Calentamiento global afecta cultivo de café

Julio 07, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Calentamiento global afecta cultivo de café

Las zonas cálidas de Quimbaya, La Tebaida y Montenegro, en Quindío, se volvieron marginales para el café.

Las plagas, las nuevas zonas de producción y falta de agua son los líos que produce el clima.

Los cafeteros colombianos no sólo deben caminar al vaivén del mercado, rezar para que el precio de la tasa de cambio suba, invertir millones en el control de plagas como la roya y la broca, sino también tener un ojo puesto en el cambio climático.El fenómeno evidencia un inatajable calentamiento de la tierra y una incidencia directa en la caficultura del mundo.Según un diagnóstico de Cenicafé, los efectos del clima en la caficultura incluyen cambios en la localización de las zonas cafeteras en diferentes pisos térmicos, la disponibilidad de agua —por exceso o defecto según la región—, la mayor presencia de plagas, entre ellas la broca, y enfermedades, entre otros.Un efecto directo está en que el piso térmico favorable para cultivar café subió, por lo menos, 100 metros sobre el nivel del mar.El Ideam da un dato contundente y señala que entre 2011 y 2040 se prevé que las precipitaciones en las regiones andina, norte y sur del país (puntos clave de la caficultura) se reduzcan en 10% ó más.El director de la entidad, Ricardo José Lozano, señaló que tienen el registro que por década la temperatura aumente en promedio 0,1%, afectando principalmente a la zona andina y la región Caribe.Eso lo ha sentido Javier Pérez, cafetero de Marsella (Risaralda), quien cataloga el clima como un costo más de la caficultura. “Hace 25 años el piso óptimo para cultivar café estaba entre 1.200 y 1.600 metros sobre el nivel del mar. Hoy no es rentable sembrarlo por debajo de 1.300”, sostuvo.Lo que Cenicafé considera es que aunque el café crece en altitudes más bajas y más altas de lo óptimo (siendo lo óptimo entre 1.300 metros y 1.800 metros), con el calentamiento global, lento pero progresivo, es posible que éste se desplace a una altitud mayor.Sin embargo, señaló que Colombia tiene hoy por rangos cerca de 3,3 millones de hectáreas aptas para el cultivo de café.Una mala cosechaEl desorden climático dejó en el 2009 la peor cosecha de café en los últimos 33 años, atribuido, en buena parte, al fenómeno de La Niña que ocasionó un exceso de lluvias un año atrás.Prácticamente no hubo temporada seca, los palos, que necesitan de sol, florecieron poco y eso le pasó factura a los cultivadores, que dejaron de producir cerca de 3,6 millones de sacos de 60 kilos, frente al 2008, que mal contados significan no recibir ingresos por más de $700.000 millones. Pero sólo bastó pasar al 2010 para que ese panorama cambie radicalmente.El fenómeno de El Niño, que trajo una temporada seca, le cambió la cara a los cafetales, que florecieron bien y a los caficultores, quienes están a las puertas de recoger en el segundo semestre una buena cosecha, que los puede llevar a retornar a una producción de 10 ó 11 millones de sacos de 60 kilos.Pero como la felicidad no es completa, la temporada de calor, advierten algunos, trajo problemas de calidad por mayor infestación de plagas y este es otro efecto del aumento de la temperatura, que acompaña una aceleración en la maduración del grano.Y sin aún recoger la cosecha completa de 2010, ya se piensa en 2011. Los anuncios del Ideam de que volverá el fenómeno de La Niña acentuado en una temporada clave (septiembre de 2009 y marzo de 2010) para las floraciones, tiene a los cultivadores, otra vez, haciendo cuentas ante una posible afectación de la producción del año entrante, ahora por mucha lluvia.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad