Bancolombia y familia Gilinski firman acuerdo y ponen fin a sus diferencias

Bancolombia y familia Gilinski firman acuerdo y ponen fin a sus diferencias

Junio 21, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

El acuerdo de transacción implica la cesación de todas las acciones civiles y comerciales entre las partes y el desistimiento de toda acción civil en los procesos penales, según se dio a conocer oficialmente por los representantes de ambos grupos. Analistas prveén repunte en la acción de la entidad financiera.

Luego de once años de demandas y apelaciones, el conflicto que mantenían Bancolombia y la familia Gilinski parece haber llegado a buen término.Las partes, enfrentadas legalmente desde 1999 cuando los Gilinski denunciaron su insatisfacción con el desarrollo del acuerdo de compraventa que realizó en 1997 con el Grupo Empresarial Antioqueño, informaron de forma conjunta que “acordaron poner fin a las diferencias que han tenido alrededor del proceso de adquisición de la mayoría accionaria del antiguo Banco de Colombia por parte del antiguo Banco Industrial Colombiano”.Tanto el banco, presidido por Jorge Londoño Saldarriaga, como la familia Gilinski, explicaron que el acuerdo de transacción implica la cesación de todas las acciones civiles y comerciales entre las partes y el desistimiento de toda acción civil en los procesos penales.“Los términos del contrato establecen que su celebración no significa un reconocimiento de que haya habido vencedores o vencidos en sus posiciones jurídicas o reclamos ni que renuncien a los principios bajo los que se han planteado, durante estos años, las diferencias legales”, señala el documento.El pleito jurídico entre las partes comenzó en marzo 24 de 1999 cuando la familia Gilinski demandó a los dueños de Bancolombia por la pérdida de valor de sus acciones y les solicitó una indemnización por cien millones de dólares.En 1997 el Sindicato Antioqueño a través del Banco Industrial Colombiano, BIC, compró el Banco de Colombia por US$418 millones. Con la fusión de estas entidades se creó Bancolombia.El Banco de Colombia era controlado entonces por Jaime e Isaac Gilinski, que lo habían comprado al Gobierno colombiano, que se había visto obligado a oficializarlo en 1985. Luego, los Gilinski, al vender el 51% al GEA se habían quedado con una participación minoritaria. Fue en marzo de 1999 cuando denunciaron que el nuevo Bancolombia debía haber reportado cien mil millones de pesos en utilidades.Además de este lío, hubo otro relacionado con un crédito solicitado por Bancolombia por US$53 millones a través del Banco Industrial Colombiano de Panamá. El problema con dicho crédito es que los Gilinski aseguraron que el préstamo lo terminaron pagando los accionistas minoritarios del nuevo Bancolombia, y que además se utilizaron, indebidamente, dineros del público. Para los Gilinski, los accionistas minoritarios del banco no tuvieron conocimiento del crédito del BIC Panamá, ni se reflejó en notas a los estados financieros a diciembre 31 de 1997.Con cada nuevo round en la extensa disputa librada por Bancolombia y la familia Gilinski, la acción de la entidad financiera registró cambios en su cotización, afectada por el nerviosismo que generaban las decisiones legales favoreciendo a una u otra parte.Con este nuevo panorama y luego de que las partes pusieran fin a sus diferencias, los expertos señalan que el papel de Bancolombia en el mercado colombiano podría recibir el impulso que necesita para llegar a los $25.000."Durante los últimos siete meses la acción de Bancolombia ha sido incapaz de cerrar sobre los 23.800 pesos. Hoy puede ser un día clave en que se logre este rompimiento para que la acción busque los $25.000", señaló un informe de la firma comisionista Alianza Valores.En la actualidad la acción de Bancolombia se transa a $23.600 y en lo corrido de 2010 ha registrado un incremento en su precio de 3,4%.Durante la sesión de ayer la agencia calificadora Fitch Ratings informó que subió las calificaciones de deuda para todas las referencias. Adicionalmente mantuvo la perspectiva estable. La calificadora aumentó el lunes todos los ratings en moneda extranjera a ‘BBB-‘ desde ‘BB+’ y en moneda local a ‘F3’ desde ‘B’. De acuerdo con la entidad, se refleja la mejora sostenida de la solvencia del banco y los mejores coeficientes de cobertura y la capacidad de resistencia a la crisis que mostró al mantener una buena calidad de activos, rentabilidad estable y la generación de fuertes ganancias.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad