Hoy:

Cali sólo tiene hoy en oferta 273 viviendas de interés prioritario

Julio 20, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Cali sólo tiene hoy en oferta 273 viviendas de interés prioritario

Cali no tiene oferta de vivienda de interés prioritario. La razón, no hay zonas de expansión y lo que podría dedicarse a este desarrollo, está frenado en el Concejo, donde sólo se aprobaron 2 planes parciales para el sur de Cali en 7 años.

Comprar en Cali una vivienda de interés prioritario, es decir, que cueste entre $39 millones y $50 millones, es una verdadera odisea para muchas familias. Así lo ha comprobado Teresa Ramírez, una ama de casa y madre de un hijo, quien sólo cuenta con los ingresos de su esposo para adquirir una solución de estas características.Ella acudió a las diferentes cajas de compensación, revisó la oferta de las constructoras y finalmente desistió de la idea. En la capital del Valle encontró algunas posibilidades de Vivienda de Interés Social, VIS, pero esta oferta se salía de su presupuesto (entre $62 millones y $90 millones).Según cifras de Camacol Valle, en Cali sólo el 25% de los proyectos que se encuentran en preventa o en construcción son de interés social. A mayo de 2011 había en oferta sólo 273 unidades de interés prioritario y 2.002 casas VIS, frente a las 5.000 que se ofertaban en la ciudad a ese mes. Si un caleño insiste en buscar una casa de $40 millones, deberá irse a Palmira, Candelaria o Yumbo. El problema es que de acuerdo con la encuesta de hogares, de este mismo gremio, para el segundo semestre de 2010 en Cali y su área de influencia, había 155.223 hogares interesados en comprar casa, de esta cifra 46.088 quieren adquirir un lote para construir y 109.134 están dispuestos a apostarle a una solución nueva.¿Qué está pasando?Sonia Fabiola Amaya Montoya, presidenta de Camacol Valle, considera que el problema de la ciudad ha sido la falta de planificación y de gestión, pues en el Plan de Ordenamiento del año 2000 no se resolvió el tema de las áreas de expansión que se requiere para garantizar el crecimiento equilibrado de la ciudad.Sólo quedó el corredor Cali-Jamundí como la única área de expansión y se creó a través del POT una clasificación de régimen diferido para la zona de Navarro, la cual no está contemplada en la Ley 388 de 1997 (o de desarrollo territorial). Adicionalmente en Cali los planes parciales para desarrollo de áreas de expansión deben pasar por el Concejo y en siete años sólo se han aprobado dos para el sur.Marco Zambrano, secretario de Vivienda de Cali, admitió que hay un problema grave para construir soluciones prioritarias en la ciudad, porque el único terreno grande es Navarro, donde siguen puestas las esperanzas. Sin embargo, cree que con la nueva Ley de Suelos, surgen algunas opciones para la capital del Valle como trabajar en planes de renovación urbana, pues al ampliarse los rangos de precios de la vivienda de interés social, se podría subsidiar la prioritaria.El concejal Nelson Garcés afirma que otro cuello de botella es el costo de la tierra que puede servir para vivienda prioritaria, pues los precios son altos y los constructores no le apuestan a ello. Por ejemplo, dijo que en el sector Las Vegas, en la parte posterior de Ciudad Córdoba hay algunos terrenos para desarrollar, pero su elevado costo no lo permite.Sin embargo, para el senador Germán Villegas, “sí hay esperanzas de que la situación para la ciudad cambie, pues la nueva Ley de Suelos da instrumentos para desarrollar los macroproyectos de Altos de Santa Elena y de Navarro”. “La Ministra de Vivienda quedó comprometida con la bancada del Valle de venir a precisar el tema Navarro. Los recursos de las caletas, que se habían vinculado a este proyecto corren el riesgo de perderse, pero con la nueva ley se abre la opción de recuperar la iniciativa para beneficio de la gente”, dijo el senador. La soluciónGremios y constructores coinciden en que ha faltado gestión del municipio para destrabar el tema de la vivienda prioritaria, porque las empresas del sector están dispuestas a desarrollar las iniciativas, pero requieren apoyo local. Para Camacol, es necesario que la Alcaldía garantice una rápida oferta de suelo y las normas adecuadas para su desarrollo, y que las empresas municipales ofrezcan los servicios públicos. Eso significaría dar vía libre al corredor Cali- Jamundí, sacando al mercado 1.600 hectáreas y controlando el precio del suelo.El viceministro de Vivienda, Julio Miguel Silva, dijo que se requiere una acción más fuerte de los municipios, pues se debe hacer la gestión del suelo, que comprende el control de los precios.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad