Buscamos evitar un nuevo apagón en Colombia: Superservicios Patricia Duque

Buscamos evitar un nuevo apagón en Colombia: Superservicios Patricia Duque

Noviembre 23, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Arcadio González Ardila | Colprensa
Buscamos evitar un nuevo apagón en Colombia: Superservicios Patricia Duque

Patricia Duque, superintendente de Servicios Públicos.

La Superservicios, Patricia Duque, afirma que ha cumplido con su labor, pese a las críticas por la crisis de la termoeléctricas en la actual sequía.

Patricia Duque Cruz es, desde hace dos años y dos meses, la Superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, y en las últimas semanas ha sido blanco de muchas críticas por la más grave crisis energética que afecta al país desde el apagón de 1992. Expertos, analistas y congresistas consideran que su despacho ha sido negligente frente a los operadores de energía, en especial por cuenta del polémico cargo por confiabilidad.  La funcionaria se defiende de las críticas, dice que ha actuado con diligencia, pero que sus actuaciones no tienen contentos a todos. Incluso, dejó su cargo en manos del Presidente de la República. Pese a todo lo dicho, la Superintendente descarta que en medio de la crisis se pueda hablar de apagón. ¿Cómo cree que le fue en el debate que tuvo la semana pasada en el Congreso?  Creo que el resultado del debate de control político fue muy bueno, lo que pasa es que es muy difícil tener contentos a todos los congresistas con las actuaciones de la Superintendencia.  ¿Se molestó cuando le pidieron renunciar a su cargo? No, para nada. Hay que respetar la discrecionalidad de cada quien. Como dije en su momento, será el Gobierno Nacional quien decida si considera que debe removerme del cargo.  Le repito, es que es muy difícil tener contentos a todos con los resultados de nuestra gestión, pero estamos trabajando muy duro y más ahora con este tema de las térmicas y la situación energética del país, que no podríamos hablar de un apagón, estamos es previendo y evitando un nuevo apagón en el país. El cargo por confiabilidad fue creado hace ya muchos años, pero a usted le ha tocado lidiar con esta crisis… Pues uno asume los cuestionamientos como tiene que ser. En este momento soy yo quien está al frente de la Superintendencia y respondo por mis actuaciones en el periodo que llevo en el cargo. Lo que haya pasado antes les corresponde a los organismos de control establecer las responsabilidades.  ¿Cuál es la realidad hoy del cargo por confiabilidad, pues se habla de que los  colombianos han pagado  US$6000 millones por ese concepto? La finalidad del cargo por confiabilidad era una sola: asegurar el funcionamiento del sistema ante una eventual crisis como la que estamos viviendo hoy. Lo que nos han venido cuestionando es la vigilancia frente al uso de estos recursos.  ¿Se ha cumplido?  Claro que sí. Se ha cumplido porque todas las plantas están operando, lo que pretendía el cargo, que era remunerar a las térmicas para que en un momento dado estuvieran disponibles cuando el sistema lo requiriera,  es lo que está pasando el día de hoy. Todas las plantas están  listas para generar.  Pero en un debate anterior en el Congreso se denunció que el dinero del cargo por confiabilidad estaba en ‘paraísos fiscales’ y no cumplió su objetivo... Pues creo que serán los organismos de control los encargados de establecer la realidad sobre esos dineros. Lo que le compete a la Superintendencia de Servicios Públicos, dentro de sus funciones de vigilancia y control, es verificar que todas las plantas estuvieran disponibles, que los agentes generadores contaran con toda la logística y que la logística fuera suficiente para remunerar los costos fijos y variables de las plantas. Y que además, se hicieran los contratos de suministro de combustible con personal técnico especializado, con el respaldo técnico suficiente y garantizar el mantenimiento técnico de las plantas existentes y la construcción de otras nuevas. Eso es lo que nosotros venimos verificando. ¿Usted, como Superintendente de Servicios Públicos, puede garantizarle al país que esos dineros se invirtieron bien? Efectivamente. Si nos vamos al objetivo del cargo y al objetivo de la Resolución 071, que buscaba reglamentar una metodología para la remuneración de ese cargo por confiabilidad en el mercado de energía mayorista, nosotros como Superintendencia podemos evidenciar que la finalidad del cargo se ha cumplido, las plantas están listas para operar. Solo tenemos un caso puntual que es el de TermoCandelaria –de la cual la Superintendencia tomó posesióna en calidad de administración el pasado viernes— pero no porque técnicamente la planta no estuviera disponible sino que su situación financiera ya no le permitía generar.  ¿Hay más plantas en esa situación?  Termocandelaria es la única que no está disponible en este momento de las 32 plantas térmicas y 14 generadores que hay en el país.   Su despacho prepara un estudio sobre la situación real de las plantas térmicas. ¿Cuándo lo divulgará?  Ese estudio lo estamos haciendo con la delegada de Energía y Gas, enviamos equipos técnicos a todas las térmicas a revisar que todas las plantas estén técnica y operativamente en disponibilidad de generar. La conclusión preliminar es que eso es así. Pero estamos terminando todos los análisis para entregar el informe esta semana. ¿Cuál es la situación de Emcali? Este prestador tiene un seguimiento especial no solo con ocasión del fenómeno de ‘El Niño’ sino que a la Superintendencia le interesa que después de la intervención, las decisiones de la empresa tengan continuidad y la calidad de servicio al usuario se mantenga. Lo que tenemos hoy es que se han tomado decisiones que tienen a la empresa con una exposición importante en la Bolsa de energía mayorista. Entonces se están tomando medidas para mitigar esos riesgos y la Superintendencia está ahí, atenta a que esas medidas no afecten la prestación del servicio a los usuarios de la capital del Valle.  ¿En que están las hidroeléctricas?  Nosotros vigilamos toda la cadena de generación, transporte, distribución y comercialización de la energía, y con el fenómeno de ‘El Niño’ estamos atentos a todos los indicadores del mercado de energía mayorista. Lo que estamos haciendo es revisar esos casos especiales como ElectriCaribe y Emcali, que tenía una alta exposición a Bolsa, verificando que en la tarifa le trasladen al usuario únicamente lo que regulatoriamente ha sido aprobado. Entonces, ¿por qué las criticas? La Superintendencia ha sido diligente en el ejercicio de vigilancia, control y de supervisión de los servicios públicos, no solo de energía, todos. La realidad es que cada vez que hacemos un hallazgo o incumplimiento regulatorio debemos tener en cuenta el debido proceso, y eso es lo que a veces los actores que nos cuestionan no ven.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad