Cali se une a la moda de las polémicas vigencias futuras

Julio 19, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Zulma Lucía Cuervo Plazas, reportera de El País.
Cali se une a la moda de las polémicas vigencias futuras

Los paraderos para las rutas pretroncales y alimentadoras, según cálculos de la Alcaldía, tienen un costo de $25.000 millones. Incluyen la instalación de cobertizos, bancas y canecas e informadores de las rutas.

El Concejo estudiará dos proyectos de acuerdo presentados por el alcalde Jorge Iván Ospina para comprometer $216.813 millones, de los cuales el monto de mayor valor financiará obras del MÍO, pero también se invertirá en mejoramiento de escuelas y en obras en el Estadio Pascual Guerrero.

Cali tampoco será ajena a utilizar la polémica figura de las vigencias futuras para hacer obras en este Gobierno y dejar los compromisos de pago para los futuros alcaldes.De hecho, este miércoles la Comisión de Presupuesto del Concejo dará inicio al debate de dos proyectos de acuerdo presentados por el alcalde Jorge Iván Ospina para comprometer $216.813 millones, de los cuales el monto de mayor valor financiará obras del MÍO, aunque también se invertirá en el mejoramiento de algunas escuelas y en obras adicionales en el Estadio Pascual Guerrero. Pero sin haber comenzado todavía su estudio, estas dos iniciativas ya generan polémica.En el MÍOSegún la propuesta, el Alcalde pidió facultades para destinar recursos de la sobretasa a la gasolina por $119.236 millones y $48.066 millones de ingresos corrientes de libre destinación (recursos que le ingresan a la Alcaldía procedentes de los impuestos) para el sistema masivo de transporte.De estos, $122.072 millones son necesarios para cumplir con el compromiso que hizo la Administración local con el Gobierno Nacional para la financiación de las obras del MÍO.Como se recordará, la Nación aporta el 70% del costo de las obras y el Municipio el 30% restante. Y, según el documento Conpes, el Gobierno Nacional aporta hasta $926.048 millones constantes del 2007 (que corresponden al 70%) y la Administración caleña debe colocar $396.879 millones (el 30% restante) para un total de $1,32 billones constantes del 2007.Estos recursos, que también fueron asignados a través de la figura de vigencias futuras, comprometen recursos, en el caso de Cali, de la sobretasa a la gasolina hasta el año 2016.Pero, según el director de Hacienda, Juan Carlos Botero, lo que se calculó como ingreso por la sobretasa a la gasolina fue menor a lo esperado, razón por la cual deben comprometerse más recursos para poder cumplirle a la Nación.“En el 2009 esperábamos aportes para el MÍO por $40.978 millones, pero finalmente ingresaron $35.584 millones. Es decir, tenemos un desfase de $5.395 millones. Por eso es que es necesario hacer los ajustes y ampliar las vigencias futuras de la sobretasa que ya no finalizarán en el 2016 sino en el 2020”, indicó.Pero adicionalmente, dice el Director de Hacienda, es necesario invertir $45.230 millones para obras complementarias de uso del sistema masivo, como paraderos para las rutas alimentadoras y pretroncales, el Míocable y obras viales que conecten la terminal de Calima con la megaobra vial de la Calle 73.Orlando Chicango, concejal ponente de este proyecto de acuerdo, afirmó que “de no aprobarse estas vigencias futuras, la ciudad perdería los recursos que la Nación le debe girar para el MÍO, ya que el Conpes 3504 (que estipula los compromisos de pago del Gobierno Nacional y el Municipio) dice muy claro que si Cali no cumple con su parte de la financiación pierde los aportes nacionales”.Escuelas y estadioAdemás del MÍO, la Alcaldía quiere que el Concejo le autorice comprometer recursos de los años 2011 al 2014, por $27.878 millones, para intervenir las sedes educativas oficiales y $21.632 millones para trabajos en el Estadio Pascual Guerrero, que provendrán de los recursos que se recauden en el 2011 y el 2012.De acuerdo con el edil ponente de este proyecto, Álvaro Monedero, “hace 30 años que a las escuelas no se les hace una inversión fuerte. Estos sitios necesitan reforzamiento estructural, baterías sanitarias y techos que les permitan a los estudiantes mejores condiciones para su permanencia en clases”.En cuanto a las obras del estadio, sostuvo que como se están haciendo trabajos de mejoras para cumplir la norma Fifa que le permita a este escenario ser subsede del Mundial Sub 20 en el 2011, la Alcaldía quiere aprovechar para hacer algunas obras complementarias que le darán nuevos usos en el campo cultural y educativo.Los ‘peros’De los dos proyectos, el que menos gusta en el Concejo es el de la inversión para el Pascual Guerrero.Clementina Vélez, presidenta de la Comisión de Presupuesto, indicó que es “preocupante que se hicieran compromisos con la Fifa para tener un escenario adecuado para el Mundial Sub20 sin tener los recursos asegurados”.Además, recordó que el estadio no es de propiedad del Municipio sino de la Universidad del Valle.Por su parte, el edil Carlos Clavijo manifestó que hay que replantear el tema de ese escenario. “El retorno social para la ciudad es menor, pues este es un espacio que se usa sólo para los partidos y uno que otro concierto”.Frente a las vigencias futuras del MÍO, la concejal Julie del Pilar Reina explicó que, antes de aprobar más plata para el sistema, es necesario modificar el Conpes porque el Municipio necesitará más tiempo para cumplir con los recursos que financian las obras del sistema masivo.“Necesitamos que la Alcaldía haga bien los cálculos de la financiación del MÍO, porque no podemos estar cada dos años presentando proyectos de acuerdo por cuenta de fallas en la planeación financiera”, aseveró. Asimismo, la Contraloría de Cali alertó sobre las implicaciones de impacto fiscal que tendrán estos compromisos en los presupuestos futuros que comprometen a administraciones venideras.Y es precisamente esta razón la que hará más difícil la aprobación de las vigencias futuras en el Concejo, ya que los cabildantes Milton Castrillón, Clara Luz Roldán, José Luis Rodríguez, Carlos Clavijo y José Fernando Gil tienen aspiraciones al primer cargo de Cali y son los más interesados en que los ingresos futuros no queden ‘amarrados’ para el pago de obras que el actual Alcalde quiere hacer e inaugurar durante su mandato.El Alcalde las defiendeEl mandatario Jorge Iván Ospina dice que nada más estratégico para la ciudad que invertir en el mejoramiento de la educación pública.“Tenemos identificadas 45 escuelas que están en muy malas condiciones. Se escogerán las que tienen mayor deterioro para intervenirlas ahora”, dijo.Algunas de las escuelas que necesitan reforzamiento locativo son Gabriela Mistral, Donald Tafur, Monseñor Arcila, El Carbonel, Elías Balcázar y Santa Librada.Frente al tema del estadio, Ospina manifestó que lo que se quiere es convertirlo en un centro integral para la educación, la cultura y el deporte.“Tendrá museo, plazoleta, zona comercial para la venta de ‘souvenires’ de los equipos de fútbol de Cali, oficinas y escuela de bailarines. Vamos a rehabilitar esa zona y a darle una mejor utilización a este espacio que, así no sea del Municipio, lo tenemos en comodato y es un ícono de la ciudad”, señaló el mandatario local.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad