos evidencien el verdadero papel que las demás potencias mundiales esperan que juegue China de cara a su recuperación económica. En primer lugar, porque una revaluación por debajo de 3% en un periodo en el que una moneda de alta liquidez como el Euro ha avanzado 13%, ó monedas emergentes como el Real brasilero (BRL) y el peso colombiano (COP) lo han hecho 7,4% y 7,2% respectivamente, les deja mucho que desear sobre la liberación de la tasa de cambio. En segundo lugar, las importaciones que están siendo fomentadas tienen un enfoque puramente productivo y no de consumo, lo que aumentará la competitividad del sector exportador y por ende ampliará la ventaja competitiva china. Sin lugar a duda paños de agua tibia. La actitud de China es justa. Si la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) utiliza métodos no ortodoxos o “alivios cuantitativos” para rescatar a su sistema financiero, irrigando cantidades descomunales de dinero en la economía, provocando burbujas especulativas en los mercados emergentes (miremos el rendimiento de los mercados bursátiles de América Latina y Asia en los últimos doce meses) y permitiendo que exportadores de todo el mundo se quiebren mientras los suyos se recuperan gracias a un dólar debilitado; de tener la posibilidad, lo razonable sería no querer participar en ese juego. Para mantenerse al margen, el Banco Central de China debe seguir acumulando Reservas Internacionales provenientes del ingreso de las exportaciones y paralelamente seguir inyectando Yuanes en su economía. Gracias a su tamaño, China puede hacerlo. Lastimosamente, nosotros podemos ser solo espectadores mientras nos seguimos revaluando.(*) Economista de la Universidad de Los Andes

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad