British Petroleum: naufragio de un titanic petrolero

British Petroleum: naufragio de un titanic petrolero

Agosto 02, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País

’Macondo’ se convirtió en el pozo de la desdicha para el gigante británico BP, al causar el mayor desastre ecológico. Marea de demandas.

Como un Titanic que se hunde en un oceano de petróleo, la compañía británica British Petroleoum, BP, trata de sobreaguar en la marea negra generada por el derrame de crudo en el Golfo de México que en tres y medio meses ha dejado una estela de pérdidas humanas, financieras y ecológicas tan grande como la misma mancha sobre el océano Atlántico.La mancha llegó hasta las acciones de la compañía, al punto que en junio cayeron a su nivel más bajo desde agosto de 1996. Las pérdidas por US$17.000 millones en el segundo trimestre es uno de los peores resultados financieros de la historia empresarial del Reino Unido.Y empañó la imagen corporativa de BP, que ha debido capotear críticas, protestas y demandas por el desastre ecológico en las costas norteamericanas, considerado el más grande de la historia, tras la explosión de la plataforma petrolífera Deepwater Horizon el 20 de abril, que cobró la vida de once personas y derramó hasta 60.000 barriles de crudo diarios al mar, con un costo equivalente a US$3.500 millones.Ante la magnitud de la tragedia y la dificultad para sellar ‘Macondo’, el pozo de la desdicha petrolera, BP debió tomar de sus reservas US$32.200 para cubrir los costos de la campana instalada para frenar el vertido, las operaciones de limpieza, indemnizaciones y multas. Y tras las presiones del presidente Barack Obama debió crear un fondo de compensación de US$20.000 millones. Al ritmo que el petróleo corría en el mar, las acciones de la compañía se desplomaban a su nivel más bajo desde agosto de 1996, siendo la primera vez en 18 años que está en rojo. El prestigio de la petrolera cayó tanto que la cabeza de su director consejero Tony Hayward, rodará en octubre, no tan pronto como Obama deseaba cuando dijo que quería saber “a quién había que patearle el trasero”. Será reemplazado por Robert Dudley (EE. UU.), el primer consejero no británico en 102 años de historia de la firma (1908), quien intentará cerrar la fuga, limpiar el área y la reputación de BP, que se vio forzada a poner en venta activos por valor de US$30.000 millones en año y medio, incluidos algunos en Colombia. Tal anuncio hizo caer las acciones de BP 2% (US$37,87) en Nueva York. Apache Corp. ya compró esta semana bienes por US$7.000 millones, operación financiera que recuperó las acciones de BP a casi 3%.Y es probable que BP sea juzgada “gravemente negligente” por el mal manejo de la seguridad en el pozo. En una audiencia para detectar responsabilidades, Mike Williams, técnico jefe de sistemas electrónicos, reveló que la alarma para alerta de fuego y/o alta concentración de tóxicos en la plataforma llevaba meses desactivada antes del accidente: el sistema de luces estaba programado para no sonar. Williams, sobreviviente del accidente, indicó que el sensor funcionaba pero que los responsables ordenaron desactivarlo para “no despertar a la gente a las 3:00 a.m. con falsas alarmas”. Otro agravante es la seguridad del pozo. El fluido de petróleo al mar debió quedar cortado con la activación de una válvula que debía cerrarlo herméticamente apenas se desconectara de la plataforma, pero el mecanismo nunca se activó. Marea de demandas BP, la mayor productora de crudo y gas natural en EE. UU., la séptima en el mundo (Forbes), capotea también un temporal de 127.400 reclamaciones económicas. Ya pagó US$243 millones a sectores pesqueros y del turismo. Y la marea amenaza con subir. Hasta el fiscal de cuentas de Nueva York anunció su intención de denunciar a BP por las pérdidas que sus inversores, en especial pensionistas, sufrieron por la caída de las acciones de BP.Para completar, el administrador del fondo de compensación que creó BP para indemnizar a las víctimas, Kenneth Feinberg, dijo que la multinacional está retrasando el pago de sus indemnizaciones a los afectados, en una reunión con pescadores y otros empresarios en Alabama. Otros abogados amenazan con demandar a BP y a Transocean Ltd. –que alquiló la plataforma de perforación Deepwater Horizon a BP–, acusándolas de haber ocultado fallas en los planes de perforación en aguas profundas y que carecían de medidas de seguridad para contener la catastrófica fuga de petróleo.Pero si algún estamento tuvo clara la dimensión de la catástrofe ecológica fueron los movimientos ambientalistas.Las protestas de mayor impacto fueron las de Greenpeace. “Con Hayward la compañía retrocedió, exprimiendo las últimas gotas de petróleo en el Golfo de México, las arenas de alquitrán de Canadá e incluso el frágil desierto del Ártico”, dijo su director ejecutivo John Sauven.Más leña al fuegoComo si el escándalo por el derrame fuera poco, BP habría presionado en favor de la liberación del terrorista libio Abdel Basset al-Megrahi para obtener las concesiones de crudo en Libia, país donde, en efecto, la semana pasada inició la perforación de pozos petroleros en aguas profundas.Hayward fue llamado a comparecer ante el Senado de EE. UU. para responder a su supuesta intervención en la liberación hace un año del condenado por el atentado al avión en Lockerbie en 1988, que dejó 270 muertos, la mayoría estadounidenses.BP niega haber hecho cabildeo, pero según la correspondencia del jefe de la diplomacia británica del momento “hubo tres conversaciones entre BP y Jack Straw –entonces primer ministro– en 2008”.Con tan maltrecha imagen, BP debió reconocer la semana pasada que manipuló una foto de su página web que exagera la actividad en sus instalaciones en Houston, desde donde dirige la respuesta al derrame de crudo en el Golfo de México.La imagen muestra a empleados monitoreando los trabajos de limpieza y de sellamiento del pozo en el fondo del mar a través de diez pantallas. Pero un fotógrafo de BP hizo un montaje con imágenes falsas en dos de las pantallas que estaban en blanco en la foto original para magnificar las labores ante la opinión pública. Engaño que develó Americablog.Aunque la prensa considere que esta marea negra tuvo a BP a punto del naufragio, la compañía busca defenderse de una eventual compra de ExxonMobil o Royal Dutch Shell. Al menos las acciones se revaluaron luego de haber logrado sellar definitivamente el pozo Macondo.“No subestimo el trabajo que viene, pero BP es financieramente fuerte, con una cartera de activos envidiable y un equipo de profesionales de los mejores de la industria, que pondrá a la compañía en el camino de la recuperación. Saldremos de esto con más experiencia, más fortalecidos”, concluyó Dudley.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad