Bloqueos y choques con la Fuerza Pública, balance de segundo día de paro cafetero

Bloqueos y choques con la Fuerza Pública, balance de segundo día de paro cafetero

Febrero 26, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Colprensa y EFE

Los departamentos más afectados fueron Huila, Antioquia, Risaralda y Cauca. Caficultores piden respaldo al Gobierno frente a la crisis que atraviesan.

El bloqueo de vías y los enfrentamientos con la Fuerza Pública marcaron el segundo día de protestas de los cafeteros en departamentos como Huila, Antioquia, Risaralda y Cauca. Los agricultores tienen hoy una petición en común: piden respaldo al Gobierno frente a la crisis que atraviesan.Es así que vías como la que conduce de Bogotá a Neiva y la Troncal del Magdalena fueron bloqueadas en repetidas ocasiones. En el caso de la primera, se confirmó que tras un acuerdo entre los campesinos y las autoridades al final de la tarde se abrió el paso y el tránsito circula con normalidad. Camilo Salazar, portavoz de los manifestantes, señaló que "sigue llegando gente a los puntos de concentración, ya somos entre 70.000 y 80.000 en todo el país, aunque este martes ha estado todo más calmado y no hemos tenido todavía reportes de heridos".La movilización ha despertado solidaridad en otros sectores como el transporte de carga, donde la Asociación de Transporte de Carga (ATC) y la Asociación Nacional de Camioneros (ACC) están evaluando si se unen al paro, ya que también sienten que falta regulación en el sector. Colfecar, por su parte, rechazó que los cafeteros acudan a métodos que afecten los demás sectores de la economía. La vía nacional en inmediaciones de Garzón, en el centro del Huila, en el tránsito hacia Florencia, Pitalito y Mocoa, se encuentra cerrada por campesinos, cuyo número sigue en aumento en varios sitios de concentración. Además, el tránsito quedó interrumpido por los taponamientos y obligó a las empresas a suspender las rutas hacia Bogotá, Caquetá, Putumayo y otros municipios. En Huila, dos vehículos fueron quemados y otros resultaron averiados, lo cual dejó por lo menos 21 heridos, dos de gravedad. Según el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, el 90 % de los manifestantes están en Huila, más específicamente en la carretera que de esta conduce a Caquetá, y en los límites entre Nariño y Cauca, donde, según el titular de la cartera, “hay informes confiables que indican que las Farc intentan involucrarse en la protesta con los cafeteros de buena fe”. La Troncal del Magdalena se ha reducido hasta a un carril por el paso de los productores de café y cacao que participan en el paro nacional. En departamentos como Antioquia el número de cafeteros en paro llegó a 10.000. Los caficultores se reunieron en las afueras de la Trilladora del corregimiento Bolombolo, en el suroeste del departamento, a pedir ayuda con el control de plagas, el acceso a créditos, los altos precios de insecticidas y fertilizantes y los bajos precios internos del grano, que hoy están a la mitad de lo que había hace dos años. En esta zona de Antioquia se presentaron dos bloqueos parciales de la Troncal de Café, mientras pasaban las marchas de los agricultores. No obstante, los antioqueños permanecen en un campamento desde el lunes y están decididos a mantener una protesta pacífica e indefinida, para reclamar del Gobierno soluciones de fondo a la crisis del sector.La situación más tensa se vivió en el sitio La Cabaña, entre el municipio de Heliconia y el corregimiento de San Antonio de Prado (occidente de Antioquia), donde los manifestantes denunciaron agresiones por parte de la Fuerza Pública, causando heridas a once personas (varios remitidos al hospital de San Antonio) y arrestaron al concejal de Heliconia, Gabriel Marín. En el Valle del Cauca los caficultores del norte permanecen asentados a un lado de la vía que de Cartago conduce al municipio de Ansermanuevo, en una jornada de aparente calma, luego de los enfrentamientos del lunes que terminaron con un balance de siete detenidos. De otra parte, la vía Panamericana continúa bloqueada en dos puntos de la carretera: el primero a la altura del Municipio de Mondomo (entre Cali-Popayán) y el segundo en el municipio de Piendamó. Entre los afectados había un bus procedente del Perú con 600 turistas, ya que desde la tarde del lunes los manifestantes atravesaron vehículos pesados entre Pescador y Mondomo, lo cual impide el tráfico vehicular. La vía se ha despejado por periodos de 30 minutos antes de volver a bloquearla. Cerca de tres mil campesinos se agruparon en el sector de Remolinos, en la vía que comunica a La Virginia con Belén de Umbría (Risaralda). La manifestación transcurrió en paz durante casi toda la mañana. Desde las 8:00 de la mañana en el lugar ya habían cerca de 700 personas; a las 9:00 de la mañana alrededor de 1.500, cantidad que hacia las 11:00 de la mañana ya era duplicada. Horas más tarde se presentaron enfrentamientos con el Esmad, el saldo fue de 5 heridos. En Tolima, en el sector conocido como Boquerón, en la salida de Ibagué hacia los municipios del Eje Cafetero, hubo una manifestación de unos 2.000 campesinos de las zonas sur, centro y norte del Tolima. Allí, las autoridades impidieron el desplazamiento de los manifestantes hacia Coello para evitar un posible bloqueo de la vía. Los campesinos aseguraron que su intención era buscar un lugar con mejores condiciones de salubridad como agua y servicios sanitarios. En otros municipios tolimenses como Armero, Fresno y Cajamarca también continúan las manifestaciones. Otras regiones donde marcharon fueron en Cesar, desde la glorieta La Ceiba hasta la plaza Alfonso López; en Risaralda, en el corregimiento de Irra, vía Manizales-Medellín; desde Caldas hacia los puntos de Remolinos (Risaralda) y La Pintada (Antioquia); la carretera a Barrancabermeja desde el kilómetro 6 de la vía Lizama – San Alberto hasta el sitio conocido como ‘La Báscula’.Por su parte, el director de la Policía de Carreteras, el general Carlos Mena, indicó que al finalizar la segunda jornada persistían las concentraciones en las orillas de las vías pero habían cesado los bloqueos, aunque algunos carriles aún estaban cerrados. Los caficultores insisten en que el paro continuará de manera indefinida hasta que el Gobierno dé respuestas contundentes que ayuden a afrontar la crisis por la que atraviesa este gremio. Ante esta decisión el comercio y hasta los colegios han suspendido actividades. La protesta de los cafeteros se fundamenta en el bajo precio del grano, de 515.000 pesos en los últimos dÍas (unos 285 dólares) , inferior a los costes de producción de unos 700.000 (unos 388 dólares).Esto se une a la apreciación del peso colombiano frente al dólar, a las intensas lluvias desde 2010 y a las plagas de roya y araña roja, lo que ha empobrecido paulatinamente a los caficultores y ha reducido la producción a cotas mínimas.Llamado a la calma y concertaciónEl mensaje de actuar por vías de derecho y no de hecho se repitió este martes, esta vez en cabeza de Bruno Moro, representante de la ONU en Colombia, quien hizo un llamado para que el gobierno y los cafeteros se sienten a dialogar para buscar una solución al paro. Moro hizo un llamado a la calma y a la concertación "para evitar más agresiones". Por su parte, el Gobernador de Santander, Richard Aguilar Villa, pidió acciones concretas a la crisis del agro. “Es incomprensible que el Gobierno no busque alternativas para conjurar una crisis que lleva, como el caso de los cacaoteros, más de trece meses de reclamos”, dijo. El presidente de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, se pronunció este martes nuevamente y pidió sentarse “juiciosa y serenamente a discutir para buscar cómo llegar a un acuerdo porque estamos en un circulo vicioso” Además, reconoció que el ingreso del café está lesionado: “por eso tenemos un paquete de ayudas de 1.2 billones de pesos con el Gobierno, que incluso el Presidente Santos dijo que revisaría para mejorar y aliviar el ingreso del caficultor”, explicó Muñoz. La situación del café en ColombiaDe acuerdo con el senador Jorge Enrique Robledo, la situación cafetera del país es la siguiente: El café es base de la economía de 600 municipios. Del café viven 560 mil familias y el 95 % de los cafetales es menor de 5 hectáreas. En enero de 2001, una carga de café equivalía a 32 jornales, en febrero de 2013 apenas cubre 25. En enero de 2001, con una carga de café se adquirían 150 galones de Acpm y en febrero de 2013 no se llega a 60. En enero de 2001 con una carga de café se compraban 500 kilos de fertilizante; en febrero de 2013 se adquieren menos de 400. Caída de la tasa de cambio entre 2003 y 2013, es decir en una década, 40 %. Valor de la libra de café US$2.89. En 14 meses, 50% menos. Caída de la producción en 20 % en 4 años; se debían recolectar 40 millones de sacos y solo fueron 32 millones. Caída del precio de la carga de millón de pesos a $500.000.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad