Centrales obreras no cambian su posición frente al TLC entre Colombia y Estados Unidos

Centrales obreras no cambian su posición frente al TLC entre Colombia y Estados Unidos

Abril 08, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

Obama y Santos anunciaron el jueves en Washington la aprobación de un plan en favor de los derechos sindicales en Colombia que, según el mandatario colombiano, destraba la gestión del acuerdo comercial en el Legislativo norteamericano.

El plan de acción sobre derechos sindicales aprobado el jueves por los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Colombia, Juan Manuel Santos, no hizo cambiar la postura de las tres centrales obreras del país frente al tratado de libre comercio (TLC) que Washington y Bogotá firmaron en 2006. La Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT) y la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC) coincidieron este viernes en que la iniciativa presidencial es "un anexo" que no influye en su rechazo al TLC, mientras que la Confederación General del Trabajo (CGT) la recibió como "positiva".Obama y Santos anunciaron el jueves en Washington la aprobación de un plan en favor de los derechos sindicales en Colombia que, según el mandatario colombiano, destraba la gestión del acuerdo comercial en el Legislativo norteamericano.Este TLC está pendiente de aprobación en el Congreso estadounidense por reparos de la bancada demócrata a la situación de derechos humanos y sindicales en Colombia, país en el que el año pasado fueron asesinados 51 sindicalistas, los cuales pasaron a integrar la lista de 2.890 ultimados desde 1986."No sé qué tenga que ver un negocio económico con el derecho a la vida, a la libertad sindical, al trabajo digno" , dijo a Efe en Bogotá el presidente de la CUT, Tarsicio Mora.El sindicalista recordó que el plan de acción adoptado en Washington recoge cuestiones que preocupan desde hace muchos años al movimiento sindical y que se corresponden con asuntos de naturaleza constitucional."No puede ser posible que un derecho establecido en la Constitución Nacional, como el de a la vida, tenga que exigirse en un negocio de comerciantes", subrayó Mora.De manera que dicho plan de acción "es un anexo que le sale al tratado de libre comercio" , continuó el presidente de la CUT, para observar que en el documento lo que hay son unas recomendaciones que Estados Unidos impone a Colombia.Sin embargo, advirtió luego, son asuntos que los sindicalistas colombianos han defendido siempre, como los derechos a la vida y a la asociación, el respeto a los convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) o el problema de la flexibilización laboral."Nuestra posición sigue siendo la de que no estamos de acuerdo con esos tratados de libre comercio, porque generan grandes conflictos sociales en los países en vías de desarrollo" , ratificó Mora, cuya organización sindical es la mayor del país.En este contexto, apuntó que los TLC "son un negocio empresarial entre dos Estados, y ahí están en juego unas inversiones que van a hacer unos capitalistas" .El presidente de la CTC, Luis Miguel Morantes, dijo que una cosa son los tratados comerciales, que son de competencia de gobiernos, y otra el respeto a los derechos humanos, sindicales y laborales.Son asuntos que "deben estar separados, porque el Estado tiene la obligación y la responsabilidad de garantizarlos, sin presiones externas" , afirmó.Así como su colega de la CUT, Morantes observó que el plan presidencial de acción responde a peticiones de siempre del movimiento sindical."Nos hemos opuesto a las cooperativas de trabajo asociado, nos hemos manifestado contra la impunidad (en crímenes y en violación a los derechos sindicales)", explicó el presidente de la CTC, que reiteró su rechazo a los TLC.La libertad comercial es dañina para el empleo, para algunos sectores productivos y para frentes como el de la propiedad intelectual, consideró Morantes.La CGT se apartó de sus pares CUT y CTC al valorar como positivo el acuerdo de Obama y Santos sobre el plan de acción para derechos sindicales en Colombia."Es positivo que el presidente (Santos) profundice un acuerdo en el que los temas de libertad sindical, de derechos humanos y de garantías para los trabajadores estén contemplados en el TLC", declaró a Efe el secretario general de la CGT, Julio Roberto Gómez.En especial, Gómez resaltó el compromiso sobre los sistemas de contratación de los trabajadores, que debe llevar a la eliminación de "tanta intermediación laboral, sobre todo de esa vagabunderÍa a través de las cooperativas de trabajo asociado (CTA)" .Las CTA, que intermedian entre el empresario y el trabajador, son una instancia que "horroriza a la comunidad internacional, que se pregunta cómo es posible que en una democracia existan estas formas absurdas de contratación" , expresó el responsable de la CGT.Gómez observó que espera ahora que se coloque en la balanza el TLC, para ver cuáles son sus aspectos positivos y cuáles los negativos, y qué hará el Gobierno colombiano para proteger de estos últimos a los sectores que puedan verse afectados.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad