Bancos no devuelven inflación a los clientes de sus cuentas de ahorro

Abril 04, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa / La República

Rendimiento en cuentas de ahorro en su mayoría no superan el 1% anual. El pago de cuota de manejo, el bajo rendimiento, comisiones y demás gastos le generan pérdidas a los ahorradores.

Actualmente tener una cuenta de ahorros en un banco en Colombia no es negocio. Al considerar la rentabilidad que se ofrece, las cifras dejan al descubierto una realidad que genera críticas de los usuarios del sistema y de los defensores de clientes, ya que en la mayoría de cuentas de este tipo, los bancos ofrecen un retorno que es inferior a la inflación.Además, las rentabilidades que superan este índice solo están disponibles para clientes que tienen más de $145 millones en promedio ahorrados, lo que agrupa un porcentaje mínimo de usuarios, teniendo en cuenta que según Asobancaria el promedio de las cuentas mantiene un ahorro de $2 millones. Es decir que la mayoría de usuarios del sistema financiero reciben un retorno inferior a 1% anual en sus cuentas de ahorro.De acuerdo con Santiago Perdomo, presidente de Colpatria, la razón por la que esto ocurre es por la competencia que existe en el sector y el mercado de oferta y demanda. “Hay una gran oferta de dinero y liquidez en el mercado y por eso los bancos competimos ofreciendo rentabilidad según los montos. Pero sin duda, es cierto que hay cuentas que ofrecen 0% de retorno " .Mientras tanto, para el representante a la Cámara David Barguil, en Colombia se está dando una situación de abuso. “No puede ocurrir que haya ocasiones en las que se tienen $5 millones en una cuenta y no se de un solo peso de rentabilidad. En este tema vivimos una situación con tarifas abusivas, a la vez que los bancos tienen márgenes de intermediación altísimos. Es preocupante que a la gran mayoría de colombianos le estén dando un rendimiento promedio de 1%” .Un factor adicional que agrava el problema es que, tal y como agregó Barguil, el método para calcular los intereses que recibe el cliente se hace mediante el saldo promedio mensual, por lo que si el moneto exigido para tener una tasa alta no se mantiene durante el mes, la tasa no aplica.Si se tiene en cuenta que la inflación del año pasado fue de 2,44%, la conclusión es que, con tasas de rendimientos tan bajas, los ahorradores están perdiendo plata al tener el dinero ahorrado en los bancos. Así lo explicó el consultor financiero, Ricardo Rodríguez, quien afirmó que en las cuentas de ahorro hay que descontar las cuotas de manejo, comisiones y demás gastos, con lo que, sumado a la inflación, la gente acaba perdiendo dinero. “Al pagar las tasas, los clientes le están haciendo un favor a los bancos”. Esta opinión es compartida por el especialista en banca, Alfredo Barragán. El experto afirma que lo natural sería los bancos, como mínimo, cubrieran el costo que supone al cliente el indicador de precios.Actualmente, los bancos Colpatria, Davivienda y Hsbc, con tasas máximas de 5,3%, 4,25% y 4% respectivamente, son los que ofrecen a sus clientes una mayor rentabilidad en sus productos de cuenta de ahorro. Hay que destacar que la medición se basa en la cifra máxima de cada entidad, que depende del monto ahorrado. Entre más dinero se tiene depositado, mayor es el retorno.Por el otro lado, Citibank, Helm y Banco Agrario son los que resultan menos atractivos para los consumidores, ya que al tener en cuenta el rango máximo de dinero depositado, estos bancos devuelven 0,25%, 0,35% y 1%, respectivamente.Lo cierto es que esta problemática genera desestímulo frente al ahorro en este tipo de productos, ya que no resulta atractivo para los consumidores. La situación está llevando además a que muchos colombianos busquen métodos de inversión más rentablesIneficiencia de los bancos impulsa la baja rentabilidadPara los expertos, el hecho de que los bancos ofrezcan unas tasas tan bajas pone de relevancia la ineficiencia que muestra el sistema financiero local frente a otros países. Como explicó Ricardo Rodríguez, “si se compara el margen de intermeciación de España, que es sobre 7% y el de Colombia, de 21% aproximadamente, se ve la diferencia, esa cifra les da a los bancos de ese país lo necesario para hacer frente a sus pagos, mientras que la cifra local, no”. Un hecho que también puso de manifiesto el representante a la Cámara, David Barguill, al asegurar que el sistema financiero colombiano no es competitivo, en parte afectado por una serie de prácticas monopolísticas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad