“Buscaremos renovar 90% de los cafetales en cinco años”

“Buscaremos renovar 90% de los cafetales en cinco años”

Septiembre 20, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

Luis Genaro Muñoz, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, dice que la lucha contra la roya se intensificó debido a la últimas temporadas invernales.

preparar mejor a Colombia para los cambios climáticos, liberando a los cafetales de enfermedades y trabajando en programas de expansión y renovación, hasta convertirlos en un modelo para lograr la paz en el campo, hacen parte de la nueva estrategia de Luis Genaro Muñoz Ortega, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia.El dirigente, quien formó parte de la delegación que acompañó al presidente Santos en su viaje al Japón, recalca que ese mercado seguirá siendo clave para el grano colombiano.Señala que para tal efecto es fundamental seguir renovando los cafetales, para lo cual se han concedido 106.000 créditos para tener anualmente 130.000 hectáreas jóvenes, tecnificadas y resistentes.¿Qué estrategias ha seguido la Federación Nacional de Cafeteros con respecto a los daños que causó al sector la pasada ola invernal?Primero diría que la ola invernal en Colombia no lleva unos meses, lleva varios años. Se tiene un exceso de lluvia desde el 2008 y eso ha afectado la producción. En el 2009 a consecuencia de la ola invernal se perdió el 30% de la producción, se bajó de 10,5 millones de sacos a 7,8 millones.Desde ese momento nos hemos puesto en la tarea de preparar mejor a Colombia para cambios climáticos y en ese sentido lo que se hace es cuidar los cafetales que están en alta producción, pero que son susceptibles al exceso de agua, y adelantar programas de renovación a una mayor velocidad, para una meta concreta: tener en los próximos 4 ó 5 años el 90% de los cafetales de Colombia en variedades jóvenes, renovadas, tecnificadas y resistentes.Precisamente, ¿cómo se trabaja la resistencia en los cultivos de café?Colombia tiene 200.000 hectáreas de cafetales en edad óptima de producción que han sido afectadas por la roya. Para disminuir este impacto se adelanta un programa específico para ayudar a los caficultores a combatir la enfermedad, aplicándoles las dosis correspondientes de fungicidas y fertilizando muy bien los cultivos. Con el Gobierno Nacional se firmó un convenio por $57.000 millones, dirigido a esta población caficultora, que recibirá las cantidades de fungicidas y fertilizantes que requieran por hectárea para todo el año. Hay buenos precios reflejados en el mercado, la remuneración al productor mejora, lo que invita a renovar cafetales y mantenerlos jóvenes y productivos.¿Cómo va lo relativo a la venta de café con valor agregado?Hemos avanzado generando productos terminados, como son los solubles o los de denominación de origen. Hoy se tiene el 20% de los cafeteros certificados con sellos de protocolos de producción, lo que se ha hecho en solo cinco años, lo que significa que el precio por el producto sea mayor. El Fondo Nacional del Café ha exportado el 75% de sus productos con valor agregado, con respecto al año pasado, que era del 50%. En Colombia se está exportando alrededor del 32% de todo su café con valor agregado. La meta es llegar a exportar el 100%.¿La crisis de los mercados a nivel mundial qué tanto ha afectado al sector y a sus exportaciones?Lo que ha afectado las exportaciones es el nivel de producción. Colombia no tiene inventarios como otros países productores o importadores; escasamente llegan a dos meses los requerimientos de la industria. Todo lo que ha producido Colombia lo está vendiendo, la limitante ha sido más café.¿Qué tanto podrían ayudar los Tratados de Libre Comercio, TLC, a los cafeteros colombianos?Los vemos con los mejores ojos esos tratados. Definitivamente abren los mercados del mundo para Colombia. El TLC con EE.UU. es importante. Con Canadá el café está llegando y de muy buena manera; Juan Valdés es un personaje que se recibe muy bien. Y con la Unión Europea el TLC nos conviene mucho y su entrada en vigencia es todo lo deseable para los cafeteros. Así mismo, se abre el mercado de Corea del Sur y ojalá se logren los acuerdos comerciales con Japón y termine Colombia ingresando al grupo de países del Asía-Pacífico. En algunos países tenemos aranceles y obviamente entramos en desventaja frente a la competencia. Por ejemplo, en Corea del Sur en los industrializados tenemos un 8% de arancel.Usted formó parte de la delegación que viajó a Corea y Japón con Santos. ¿Qué tanto se avanzó precisamente en el tema cafetero con esos países?Se adelantó mucho, no olvidemos que Japón es el principal cliente de la Federación en sus exportaciones. Es, además, un mercado que reúne cafés especiales y de alto valor y conserva su volumen de consumo, a pesar de las tragedias naturales que ha vivido en los últimos tiempos. El café de Colombia encuentra allí un buen espacio, hicimos reuniones con todos los clientes de café de Colombia y vemos gran interés en aumentar la participación en cuanto a consumo.¿Pero cuáles son los nuevos parámetros para aumentar las ventas del grano a esas naciones?Lo otro es que al presidir nosotros el Keidanren (unión de empresarios japoneses para las relaciones comerciales entre Japón y Colombia) se celebró un acuerdo para propiciar las discusiones e invitar a los dos gobiernos para que se celebre lo más pronto el TLC con Japón. Igualmente, se firmó un acuerdo para la protección de mutua inversión, lo que da mayores garantías de estabilidad y tranquilidad para los inversionistas que toman la decisión de hacer inversiones en Colombia y viceversa. Finalmente, invitamos a los clientes, empresarios y consumidores para que el próximo año nos acompañen a celebrar los 50 años de presencia en el mercado japonés.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad