Cañicultores de Colombia pedirán más tiempo para pagar créditos

Septiembre 06, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Henry Delgado Henao, editor de Activos.

Aún hay fincas inundadas que dejó la pasada ola invernal. Se perdieron 6.000 hectáreas, dice Guido Mauricio López Ochoa, presidente de Procaña.

Cargados de muchas preocupaciones llegarán a la Asamblea Anual Ordinaria de Afiliados los productores y proveedores de caña de azúcar que se realizará este miércoles en Cali. Casi todas están relacionadas con invierno.Aún hay fincas inundadas de la pasada oleada invernal, por lo que no se pudo sembrar caña en el primer semestre del año y otras, en las que sí hubo nuevas siembras, persiste el temor de que se inunden y por lo tanto se pierda la caña.Y no es para menos, pues las obras de mitigación de riesgos que se debieron haber hecho no se completaron. Tampoco hubo buena asesoría por parte de las entidades que tenían esa responsabilidad, dice el presidente de la Asociación Colombiana de Productores y Proveedores de Caña de Azúcar, Procaña, Guido Mauricio López Ochoa.Si bien algunas instituciones crediticias otorgaron préstamos por $30.000 millones en los primeros siete meses de este año, los recursos no son suficientes, toda vez que las pérdidas alcanzan los $120.000 millones. “Se perdieron 6.000 hectáreras de caña”, agrega el dirigente gremial.En razón a ello, plantea como solución que la banca otorgue a los cultivadores un período de gracia de dos años para pagar los créditos.Quieren más tiempo para cancelar las obligaciones. Esa es una de las solicitudes que le harán al ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, en la Asamblea que se realizará este miércoles en el Hotel Dann Carlton.¿Cuál es la justificación para pedir un periodo de gracia de dos años a la banca?Debemos tener dos años de gracia en todos los créditos porque con los problemas de invierno que hemos tenido perdimos dos años de cosechas y necesitamos flujo de caja para seguir funcionando.¿A qué entidades le harán la solicitud?Vamos a hablar con el Ministro de Agricultura y con los voceros de Finagro y el Banco Agrario.No hay agricultura que funcione en el mundo sin buenos créditos. Independiente del tema de la caña, el agro en general necesita recursos para seguir adelante. Mucho más ahora que el invierno sigue amenazando al sector.¿Qué es lo que más le preocupa de la temporada invernal que se avecina?Pues que los proyectos que se debieron hacer para corregir los problemas y evitar nuevos riesgos no se han hecho. Se detectaron los problemas, pero los proyectos para corregirlos avanzan a muy poca velocidad. Además, falta todo. La CVC no le pone velocidad a los programas que se necesitan y tampoco asesora con rapidez los sitios en los que se debe hacer inversión. Algo que nos preocupa es que la CVC no dice cómo se debe hacer la inversión para prevenir futuras inundaciones. No mira hacia el futuro.¿Cuánto suman las pérdidas por las oleadas invernales anteriores?Sólo en caña las pérdidas sumaron $120.000 millones. Se dañaron 6.000 hectáreas el año pasado. En promedio, cada cultivador perdió $10 millones por hectárea. Y ahora vuelven los temores, toda vez que muchas fincas acaban de sembrar más caña. Adicionalmente, los agricultores tienen otro temor. A muchos de los que les aprobaron créditos no fueron a recibir el dinero porque no pudieron sembrar. Hay fincas que siguen inundadas. No han podido meter las máquinas para drenar el agua de la oleada invernal pasada y ya viene otro invierno.En la recta Cali - Palmira se puede observar tierra anegada. Tenemos entendido que sólo el 20% de las obras que se debían ejecutar en el Valle se pusieron en marcha. Así las cosas no sabemos cómo se va a soportar el invierno que se avecina.¿Pero acaso los cultivadores de caña no recibieron ayudas de Finagro?Sí claro, y ahora viene el Fondo de Adaptación al Cambio Climático con unos dineros importantes. De Finagro recibimos $18.000 millones para los afectados que perdieron sus cultivos de caña en el Valle. Esos recursos se entregaron entre enero y julio de este año.Adicionalmente, el sector recibió $12.000 millones. En total fueron $30.000 millones que se utilizaron para recuperación de siembras y mantenimiento de cultivos.Sin embargo, existe un riesgo muy alto. Si se vuelven a inundar los cultivos que se acaban de sembrar el agricultor perderá tres años de cosecha. Esperamos que esta nueva oleada invernal no vaya a ser muy fuerte, pero si es igual a la anterior se podrán perder más de tres años de cosechas. ¿Qué llamado le hace al Gobierno? Primero, que se estudien muy bien los proyectos que se van a hacer para que sean los adecuados. Segundo, que se controle muy bien el costo de esos proyectos para no despilfarrar los dineros y tercero, que se hagan lo más rápido posible, pero se necesita una interventoría constante. Los gremios estamos pendientes de las obras, pero debe haber una interventoría que vigile que se hagan las obras.¿Se ha vuelto a producir caña?Sí, pero casi en la misma proporción de otros años. El Valle no tiene más para donde crecer. Nosotros producimos alrededor de 21 millones de toneladas a año, que es lo que se cosecha, pero en época de invierno se atrasa. A la fecha se han producido unas 14 millones de caña, cifra que representa un leve aumento de 1,56% respecto del mismo lapso del año pasado.Pero a pesar de todo no están en riesgo...En riesgo de un desabastecimiento de caña no, pero lo cierto es que las 6.000 hectáreas que se perdieron afectan el mercado interno. La ideas es que no se pierda más cosecha.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad