Blockbuster vive su propia película

Febrero 22, 2017 - 05:55 p.m. Por:
Francy Elena Chagüendo A. | Redacción de El País
Blockbuster vive su propia película

Para sostenerse en el mercado redujo el precio del alquiler hasta en un 63%.

Cuando las películas se veían todavía en el formato betamax llegó Blockbuster a Colombia. En ese momento (1995) se abrieron grandes tiendas que fueron la novedad entre los amantes del cine y quienes tenían la posibilidad económica de acceder a este servicio de alquiler.El crecimiento de la cadena, de origen americano, no se hizo esperar y Cali llegó a tener tres establecimientos de los más de 23 que se abrieron en el territorio nacional, los cuales fueron evolucionando con la tecnología. Pronto llegaron las películas en VHS, luego en DVD y ahora muchas de ellas se reproducen en blu-ray (disco óptico de nueva generación ).Pero esta misma tecnología, el aumento en la oferta de entretenimiento, la piratería y las condiciones del mercado llevaron a que la organización en el mundo replanteara la estrategia de negocio, pues para algunos no estaba siendo rentable, (el mes pasado Blockbuster en Estados Unidos se acogió a la Ley de quiebra).En el país, según Carlos González, gerente de Video Colombia firma que opera la franquicia, la empresa ha logrado sostenerse y hasta contemplar un plan de expansión moderado, pero esto bajo un nuevo esquema de ajuste al formato de las tiendas en las principales ciudades, pues no todo ha sido “película rosa” para la empresa.El plan incluye empezar a transformar las grandes tiendas, de hasta 500 metros cuadrados que tenían los establecimientos se está pasando a moderados formatos de 80 y 100 metros.En Cali ya arrancó este proceso y el punto de venta de la Avenida Sexta con 24 se redujo considerablemente en espacio. Explicó el directivo que la capital del Valle ha sido una de las ciudades más afectadas por la recesión económica, por lo que se tuvo que cerrar una de las tiendas y hoy solo operan dos.Según Carlos González, la reducción del formato no sólo obedece a la necesidad de disminuir costos de operación como el arrendamiento de los locales, sino que responde al propósito de ofrecer mayor comodidad al consumidor, haciendo sitios más agradables y de fácil acceso. Cómo logran competir Cuando Blockbuster llegó al país alquilaba películas aproximadamente en $5.000. En ese momento competía con negocios en los barrios que ofrecían el producto a un precio menor.Pero hoy la oferta del mercado es más agresiva, en la calle el consumidor encuentra películas a un costo que oscila entre $1.500 y $3.000. El precio máximo de alquiler en Blockbuster es de $7.900, pero dado la dura competencia, promueven paquetes que permiten llevar películas hasta en $2.900. Incluso, en este mes de aniversario el alquiler de baja a $1.000.La empresa ha venido quebrando precios y los directivos consideran que pueden competir con estrategias como la venta de artículos asociados al cine como el juguete de moda, las crispetas, el helado y alianzas cruzadas con otras compañías, pero la verdad en este negocio la dará el tiempo. Aunque la firma argumenta que la calidad y la originalidad son valores que no tienen costo, muchos consumidores no ven la diferencia. “Nuestros clientes son los mismos y los que tienen este ritual de alquilar y ver cine en casa prefieren este producto, así como muchos otros compran películas en la calle, hay mercado para todos”, dijo un empleado de las tiendas en Cali.Para Carlos González, es muy difícil que la cadena pueda competir con la piratería, porque los lanzamientos de películas tienen unos tiempos establecidos que deben seguirse y nunca podrán adelantarse a los estrenos como lo hacen en la calle. Reconoció que sostener la compañía no ha sido fácil, porque los hábitos de consumo de entretenimiento han cambiado y se cuenta con una mayor oferta. Pero aún así ratificó que las tiendas permanecen con la expectativa de crecer con los pequeños formatos, por ahora en Bogotá y Medellín. “Es más este año las ventas se han comportado normales y esperamos crecer en un 2% como mínimo”, aseguró el directivo, quien considera que hay película para rato.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad