Cali se la juega por la industria del software

Abril 10, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

En la ciudad operan más de 300 empresas dedicadas a esa actividad. Pero, falta más creación propia.

Pese a que Cali cuenta con más de 300 compañías dedicadas a producir y desarrollar software, el potencial que tiene la zona en este tipo de industria aún no se ha desarrollado al máximo.Varios expertos en temas de tecnología como el ingeniero en sistemas César Tobar coinciden en que en los últimos años hubo una especie de desaceleración en cuanto a desarrollo de estos componentes tecnológicos, hecho relacionado, principalmente, con la fluctuación económica mundial que en 2008 tuvo una baja considerable.Los especialistas aseguran que hasta el momento Cali no es una referencia en desarrollo de software, pero sí en cuanto a aplicaciones.¿Qué significa eso? Que aunque no hay muchas personas dedicadas a crear nuevas tecnologías, sí hay muchas dedicadas a tomar lo que ya existe, adecuarlo a las necesidades específicas que hay en Colombia, desarrollarlo y ofrecerlo a clientes de diferentes índoles.La ciudad también ha logrado un repunte en los últimos años, en parte gracias a que en las universidades como la San Buenaventura, con su parque tecnológico La Umbría, y la Icesi, con estudiantes trabajando en áreas de mecatrónica y robótica a niveles internacionales, han logrado posicionar proyectos propios en varios países del globo.Inclusive, el Sena ya está a la vanguardia en la aplicación de complejos tipos de software para el diseño de maquinaria pesada sin necesidad de construir prototipos a escala.Esto significa una ventaja para Cali como un referente en el desarrollo de software ya que que en muchas ocasiones en esta industria las maquetas tienen componentes de mucho valor y tardan demasiado tiempo en terminarse, mientras que el uso de herramientas virtuales abarata costos y reduce tiempo de fabricación.Para Héctor Fabio Rebellón, experto en tecnología del Sena, gracias a este tipo de adelantos Cali está a la par con ciudades grandes como Bogotá y Medellín, en cuanto a soluciones industriales computarizadas.Rebellón agrega que la capital del Valle es bastante sólida para resolver necesidades de grandes empresas; en términos de gráficos para planos y en maquinaria para la industria metalmecánica, por ejemplo.“Cali tiene un enorme desarrollo en software para industrias precisamente porque está en una zona industrial. Yumbo y Santander de Quilichao tienen mucha influencia en ese aspecto y cada vez se necesitan tecnologías que faciliten su labor y eso hace importante a esta ciudad”.Para el docente de ingeniería de sistemas de la Universidad Javeriana de Cali, Christian Arias, el ‘plus’ que tiene Cali frente a otras ciudades es la recursividad.Explica, por ejemplo, que se han creado software para actividades empresariales que parecerían no tener mucho qué ver con la computación, como lo es la ganadería. En esta área se han generado soluciones para mejorar la facturación y la contabilidad.Otro ejemplo muy reciente fue el desarrollo, en Parquesoft, de un programa denominado Omics Hub que sirve para digitalizar información para representar gráficamente expresiones proteicas, con las cuales se pueden elaborar nuevos fármacos.Esta tecnología se usa en países europeos como España y Alemania. Todos estos avances en la industria del software han impulsado que en el Valle haya proyectos de emprendimiento. A lo largo de diez años, desde el 2001, cuando se creó el primer parque tecnológico de la región, Parquesoft, más de 100 empresas de la región han emprendido iniciativas de este tipo, con buenos resultados en su mayoría.De acuerdo con Arias, producir un software no es cuestión de costos. El docente asevera que lo que más se necesita es potencial humano y el resto es simplemente tener un buen computador.“Hacer un buen software depende de que se identifiquen necesidades. Con una inversión relativamente pequeña, de por ejemplo dos o tres millones de pesos, se puede empezar su desarrollo. La compra por parte de una empresa depende de la complejidad del mismo”, explica el profesor Arias.Según el ingeniero Wilder García, gracias a ello el producto colombiano está obteniendo cada vez más reconocimiento en América Latina y eso se refleja en el 20% de las empresas con el potencial para negociar en el exterior.Nuevas oportunidadesPara James Martínez, gerente de Nexura, compañía desarrolladora de software, este es el momento de las oportunidades para Cali y el Valle del Cauca, en especial porque universidades locales han mejorado mucho la oferta académica en el área de ingeniería de sistemas.“Cali tiene lo más importante que es materia prima. Esa materia prima es la gente. Si hay algo en lo que esta ciudad se destaque es en ese aspecto: hay gente con ganas”.Martínez asevera que este es el momento de las nuevas oportunidades ya que según él y citando el censo económico del Dane del 2005, la creación de microempresas ha aumentado en un 96% desde 1990.“Esto significa que hay nuevas necesidades en términos de soluciones tecnológicas y si Cali se apresura a desarrollar software para ellos, su crecimiento será indiscutible en la industria”, concluye Martínez.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad